Dios cumple su promesa

Predicas Cristianas

Prédica de Hoy: Pentecostés – Dios cumple su promesa

Predicas Cristianas Texto Bíblico: «Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.» Romanos 8:37

Introducción

En la palabra de Dios existe una infinidad de hechos que han sido profetizados con anterioridad por lo que su cumplimiento viene a ser la veracidad del mismo, pues Dios lo que promete lo cumple como estamos acostumbrados a que suceda.

Por lo tanto, el nacimiento de Jesús fue profetizado y se cumplió como estaba anticipado. Su vida, Su muerte y resurrección fue cumplida como Él mismo prometió.

Pero en esta mañana te quiero llevar a un hecho que aconteció, y como todos los anteriores también fue proclamado su cumplimiento con mucha anterioridad

¿Cuál hecho es este? Es el día de pentecostés. Pero para ello comenzare explicándote porque este día y qué significado tiene el mismo.

Recordemos que Jesucristo murió en el día de la Pascua. Después de su resurrección, ministró en la tierra por 40 días. Entonces los 120 esperaron en el aposento alto cerca de 10 días, hasta el día de Pentecostés.

Significado del día Pentecostés

La palabra Pentecostés significa “50”, y era la fiesta de la cosecha que se efectuaba 50 días después de la Pascua. En el Antiguo Testamento, Pentecostés fue llamado también la Fiesta de las Semanas (Éxodo 34:22).

Nótese que era una semana de semanas. Es decir, 7 semanas, entre la Pascua y el Pentecostés. En el día 50 después de la Pascua ellos mecían la primera gavilla de grano y dos panes a Jehová.

«Y contaréis desde el día que sigue al día de reposo, desde el día en que ofrecisteis la gavilla de la ofrenda mecida; siete semanas cumplidas serán. Hasta el día siguiente del séptimo día de reposo contaréis cincuenta días; entonces ofreceréis el nuevo grano a Jehová. De vuestras habitaciones traeréis dos panes para ofrenda mecida, que serán de dos décimas de efa de flor de harina, cocidos con levadura, como primicias para Jehová.» (Levítico 23:15-17).

En este día se celebraba la fiesta Pentecostés por la cosecha

Era un evento de gran alegría, pues el pueblo en parte vivía de lo que era capaz de cosechar. Pero te preguntaras ¿por qué este mismo día de Pentecostés se celebra el derramamiento del Espíritu Santo? Como estaba establecido era necesario que Jesús ascendiera al Padre pero nos dejó una gran promesa.

«Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre: el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros. No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros.» Juan 14:16-18

Jesús estaba hablando del hecho que marcaría un antes y un después para la iglesia, sería con el día de Pentecostés el surgimiento de la iglesia. Al igual que este día se celebraba la fiesta por el inicio de la cosecha, con el derramamiento del Espíritu Santo, se inicia el avivamiento de la iglesia. El día Pentecostés inicio el fuego del Espíritu Santo.

Antes del día Pentecostés, se hablaba de un grupo de discípulos reunidos en gran fervor y oración esperando la promesa. Después que fueron llenos del Espíritu Santo nadie los podía detener. Predicaban la palabra con denuedo, hacían prodigios y milagros. Oraban por los enfermos y sanaban, imponían las manos y recibían el preciado regalo del Espíritu Santo.

Pentecostés – El preciado regalo del Espíritu Santo

Los discípulos estaban en el Aposento Alto con gran fervor, en oración, perseverando en la palabra. Pero lo más importante juntos y unánimes en un solo sentir esperando el cumplimiento de la promesa. Ellos no sabían cómo sería, solo esperaban el preciado regalo. En este grupo se manifestaban dos cualidades la obediencia y el anhelo por obtener la promesa.

Narra la escritura que de repente fue un viento recio y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y hablaban en diversas lenguas las maravillas de Dios. Nada ni nadie los podía detener. En la primera predica se convirtieron tres mil personas, y en la segunda cinco mil (Hechos 2:41; 4:4).

Entonces era necesario que la iglesia recibiese este regalo, pues más que eso era la dotación de poder que tanto necesitaba. Por otra parte, como te decía anteriormente, todo regalo se recibe cuando lo pedimos y somos obedientes. Jesús les dijo: perseveren en oración y esperen el regalo.

Muchas personas presenciaron a Jesús resucitado, pero no todos recibieron el regalo. Solo cerca de 120 lo recibieron; aquellos que estaban orando con fervor. En nuestros días sucede igual, solo unos pocos realmente anhelan este regalo de Dios. Solo unos pocos perseveran en oración para recibir esta dotación de poder.

Acerca Osmany Ramón Morales Aguila

También Revise

Un alma vale mas que un techo roto

Un alma vale más que un techo roto

Predicas Cristianas; la actuación de estos hombres nos muestra cómo debiera darse la tarea en la evangelización. Ellos nos revelan que si no hay compasión no..

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.