Inicio / Predicas Cristianas / Cuando el Cristiano da testimonio

Cuando el Cristiano da testimonio

Predicas Cristianas – Predicaciones Cristianas

Hechos 16:9-12; 22-40

¡Que grande demostración de que Dios no hace acepción de personas encontramos en este capitulo! Aquí vemos un desborde de la Gracia de Dios, para que el mundo entienda que Dios anhela un trato especial y personal con todos los hombres, de todos los niveles, rangos, culturas, clases sociales etc. Todos sabemos que lo hermoso de este Dios a quien servimos es su interés en buscar a los perdidos para salvarlos. Porque ellos no saben ni conocen el futuro que les espera si mueren sin Cristo, la condenación en el infierno, pero Dios si sabe. Por eso nos trajo la buena noticia de que en Cristo hay esperanza.

Empieza el capitulo 16 de Hechos haciendo mención de TIMOTEO un joven híbrido (Mezclado, mestizo) que era hijo de una madre judía y de padre griego. (V.1) A este joven, Pablo le presentó el Evangelio y no solamente lo aceptó, sino que dedicó su vida a servir a Dios.

Anuncios

Luego se menciona a LIDIA, la acaudalada mujer de negocios, vendedora de púrpura en la ciudad de Tiatira. (V.15) que cuando abrió su corazón a Cristo, abrió también las puertas de su casa y puso a disposición de los misioneros todas sus pertenencias. Lidia representa la cultura y el refinamiento conquistados por el Evangelio de Jesucristo en todas las culturas a través de la historia.

La tercera clase de personas que el capitulo 16 menciona es LA JOVEN POSEÍDA por un espíritu de adivinación. Ella representa a los hechiceros y espiritistas de aquella época y del día de hoy. Que también son rescatados por la gracia de Dios.

Finalmente la conversión del CARCELERO DE FILIPOS, para probar que Cristo es capaz de transformar los corazones más duros y rebeldes. ¡ESO ES GRACIA!

Todos ellos diferentes el uno del otro, pero todos salvados por el Señor a través de un ministerio misionero encabezado por Pablo. (Bueno pero el propósito no es hablar de ellos, sino de Pablo y Silas en su experiencia a través de este capitulo).

Anuncios

Este era el segundo viaje misionero de Pablo, en el primero lo había acompañado Bernabé, pero se separaron a causa de Juan Marcos su sobrino, quien en aun ciudad llamada Panfilia los abandonó provocando el disgusto de Pablo. Así fue como Bernabé viajó con su sobrino y Pablo escogió a Silas. (Hechos 15:36-41)

Total que emprendieron el viaje y Dios los empezó a dirigir usando toda clase de medios (Visión nocturna del varón Macedonio 16:9-10) hasta que en Filipos a causa de la conversión de la adivina, Pablo y Silas son encarcelados; y allí en la cárcel es donde se desarrolla el drama del que quiero hablar.

V. 25. “Pero a media noche, ORANDO, Pablo y Silas, cantaban himnos al Señor; y los presos los oían” ¡Gracias a Dios por un cántico a media noche! Especialmente en tiempo de dificultad y de Crisis. Cualquiera puede cantar cuando todo va bien, cuando la vida esta llena de alegrías, pero solamente los verdaderos creyentes en Cristo son capaces de alabar a Dios y cantar con alegría en medio de la más cruel persecución o la situación más adversa. Fíjese usted que aunque están heridos por los azotes que les dieron (V. 23) de todas maneras oraban y cantaban con gran alegría a Dios. De eso estamos hablando esta mañana, del testimonio que se da cuando respondemos positivamente a las adversidades y ataques del diablo. (Lo que nosotros llamamos pruebas).

“…Y los presos los oían”(V. 25) Por que son los momentos de conflictos y dificultades las ocasiones en las que el mundo “OBSERVA” a los cristianos para juzgarlos. Para ver si la fe que profesan es real o ficticia. Son los momentos de prueba y desesperación los que las personas observan con atención. A ver si es cierto lo que predicamos, o si lo que predicamos lo vivimos. La gente no se impresiona ante los creyentes que dicen una cosa y hacen otra (Los consideran hipócritas) Aquellos que cantan cuando las cosas van bien, pero ni siquiera un “Gloria a Dios” dicen cuando tienen problemas. Solamente tiemblan como si estuvieran en el frío calabozo Filipos. Es entonces admirable la actitud de aquellos que conocen a su Dios. Que entienden sus planes, y que aceptan la forma como trabaja con ellos. Por que Dios se glorifica en hombres y mujeres que cuando atraviesan por dificultades o enfermedades, actúan como diciendo: “Dios sabe que planes tiene para mí; por lo tanto, todo lo soporto con optimismo y confianza, aunque no lo entiendo; pero lo acepto, por que sé que viene de Dios.

¿Habrá gentes que desean tener el mismo animo y la misma fe que tienes tu? Porque estos son los testimonios que convencen a los incrédulos y los hacen pensar que el Evangelio de verdad vale la pena, que es cosa buena. No los convencen mis canciones, por muy bonito que cante, sino mis acciones. Donde canto y a quien le canto y en que momento. (No fueron las canciones de Pablo y Silas las que movieron al carcelero al arrepentimiento, sino la actitud que ellos asumieron en ese momento).

Anuncios

¿Cuales serian algunas marcas que la gente quiere ver en nosotros y que tenían Pablo y Silas? Son 3 Marcas.

1. SER DIRIGIDOS POR DIOS. (V. 6 y 7) “…Les fue prohibido por el Espíritu Santo…” “…Pero el Espíritu no se los permitió” ¿Quien los dirigía a ellos? Eran varones convencidos no solamente convertidos Para poder ser dirigido por Dios hay que tener sensibilidad, disposición, estar en el canal de Dios, y sometimiento. El propósito de Pablo y Silas era visitar a las iglesias para confirmar la fe de los hermanos y establecer a los que habían creído en el viaje anterior. (Adoctrinar, discipular etc.).

Pero Dios cambió sus planes y tomo la dirección, y en lugar de llegar a Derbe como era el plan, fueron llevados Listra donde se agregó Timoteo, aquel joven que llego a ser el más fiel compañero de Pablo. Había planes de Evangelizar las ciudades del Asia Menor pero Dios tenia otros planes y los movió a Troas (Un puerto) donde permanecieron por un corto tiempo. Allí Pablo recibió la visión del varón Macedonio. (Otra guianza) ¡Dios dirige Hnos.! Una segunda marca que ellos tenían y que la gente busca en nosotros es:

2. SUFRIR POR LA CAUSA DE CRISTO. (V. 23, 24) “Después de haberlos azotado mucho, los echaron en la cárcel… (24) El carcelero los metió en el calabozo de más adentro, y les aseguro los pies en el cepo” Cuando los misioneros llegaron a Macedonia, inmediatamente se dirigieron a Filipos (20 kms. Del puerto). En vista de que en Filipos no había Sinagoga (Lugar donde asistían los judíos a adorar) Pablo no hizo lo que acostumbraba hacer, predicar primero en la sinagoga. Sin embargo para mantenerse fiel a sus principios de predicarles primero a los judíos, fue a buscar el lugar donde se reunían los pocos judíos que había.

Un día sábado descubrió un grupo de mujeres judías que tenían un grupo de oración a orillas de un río, allí se convirtió Lidia; y por su testimonio toda su familia. Allí mismo mientras se dirigían a la oración les salió al encuentro una endemoniada adivina. El diablo les sale al encuentro a los que vienen a la oración. Le sacaron el demonio a aquella muchacha, que era una fuente de ingresos para sus “explotadores” y por eso los golpearon y los encarcelaron. ¡ERAN CRISTIANOS SUFRIDOS! Pero sus sufrimientos eran por la causa del Señor.

Mucha gente sufre, pero no por el Señor, o por la justicia, y San Pedro dice que Dios aprueba el sufrimiento cuando es por hacer lo bueno. “Pues, ¿Qué gloria es si PECANDO sois abofeteados, y lo soportáis? Más si haciendo lo bueno sufrís, y lo soportáis, esto ciertamente es APROBADO POR DIOS” 1 Pedro 2:20; «Más también si alguna cosa padecéis por causa de la justicia, bienaventurados sois, por tanto no os amedrentéis por temor de ellos, ni os conturbéis” 1 Pedro 3:15; «Pero si alguno padece como cristiano, no se avergüence, sino glorifique a Dios por ello” 1 Pedro 4:16

La tercera y última marca que la gente busca en los cristianos es:

3. ANDAR SIEMPRE EN VICTORIA. (V. 25) “Pero a medianoche, orando Pablo y Silas, CANTABAN HIMNOS a Dios y los presos LOS OÍAN” El cristiano victorioso en lugar de dejarse vencer por la oscuridad y las incomodidades de las pruebas (cárcel) y a pesar del dolor físico que se pueda estar experimentando (azotes) Ellos se pusieron a hacer una velada de oración y alabanza. Es con actitudes como esa que uno le demuestra a todo el mundo que no hay nada de que lamentarse, y que al contrario estamos gozosos y satisfechos de estar en la perfecta voluntad de aquel que sabe dar fuerza en la debilidad.

Los demás prisioneros estarían sorprendidos de escuchar alabanzas en la cárcel. Nunca antes habían entrado presos como estos allí. El cristiano victorioso hace la diferencia dondequiera que esté. PRENDE LA CHISPA, encabeza el avivamiento, invoca el mover de Dios. ¡Es un testimonio poderoso el que damos cuando nos mantenemos en victoria frente a las pruebas, para la gente que nos ve y nos oye! Es demostrarle al mundo el amor que sentimos por Dios. ¿Amas a Dios? ¿Que tanto le amas? ¿Es tu amor a Él un testimonio a los demás? ¿Le amas tanto que otros quisieran imitar tu amor, tu fe, tu fidelidad, tu servicio?.

Creo que nos falta: demostrarle al mundo de que estamos hechos los hijos de Dios. Otros no creen en el Evangelio por el raquítico testimonio de fidelidad, compromiso, amor y fe, que estamos dando.

Mucha gente dentro y fuera de la iglesia no nos respeta, por que en los problemas y pruebas no glorificamos a Dios. Es más muchos ni a la iglesia asisten cuando las cosas están mal. Y debe ser al contrario; debemos refugiarnos en Dios.

Recuerda que el verdadero cristiano ALABA, OBEDECE Y SIRVE al Señor sin importarle las circunstancias por las que está atravesando. Y esos testimonios los quiere ver la gente para creer.

Termino con una parte de la oración de Habacuc que dice: “Aunque la higuera no florezca, ni en las vides haya frutos, aunque falte el producto del olivo, y los labrados no den mantenimiento, y las ovejas sean quitadas de la majada, y no haya vacas en los corrales; Con todo, yo me ALEGRARÉ en Jehová, y me GOZARÉ en el Dios de mi salvación” Habacuc 3:17-18.

Acerca José Alfredo Jiménez

También Revise

Abre tus ojos espirituales

Predicas Cristianas... Sus ojos físicos pueden ver todo lo que le rodea en el mundo físico pero no en el campo espiritual; una persona que no puede ver está atada..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *