Llevando la Cruz

Predicas Cristianas

Prédica de Hoy: Llevando la Cruz

Introducción

Creo que todas, o la mayoría de la gente, ha escuchado la frase de que cada uno debe llevar su cruz. Pero, ¿de dónde viene esto y por qué es tan importante hablar de la Cruz?

Hay un relato en el libro de Mateo que nos da esta dirección: Mateo 16: 21-27

Algo que aprendemos del Señor Jesús es que nunca endulzó, ni minimizó el mensaje de la Cruz.

Los discípulos

Bueno, antes de que escucharan acerca de la palabra de la cruz, los discípulos ya habían caminado durante mucho tiempo con el Señor y lo vieron predicar, sanar, expulsar demonios y realizar toda clase de milagros.

Había ministrado en Galilea por un tiempo y luego decidió ir al norte, a las aldeas alrededor de la ciudad de Cesárea de Filipo.

Mientras estaban allí, Jesús preguntó a sus discípulos quién decía la gente que era. Sus respuestas variaron: Juan el Bautista regresó, Elías, Jeremías o uno de los otros profetas que regresaron a la vida.

Entonces Jesús les dijo directamente: «Pero ustedes, continuó, ¿quién dicen que soy yo?» (Mateo 16:15).

Pedro respondió: «Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente» (Mateo 16:16).

Pedro fue bendecido porque el Padre le había revelado esta verdad, y Jesús prometió edificar su iglesia sobre esa verdad y le dará a Pedro las llaves del reino.

Conversación incómoda pero necesaria

A partir de entonces, Jesús inició una conversación muy incómoda pero muy necesaria. Comenzó a enseñarles que debía ir a Jerusalén y que sufriría muchas cosas y que lo matarían. Pero al tercer día, resucitaría.

Y a Pedro no le gustó hasta el punto de decir: «Ten compasión de ti, Señor; de ninguna manera te sucederá.» (Mateo 16:22)

No hace mucho, el Padre había revelado a Cristo, su hijo, a los discípulos. Ahora, Cristo revela la iglesia, que sería edificada por la obra de la cruz. A partir de ese momento, el Señor comenzó a revelar la cruz a sus discípulos y Pedro, el mismo que había sido bendecido por la revelación, acababa de reprobar la obra de la cruz.

Entienda, cuando Pedro confesó que el Señor era Cristo, todavía estaba influenciado por los conceptos antiguos del pueblo judío. Para ellos el Cristo siempre sería el Mesías glorioso que los liberaría del yugo de los romanos.

¿Cristo sin cruz?

Un Cristo sin cruz, porque para ellos estas dos cosas, Cristo y la cruz, no coinciden.

La intención de Pedro era buena, quería ser bondadoso con su Maestro, pero el Señor lo reprendió porque incluso tenían razón cuando entendieron que Cristo significa gloria, poder y reino.

Acerca Luis Andre Rocha

Discípulo de Jesus. https://luisandre109.blogspot.com https://www.facebook.com/luisandre.rocha

También Revise

La Grandeza en el Reino de Dios

La Grandeza en el Reino de Dios

Predicas Cristianas Escritas.. La Biblia no oculta la realidad de dos reinos coexistentes. A uno se llama el reino de Dios, y al otro, el reino del mundo, o...

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.