Ven y mira; ¡Ve y cuéntalo!

Predicas Cristianas

Prédica de Hoy: Ven y mira; ¡Ve y cuéntalo!

Predicas Cristianas Texto Bíblico: Mateo 28:1-10

Introducción

Hablemos un poco sobre la resurrección de Cristo. Cómo fue y qué significa para todos nosotros. Por favor, siga lo que dice la Biblia.

Entendamos:

  • No iban a ver si resucitaba, aunque dijo que resucitaría.
  • No, «María Magdalena y la otra María», como las identifica Mateo, venían «a ver el sepulcro».

Relatos del Evangelio

Marcos y Lucas nos dicen en sus relatos del Evangelio que las dos Marías se iban a asegurar de que Jesús hubiera recibido un entierro adecuado y decente. Sabían que José de Arimatea le había pedido a Pilato su cuerpo para enterrarlo en su tumba (Mateo 27:60). Pero no sabían si había tenido tiempo de preparar adecuadamente el cuerpo, ungiéndolo con aceites perfumados y rociando especias sobre él para enmascarar el olor a «muerto».

Además, debemos saber que ninguno de los doce discípulos estaba en la cruz cuando fue crucificado, excepto, quizás, Juan (Juan 19: 26-27).

Pero Mateo nos dice que muchas mujeres habían seguido a Jesús desde Galilea y estaban mirando desde la distancia, pero estaban allí.

«María Magdalena y la otra María» estaban entre ellos (Mateo 27:55-56). Y lo vieron morir. Estas mujeres no solo vieron a Jesús morir en la cruz, también vieron cuando su cuerpo fue removido de allí. Y cuando José enterró a Jesús, estas dos mujeres estaban allí «sentadas frente al sepulcro», observando todo lo que sucedía. (Mateo 27:57-61).

La tumba

El domingo, estas mujeres fueron a la tumba. ¡Y lo que encontraron fue lo último que esperaban en el mundo! Cuando llegaron a la tumba, hubo un gran terremoto. Un ángel del Señor, cuya apariencia era tan brillante como un relámpago y su ropa tan blanca como la nieve, descendió del cielo, hizo rodar la piedra de la entrada y se sentó encima de ella.

Las mujeres también estaban aterrorizadas. Pero el ángel les habló y les dijo: «No temáis vosotras; porque yo sé que buscáis a Jesús, el que fue crucificado. No está aquí, pues ha resucitado, como dijo. Venid, ved el lugar donde fue puesto el Señor.» (Mateo 28:5-6).

¿Te imaginas lo que debió haber sido para ellas? Puede imaginarse esa mañana, el tercer día después de verlo morir de primera mano en la cruz, escuchar al ángel decir: “Ha resucitado, como dijo. Ven, mira el lugar donde yacía el Señor ”?

Pero el ángel no se detuvo allí. Continuó diciéndoles: “E id pronto y decid a sus discípulos que ha resucitado de los muertos, y he aquí va delante de vosotros a Galilea; allí le veréis. He aquí, os lo he dicho.» (Mateo 28:7).

Y salieron del sepulcro con una extraña mezcla de temor y gran gozo y corrieron a contar la noticia a sus discípulos.

Y mientras iban, de repente, Jesús las encontró en el camino y las saludó. Y luego les dijo: «No temáis; id, dad las nuevas a mis hermanos, para que vayan a Galilea, y allí me verán.» (Mateo 28:10).

Ven y mira; ¡Ve y cuéntalo!

Cuando las mujeres experimentaron la realidad de la resurrección de Jesús, ¡tuvieron que contárselo a otras personas!

Acerca Luis Andre Rocha

Discípulo de Jesus. https://luisandre109.blogspot.com https://www.facebook.com/luisandre.rocha

También Revise

La Grandeza en el Reino de Dios

La Grandeza en el Reino de Dios

Predicas Cristianas Escritas.. La Biblia no oculta la realidad de dos reinos coexistentes. A uno se llama el reino de Dios, y al otro, el reino del mundo, o...

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.