Inicio / Predicas Cristianas / Como educar a un hijo

Como educar a un hijo

Texto Biblico: Jeremías 27

El uso de reglas y castigos es fundamental cuando su hijo/a está entrando en la primera fase de la adolescencia. Las reglas, las recompensas y los castigos pueden cambiar a medida que su hijo preadolescente o adolescente necesita y desea crecer.

Las recompensas pueden utilizarse para animar a su hijo/a a seguir las reglas familiares y a comportarse adecuadamente; los castigos deben usarse cuando su hijo/a no respeta una regla y se comporta mal.

Anuncios

La recompensa o el castigo deben concordar con el comportamiento. Pegarle y gritarle a su hijo/a preadolescente o adolescente no son formas eficaces de disciplina o comunicación. Así le enseñará que la violencia y los gritos son respuestas adecuadas al enojo o la frustración.

Yugo es un trozo de madera que sirve para unir a dos animales por el cuello con el fin de hacerlos trabajar juntos.

Yugo significa esclavitud, enlazamiento, unión.

Dios nos habla de no unirnos en yugo desigual. 2 Corintios 6: 14 “No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas?” Pero también nos invita a que aceptemos su yugo. Mateo 11: 29- 30 “Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; 11:30 porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.”

Anuncios

A Dios no le gusta castigarnos, pero si permite que vivamos nuestras propias consecuencias. El pueblo de Dios le había fallado y merecía ser corregido o educado.

COMO EDUCAR A UN HIJO:

1. HABLAR CON EL HIJO:

Dios lo intento muchas veces. Jeremías 22: 21 “Te he hablado en tus prosperidades, mas dijiste: No oiré. Este fue tu camino desde tu juventud, que nunca oíste mi voz. ” Antes de pensar en castigar a tu hijo sería bueno que también intentes hablar con él

2. PÉRDIDA DE PRIVILEGIOS:

Anuncios

Un privilegio es un derecho concedido por un padre. Los privilegios concedidos a un hijo pueden consistir en volver a casa más tarde, usar la televisión o el internet, o ir a una reunión de amigos sin que alguien los acompañe para cuidarlos. Si su hijo/a abusa del privilegio, debe perderlo por un tiempo. La pérdida del privilegio debe concordar con el abuso que se hizo del mismo.

El pueblo de Dios vivía de manera muy cómoda y el los desacomodo, los entrego a cautiverio. 27: 2 “Jehová me ha dicho así: Hazte coyundas y yugos, y ponlos sobre tu cuello;” y los obligó a servir. V 7 “Y todas las naciones le servirán a él, a su hijo, y al hijo de su hijo, hasta que venga también el tiempo de su misma tierra, y la reduzcan a servidumbre muchas naciones y grandes reyes.”

3. RESTITUCIÓN:

La restitución significa que su hijo/a debe “pagar” o cumplir con un castigo lógico por haberse comportado de una manera determinada. El propósito de la restitución es reparar un mal, ya que se le da a su hijo/a la oportunidad de corregir su error.

Por ejemplo, su hijo/a dañó la casa cuando estaba con sus amigos. La restitución sería exigirle a su hijo/a que se gane el dinero para pagar los gastos que implica reparar el daño. Puede ganarse el dinero trabajando al salir de la escuela, trabajando en la casa, cuidando a sus hermanos o haciendo tareas adicionales hasta que el trabajo equipare el costo del daño. Este tipo de castigo no sólo le da a su hijo/a la oportunidad de redimirse, sino que también es una respuesta directa a su comportamiento. Así su hijo/a podrá ver cómo el castigo se corresponde con sus actos.

La única forma que el pueblo de Dios tenía para ganarse su propia vida era trabajando. 27: 12 “Hablé también a Sedequías rey de Judá conforme a todas estas palabras, diciendo: Someted vuestros cuellos al yugo del rey de Babilonia, y servidle a él y a su pueblo, y vivid.”

4. RECOMPENSA:

El objetivo del castigo debe ser darle a su hijo/a una lección de vida importante y establecer un orden, pero no debe ser una forma constante de educación. Después del castigo o cuando hace algo bueno también es necesario motivarlo, hacerle ver que su obediencia también trae beneficios. Dios lo hacía con su pueblo. 27: 11 “Mas a la nación que sometiere su cuello al yugo del rey de Babilonia y le sirviere, la dejaré en su tierra, dice Jehová, y la labrará y morará en ella.”

Conclusión:

Señala con amor los errores de tu hijo, aprecia sus virtudes, incentiva el bien y valoriza sus buenas acciones.

Preparar a un hijo para la vida no es satisfacer todas sus voluntades y todos sus caprichos, en ocasiones es necesario utilizar la vara. Proverbios 23: 13-14 “No rehúses corregir al muchacho; porque si lo castigas con vara, no morirá, Lo castigarás con vara, Y librarás su alma del Seol”

Acerca Pastor: Jose Luis Dejoy Solarte

Pastor de la Iglesia Soldados de Jesucristo.

Revise también

Predicas Cristianas... Más allá de lo que ves

Más allá de lo que ves

Predicas Cristianas.. ¿Qué sucede cuando vivimos las circunstancias desde nuestro espíritu? Mares se abren en dos para que pasemos intacto. Una columna de fuego..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *