Inicio / Predicas Cristianas / El fundamento de la sociedad

El fundamento de la sociedad

Predicas Cristianas

Éxodo 20:12

INTRODUCCIÓN

Hemos visto que cada uno de los diez mandamientos que hemos estudiado nos habla de asuntos que tocan nuestras vidas. Los primeros cuatro nos han desafiado en nuestra relación con Dios. Pero con el quinto mandamiento el enfoque cambia. En tanto que los primeros cuatro mandamientos hablan de nuestra relación con Dios, los últimos seis tratan de nuestra relación con las personas.

Anuncios


Por decirlo de alguna manera, los primero cuatro son verticales y los últimos seis son horizontales. El quinto mandamiento es especialmente relevante e importante para nuestro tiempo. Vivimos en un mundo que ha desarrollado una adoración de la juventud.

A lo  que me refiero es que ser joven es visto como la bendición más grande. Se cree que es la juventud donde se encuentra la energía, donde están las ideas y donde descansan los valores más grandes. Parece ser que la juventud es aquello que todo mundo desea tener y retener. Esta adoración de la juventud ha conducido a una serie de repercusiones:

Se le presiona a la gente a jubilarse por su edad y no por un decaimiento en su habilidad. Existe una obsesión por negar los efectos de la edad: cirugía reconstructiva, cualquier número de intentos por combatir la caída del cabello; la coloración del cabello (tanto para hombres como mujeres) para esconder las canas. La gente desea manejar automóviles que se ven juveniles, usar ropa de moda y aun aparentar estar más joven… y todo porque no queremos vernos o sentirnos viejos.

Muchas personas ancianas son enviadas a asilos (que en sí mismos no son malos) donde son olvidados por sus amigos y familiares. Muchas personas en las casas para ancianos nunca son visitados por su familia. Va en aumento el número de suicidios de ancianos que sienten que por su edad ya no son útiles. Va en aumento el robo, homicidios contra la gente anciana. Con mucha frecuencia se les trata como si sus opiniones no importaran.

Cuando se llega a cierta edad (y cambia con la situación) las opiniones ya no parecen tener ninguna importancia y se les trata más como un estorbo que como una persona de valor. Pero qué diferente es la perspectiva bíblica acerca del envejecimiento.

Anuncios


La Biblia nos dice que honremos a aquellos que son mayores y que valoremos la sabiduría que viene con los años. Y ésta es la razón por la que el quinto mandamiento es relevante hoy. Es claro y va directo al grano: “Honrarás a tu padre y a tu madre para que tus días se alarguen sobre la tierra que Jehová tu Dios te da.” (Éxodo 20:12). Creo que hay dos principios básicos que vemos fácilmente. Primero…

I. EL RESPETO HACIA LA AUTORIDAD ES EL FUNDAMENTO DE LA SOCIEDAD

Leamos el razonamiento que viene inmediatamente después del mandamiento y veamos algunos de los beneficios que se prometen: ” para que tus días se alarguen sobre la tierra que Jehová tu Dios te da.” En Deuteronomio 5 vemos una segunda lista de los diez mandamientos. Y en el vers. 16 se nos dice que deberíamos honrar a nuestro padre y a nuestra madre para que vivamos muchos años y para que nos vaya bien en la tierra que Jehová nos da.

El Señor está diciendo que nuestra prosperidad y salud futuras están ancladas en la fortaleza de nuestras relaciones familiares. Si la relación entre padres e hijos se desintegra, el mismo fundamento de la sociedad comienza a cuartearse.

Anuncios


Un pastor nos recuerda por qué los valores familiares son importantes: El oscuro trasfondo de este mandamiento debe encontrarse en el natural rechazo hacia la autoridad. Es por ello que la familia es tan importante en la economía de Dios.

Si a los hijos no se les enseña a respetar a sus padres y se les deja sin castigo cuando desobedecen y deshonran a sus padres, más adelante en su vida se rebelarán en contra de otras formas válidas de autoridad. Si desobedecen a sus padres, desobedecerán las leyes del estado.

Si no respetan a sus padres tampoco respetarán a sus maestros, ni aquellos que poseen una sabiduría fuera de lo común, ni a los gobernantes electos, ni a otros. Si no honran a sus padres, tampoco honrarán a Dios.

Este mandamiento es importante por la salud de nuestra sociedad. Pero es importante ver que este mandamiento no debería ser interpretado de manera muy estrecha. En la sociedad de hoy con tantas famitas fracturadas, los padres se podrían referir a: padres biológicos, padres adoptivos o padrastros El quinto mandamiento tiene una gran relevancia para todas estas personas.

En un sentido u otro, todos ellos son padres y a todos se les ha dado una posición de autoridad de parte de Dios sobre nuestras vidas. Debemos respetarlos y honrarlos debido a su posición. Pero es posible que perdamos de vista que este mandamiento se extiende hasta aquellos que son padres en el sentido figurado: La intención de este mandamiento también está incluyendo otras clases de “padres y madres”.

Los comentaristas han señalado que también existen padres políticos (aquellos que ocupan posiciones seculares de autoridad), padres espirituales (pastores y otros ministros cristianos) y aquellas personas que por su edad o experiencia también son llamados padres. Esto significa que deberíamos considerar a aquellos que Dios ha puesto sobre nosotros y tratarlos con “honor, obediencia y gratitud”.

El respeto a la autoridad (que es una condición para que haya orden) comienza en el hogar. Pero el principio funciona hacia fuera hacia todos aquellos que están en una posición de autoridad. Con toda seguridad la idea puede extenderse hasta incluir a los oficiales de la ley, maestros, jefes, y otras personas.

El honrar a la autoridad no está de moda en la actualidad y esa puede ser la razón por la que estamos viendo los problemas que estamos enfrentando: violencia, inmoralidad e impunidad.

II. PODEMOS HONRAR A LOS PADRES A TRAVÉS DE MUCHAS EXPRESIONES PRÁCTICAS

Anuncios


La palabra usada en hebreo para “honor” es una palabra que significa “pesado” o “añadir peso”. Desde la perspectiva bíblica, a los padres se les ha dado gran peso. Juan Calvino escribió lo siguiente: La esencia de este mandamiento es que debemos considerar a aquellos que el Señor ha puesto sobre nosotros, dándoles honor, gratitud y obediencia. De aquí que cualquier cosa que implique desprecio, ingratitud o desobediencia queda prohibida.

Calvino usa las palabras “honor, gratitud y obediencia.” Miremos de cerca estas ideas. Ya que debemos honrar o “dar peso” a nuestros padres esto significa que sus deseos, sus valores y su sabiduría deberían importarnos también. Tratar a un padre con honor significa en primer lugar que hablamos de él en maneras que los honren.

Acerca Félix D. Ramírez Montalvo

Soy un pastor bautista reformado y profesor de consejería bíblica. Mérida, Yucatán, Mexico

Revise también

Predicas Cristianas.. Sufrimiento en primavera

Sufrimiento en primavera

Predicas Cristianas. la profecía de Isaías mostraba que Jesús, el Cordero de Dios, seria crucificado. Mensaje cristiano para semana santa; la muerte de Cristo..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *