Mirando el buen orden

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas Texto Bíblico: Colosenses 2:6–7

Prédica de Hoy: Mirando el buen orden

MINRANDO EL BUEN ORDEN – INTRODUCCIÓN

Como ya hemos hablado, Pablo no fundó la iglesia a los Colosenses, pero por ninguna otra sintió tanto amor y devoción como el que tuvo por esta iglesia. Al pensar en ellos nos dice que tuvo una gran lucha por los que no habían visto su rostro. ¿Y cómo puede tener tanta preocupación por alguien a quien no conoce ni tampoco se ha visto?

Bueno, la única manera que esto sea posible es por el amor que despierta en el corazón de un hombre de Dios la vida de los ya salvados que pudieran estar en peligro de ser afectados en su fe. Cuando uno lee los siguientes versículos del presente capítulo pronto descubre que la iglesia de Colosa gozaba de buena salud. El evangelio era muy amado y reverenciado.

Los frutos que estaban dando eran evidentes en su estilo de vida. La fe que profesaban era sana y el amor fraternal entre ellos era práctico y les distinguía. Y su estilo de vida cristiana era tal que Pablo, aunque no estaba presente, elogia a esta iglesia de una manera que no lo hace con otra.

Estas son las palabras que dejan ver su admiración por ellos: “Porque aunque estoy ausente en cuerpo, no obstante en espíritu estoy con vosotros, gozándome y mirando vuestro buen orden y la firmeza de vuestra fe en Cristo” (vers. 5). Entonces la pregunta es ¿que agobiaba al apóstol Pablo cuando oraba y pensaba en ellos?

Bueno mis hermanos, las mismas angustias que tiene un pastor por su iglesia, tales como: Hermanos indiferentes, hermanos débiles en la fe, hermanos extraviados doctrinalmente, hermanos enfermos físicamente y enfermos del alma.

Y, sobre todo, hermanos que aman más al mundo, junto con los deseos de la carne. Esto constituye una lucha para los que pastorean las ovejas, de allí la importancia del presente mensaje. La pregunta para responder hoy será qué hace a una iglesia ser elogiada por su buen orden y su firmeza en el Señor. Conozcamos su secreto.

I. EL BUEN ORDER – LA MANERA COMO HEMOS SIDO ENSEÑADOS

1. La enseñanza bíblica determina la solidez cristiana (vers. 7)

No sabemos cuántos maestros tuvieron los hermanos colosenses, pero ellos fueron debidamente preparados para ser elogiados de la manera como Pablo lo hace. Por supuesto que entre sus maestros estuvo Epafras, quien al parecer fue su pastor fundador. Él, junto con otros se encargaron de establecer una enseñanza sólida con la que fueron formados.

Los temas a los que Pablo hace alusión hicieron de ellos una iglesia bíblicamente bien establecida. La meta de alcanzar las riquezas del pleno entendimiento, así como conocer el misterio del Dios y Padre de Jesucristo, formaban parte de la palabra enseñada. El asunto es que no hay límites al conocimiento cuando somos bien instruidos en la palabra.

La ignorancia bíblica nos hace débiles en la fe, indefensos ante los ataques del enemigo y nos paraliza en el crecimiento cristiano. Lo anterior se cumple en las palabras de Pablo cuando dijo: “de la manera que habéis recibido al Señor… andad en el él”.

La vida cristiana se trata de andar. Esto habla de una actividad permanente, de no pararse en seguir a Cristo. De Enoc se dice que caminó con Dios y era tal su intimidad que fue llevado al cielo sin pasar por el proceso de la muerte.

2. La enseñanza correcta evita la confusión doctrinal (verss. 4, 8)

Los creyentes colosenses habían sido bien instruidos en la palabra, pero una amenaza seria quería cambiar la fe que ellos depositaron en Cristo. ¿Qué oyó Pablo que lo puso en alerta al escribir este texto?

Al parecer ya era notoria “la herejía colosense”. Por lo tanto, Pablo reconoce que había muchos lobos que estaban disfrazados de ovejas, hombres reprobados que procuraba desviar a los creyentes por medio de falsos argumentos.

Bueno, el asunto es que el mal es poderoso. Era un hecho inminente que los hermanos colosenses estaban en peligro de ser engañados, atraídos por algún error con los que falsos maestros entrarían encubiertamente entre ellos, pero que ahora Pablo les pone en advertencia. Y mencionamos esto porque la vida cristiana puede ser destruida, si no por el pecado, si por una falsa doctrina.

Acerca Julio Ruiz

Pastor en Virginia en los Estados Unidos, con 42 años de experiencia de los cuales 22 los dedicó en Venezuela, su país de origen. Otros 9 años los dedicó a pastorear en Vancouver, Canadá y los últimos 9 años en Columbia Baptist Church en su ministerio hispano, donde estuvo hasta agosto del (2015). A partir de octubre del mismo año (2015) comenzó una nueva obra que llegó a constituirse en iglesia el 22 de mayo de 2016 bajo el nombre de Iglesia Bautista Ambiente de Gracia en la ciudad de Burke, Virginia. El pastor Julio es Licenciado en Teología y ha estudiado algunas cursos para su maestría en Canadá. Además de haber sido presidente de la convención bautista venezolana en tres ocasiones, también fue profesor del seminario teológico bautista. El pastor Julio por espacio de unos 18 años publica sus sermones y artículos por estos medios. Es casado con Carmen Almera Ruiz y tiene tres hijas y una nieta: Laura, Oly, Sara e Isabella. Si usted quiere comunicarse con el pastor Julio, llámelo al (571) 251-6590.

También Revise

Persuadidos de cosas mejores

Persuadidos de cosas mejores

Predicaciones Cristianas. Si estoy persuadido de cosas mejores, viviré para el Espíritu y no para la carne, porque vivir para el Espíritu es paz; vivir para la

2 Comentarios

  1. Le doy la razón , como Iglesia muchos nos hemos preocupados por cosas que no son importantes como luchar por un bien inmueble, autos, lujos entre otros y he descuidado mi relación con mi creador por los afanes de la vida, algo que me impacto es todo lo que está sucediendo y que Dios lo permite, la pandemia el retorno del MÁS a mi país Bolivia, le pregunté en qué fallamos y siento que no es suficiente orar repetir sin tener un corazón verdaderamente quebrantado, creyéndole a pesar de lo que pase, él actúa a su manera y no a la nuestra, me costo y me cuesta esa verdad, quiero volver a mi primer amor

  2. El señor Jesucristo les bendiga estoy haciendo el estudio sobre el diezmo en nuestro tiempo y todas las iglesias predican sobre el diezmo, entonces ¿donde está la iglesia verdadera? ¿Puede una persona después de saber este engaño seguir congregándose en la misma iglesia?

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.