¡Levántate! Tu destino no es el suelo

¡Qué gran desafío para un hombre que acababa de confesar su completa incapacidad! Para quien estuvo paralizado por 38 años escuchar estas palabras, él podía haber dicho, pero como si aún no he descendido al estanque y mucho menos el ángel ha agitado las aguas, pero eso es lo que el Señor nos está diciendo hoy.

Todas Sus promesas se harán realidad en nuestras vidas, no porque podamos hacerlo nosotros mismos, sino porque Él va a hacer que se cumplan. Pero aún falta algo más luego Jesús le dijo:

«Levántate, toma tu lecho y anda»

Cuando Dios nos levanta, nos sacude el polvo nos exhorta a tomar nuestro lecho y andar. Levantarte puede que nos cueste un poco de trabajo, pero es que para hacerlo necesitamos un apoyo que solo lo podemos encontrar en Dios, con tus fuerzas será imposible, pero con su ayuda lo lograremos.

La parálisis trae consigo traumas en los miembros tanto superior como inferior otro ejemplo de paralitico es Mefiboset hijo de Jonatán, hijo de Saúl, un príncipe, un hombre de ascendencia real cuando él era niño se ve afectado por un accidente y se convierte en inválido la genealogía o la ascendencia no impiden que nos paralicemos, es la relación dinámica con Dios la que te hace permanecer activo Mefiboset el príncipe, heredero del trono, es ahora un hombre avergonzado, colmado de traumas, lleno de frustraciones.

Los traumas de la vida de Mefiboset pueden ser lo de cualquiera que haya experimentado una caída un estancamiento o parálisis.

1. El trauma físico: Este trauma sufrido por Mefiboset le impidió ejercer el cargo de hombre de guerra. Por lo general, todos los príncipes de Israel tenían que ir a la guerra. El enemigo intenta derribarte para que no seas ese soldado dispuesto para el combate.

2. El trauma familiar: Toda su familia fue muerta, cuando ocurría el derrocamiento de un rey era preciso la muerte de toda su descendencia.

3. El trauma emocional del dolor físico y familiar llevando a Mefiboset a un profundo dolor emocional, hasta el punto que se vio como un perro muerto, la peor ofensa que recibía una persona en Israel era cuando se apodaba “perro o cabeza de perro”, 2º Samuel 9:8.

El resultado de un trauma físico y el encontrarse sin familia es llevado a un lugar llamado Lodebar (sin pasto / lugar del olvido / lugar desértico). Una ciudad diseñada para los enfermos, los desamparados, los leprosos, los ciegos, los paralíticos.

Conclusión

Cuando estábamos en el mundo nos encontrábamos en este lugar del olvido, despreciados por todos, humillados y en las manos del enemigo. Pero que bueno que el Rey nos mandó a llamar.

La restauración comienza en Jerusalén, Mefiboset fue traído desde el lugar del olvido a Jerusalén. Del lugar del olvido a la mesa del Rey todo cuanto había sido quitado le fue devuelto por el Rey.

Si en esta noche así como el paralitico de Bethesda o Mefiboset haz experimentado algún estancamiento y vez como tus miembros sufren alguna parálisis, te exhorto a que pongas la mirada en el Rey de reyes y Señor de señores.

Todo cuanto el enemigo te quito en tu caída el Rey está dispuesto a darte solo levante y anda. Tu verdadero destino no es permanecer tirado en el suelo, Dios tiene reservado para ti un lugar especial en el cielo.

La carrera aun comienza, solo levántate y anda.

Dios te bendiga.

© Osmany Ramóm Morales Aguila.  Todos los derechos reservados.

Central de Sermones.. Predicas Cristianas

Acerca Osmany Ramón Morales Aguila

También Revise

Predicas Cristianas.. Mirando el buen orden

Mirando el buen orden

Predicas Cristianas. El buen orden y la firmeza espiritual de una iglesia, de un creyente, es el resultado de la manera cómo andamos en el Señor. La enseñanza..

3 Comentarios

  1. Jaime mestra Santamaría

    Dios les bendiga. Que buenos estudios cada día quiero aprender mas

  2. Que bendición oir este mensaje, viene a motivarnos.

  3. Que precioso mensaje,
    Dios los bendiga

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *