La mente de Cristo

Predicas Cristianas

Prédica de Hoy: La mente de Cristo

Predicas Cristianas Texto Bíblico:Porque ¿quién conoció la mente del Señor? ¿Quién le instruirá? Mas nosotros tenemos la mente de Cristo.” (1ª Corintios 2:16)

Introducción

El verso al cual le dimos lectura, es una referencia directa que está haciendo el apóstol Pablo a Isaías 40:13 que dice “quién enseñó al Espíritu de Jehová, o le aconsejó ensenándole”.

Para poder entender lo que Pablo nos está diciendo en 1ª Corintios 2:16, es importante que consideremos el contexto en el cual él lo dice.  En 1ª Corintios capítulos 1 y 2 Pablo está haciendo un contraste entre el hombre natural y el hombre espiritual.

Él dice que el hombre natural opera en la sabiduría del mundo, mientras que los hijos de Dios tenemos la mente de Cristo.  Noten bien el desarrollo de cómo es que él llega a esa declaración de que nosotros tenemos la mente de Cristo.

La mente de Cristo opera en la sabiduría de Dios

Él dice que esta mente de Cristo opera en la sabiduría de Dios., y él dice que esa sabiduría había estado oculta en los tiempos pasados, dice eso en el verso 7 del capítulo 2, y también él nos indica allí que esto de la sabiduría de Dios que había estado oculta, y que fue considerada un misterio, solamente puede ser entendida por aquellos que tienen el Espíritu de Dios.

Él dice que el hombre natural no puede ni siquiera entender, no puede percibir las cosas que son del Espíritu porque para él son locura.  Y tampoco las puede entender porque necesita algo que el hombre natural no tiene, y que él le llama “discernimiento espiritual”, y él dice que hay que discernirlas espiritualmente.

Ahora él dice allí que nosotros ya tenemos, no es que vamos a tener, o que ya tuvimos, sino que tenemos.  Esa palabra es importante, porque esa palabra viene de una palabra griega que se conoce como “eco”, y en su raíz etimológica significa “tienes la habilidad”.  Es equivalente a decir: “tú tienes el recurso para hacerlo”.  “Tú puedes”.

Pero ¿a quiénes les está hablando?  

A los que tienen el Espíritu de Dios.  A los que tienen la mente de Cristo.  Él les está diciendo: ustedes corintios pueden, ustedes tienen el recurso, a ustedes ya se les ha dado lo que se requiere para poder entender la sabiduría de Dios, que no es otra cosa que el Espíritu de Dios mismo que ha venido a hacer residencia en ustedes, y eso a ustedes le da ahora la capacidad, la facultad, de poder entender las cosas espirituales.

La frase que él utiliza para poder decirnos que nosotros podemos, es tenemos la mente de Cristo.  La otra palabra que compone esa frase, es importante también: la mente.

La palabra en el griego es la palabra Know, y esa palabra se define como el asiento de la conciencia reflexiva, y esa conciencia reflexiva es en realidad lo que compone la reflexión de entendimiento que nos da la capacidad a nosotros humanamente de poder sentir, juzgar y determinar cosas, en otras palabras, nosotros a diferencia de cualquier otro ser viviente tenemos la capacidad de poder sentir, de poder discernir, de poder juzgar y de poder determinar.

En la Biblia, la palabra mente se usa de diferentes maneras, por ejemplo se usa para describir la facultad intelectual o la capacidad que una persona tiene para entender cosas, para crear criterios, no todos tenemos la misma capacidad mental, porque no todos tenemos en muchas ocasiones esa facultad de poder entender cosas complejas.

De ahí es donde viene la educación, de ahí viene a lo que yo he sido expuesto, de ahí es de donde vienen ciertas capacidades que unos tienen un poquito más adiestradas que otros, pero todos tenemos la facultad de entendimiento.

También se define como la facultad de percibir las cosas divinas, de reconocer lo que es bueno, y a la misma vez odiar lo que es malo.  Eso sucede en la mente, la capacidad de poder decidir, de poder comprender las cosas que son buenas y las cosas que son malas.

También  se usa para poder considerar y juzgar con calma, con sobriedad y con imparcialidad.  Lo que Pablo a Timoteo le dice y le llama “dominio propio”.  Tiene la mente disciplinada al punto de que cuando se encuentra con una situación que a cualquier otro lo puede sacar de su posición, ahí esta persona que tiene dominio propio, esto le da la facultad de tomar decisiones sin estar alterado.

Eso sucede en la mente, eso sucede en ese aspecto de nuestro intelecto y razonamiento.

También se usa para describir un modo particular de pensar y de juzgar, es decir pensamientos, sentimientos, propósitos y deseos.  Esto es poderoso, por eso es importante entender la palabra mente en su contexto original, porque lo que Pablo les está diciendo a los corintios, que eran mayormente una congregación de griegos, por lo tanto estas personas en cuanto a la mente eran eruditos.

Ellos eran amantes de la sabiduría antes de venir a Cristo, amantes de la sabiduría griega, de los padres de la filosofía, ellos estaban envueltos de lo que Pablo le llama la sabiduría del mundo, por lo tanto él les está escribiendo a una congregación que en su mayoría eran griegos, y él les está diciendo allí que ahora ellos tenían el Espíritu de Dios, que es el equivalente a tener la mente de Cristo, son sinónimos.

No podemos tener la mente de Cristo si no tenemos el Espíritu de Dios.

No podemos tener el Espíritu de Dios y no tener la mente de Cristo, porque estos son sinónimos que se utilizan para intercambiar diferentes expresiones en la Escrituras basados en lo que el autor quería decir.

Él les está diciendo: ustedes ya tienen el Espíritu de Dios, como consecuencia ustedes tienen la mente de Cristo, y eso indica que ustedes han recibido una nueva capacidad para poder juzgar, percibir y reconocer las cosas que pertenecen a Dios.

Note bien, ustedes ya tienen esa capacidad, pero no es porque ustedes saben mucha filosofía, no es porque ustedes hayan sido educados superiormente, no es porque ustedes tienen un intelecto desarrollado más que cualquier otro, ustedes pueden discernir las cosas que pertenecen a Dios por una sola cosa, y es que ustedes tienen el Espíritu de Dios, tienen la mente de Cristo para que puedan discernir las cosas espirituales.

Acerca Pastor Hinojosa

Desde 1978 sirvo al Señor. Le conocí en la hermosa ciudad de Valparaíso - Chile. EL me ha dado la oportunidad de predicar su Palabra en Argentina, México, Estados Unidos y Chile. Actualmente soy profesor de Teología, Homilética y Hermenéutica en el Centro de Estudios Teológicos de Las Asambleas de Dios en Viña del Mar - Chile. PHONE: +56-9 9719 0417 MAIL: ghinojosas@gmail.com https://youtube.com/c/GuillermoHinojosa19551124

También Revise

Una respuesta a la religiosidad

Una respuesta a la religiosidad

Predicas Cristianas.. Esta es la tercera semana que estamos viendo el encuentro con el choque de Jesús con religiosos. La religiosidad no nos conduce a Dios..

2 Comentarios

  1. LUIS ANTONIO ROSALES VILLEDA

    Dios le siga usando Pastor sus sermones son muy edificantes.
    saludos
    desde Mexicali baja california Mexico.

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.