Inicio / Predicas Cristianas / ¡Dejemos de pensar como la langosta!

¡Dejemos de pensar como la langosta!

Predicas Cristianas – Predicaciones Cristianas

“…Y os restituiré los años que comió la oruga, el saltón, el revoltón y la langosta, mi gran ejército que envié contra vosotros…” Joel 2:25

Las langostas son unos insectos invertebrados similares a los grillos pero un poco más grandes.  Estos animales han hecho estragos sobre la faz de la tierra desde hace miles de años.

Las conocemos bíblicamente cuando Jehová le dio autoridad a Moisés para enviar una plaga de langostas a los egipcios cuando el faraón se negó a dejar salir a su pueblo y sucesivamente en varios pasajes de la Biblia, ésta hace referencia.

Anuncios

Pero esto no es una plaga de los años pasados, en este año se han reportado varias plagas de langostas en las regiones de África y Asia.

La organización mundial de las Naciones unidas se ha declarado incapacitada para poder controlar esta plaga puesto que se necesitan más de 50 millones de dólares o más de 640.000 litros de insecticidas para acabar con estas y no tiene los recursos.

Cuando se unen en bandadas, forman nubes estos insectos que han llegado a alcanzar hasta 40 kilómetros de largo y una vez se unen descienden implacablemente sobre la tierra. Los países más afectados últimamente fueron Mauritania, Mali, Senegal, Niger y Chad. La plaga podría alcanzar a Sudán, e incluso afectar a Irán, Pakistán e India. En Mauritania, el 80% de las cosechas han sido destruidas y por lo menos un millón de personas están amenazadas por el hambre.

Las langostas del desierto consumen su propio peso (dos gramos) de alimento al día. La extensión de las nubes de langostas oscila entre menos de un kilómetro cuadrado a cientos de kilómetros cuadrados. Se dice que cada kilómetro cuadrado contiene aproximadamente 50 millones de langostas.

Anuncios

Las nubes de langostas han llegando a desplazarse hasta 3 500 kilómetros mensuales. Una tonelada de langostas (una parte muy reducida de una nube media) consume la misma cantidad de alimento en un día que 10 elefantes, 25 camellos o 2 500 personas.

Conociendo un poco sobre estos insectos devastadores y su acción en el medio ambiente, veamos como muchas personas, inclusive creyentes, llegan a actuar y a pensar como estos seres vivos, cosa que no les permite tener visión y aprovechar todas las bendiciones que Dios a entregado en nuestras manos. De la misma forma, veremos en que ocasiones nosotros terminamos afectados bajo el dominio de hombres con pensamiento de langostas.

Podemos decir que las personas que piensan como langostas, son aquellas que acaban con lo que tienen en sus manos, con lo que hay en las manos de los demás. Son seres que no construyen para el futuro, solamente viven un presente sin importar las consecuencias que puedan suceder.  Cuando hace referencia a que las nubes de langostas pueden llegar a tapar la luz del sol, tipifica el actuar sobre otros, quitándole toda posibilidad de salir adelante.

Pregúntese por un momento: ¿Cuántos sueños le han sido cortados en su vida?

Todo aquel que le quita el sueño a otro, ha llegado a pensar como langosta.

Anuncios

Vamos a ver las langostas desde dos puntos de vista. En primer lugar, cuando han influido sobre nosotros por que Dios lo ha permitido. En segundo lugar, cuando nosotros actuamos como ellas.

Dios permite que actúen hombres con pensamiento de langostas sobre nosotros en los siguientes casos:

1. CUANDO HAY ORGULLO EN EL CORAZÓN.

Éxodo 10:1-7 “1 Jehová dijo a Moisés: Entra a la presencia de Faraón; porque yo he endurecido su corazón, y el corazón de sus siervos, para mostrar entre ellos estas mis señales,…… 3 Entonces vinieron Moisés y Aarón a Faraón, y le dijeron: Jehová el Dios de los hebreos ha dicho así: ¿Hasta cuándo no querrás humillarte delante de mí? Deja ir a mi pueblo, para que me sirva. 4 Y si aún rehúsas dejarlo ir, he aquí que mañana yo traeré sobre tu territorio la langosta, 5 la cual cubrirá la faz de la tierra, de modo que no pueda verse la tierra; y ella comerá lo que escapó, lo que os quedó del granizo; comerá asimismo todo árbol que os fructifica en el campo. 6 Y llenará tus casas, y las casas de todos tus siervos, y las casas de todos los egipcios, cual nunca vieron tus padres ni tus abuelos, desde que ellos fueron sobre la tierra hasta hoy. Y se volvió y salió de delante de Faraón”

Faraón tenía oprimido al pueblo y por orgullo no los dejaba ir, según la voluntad de Jehová. Las palabras específicas de la boca de Moisés y Aarón fueron: v. 3: Hasta cuando no querrás humillarte delante de mi?

En cuantas oportunidades Dios te ha demandado que te humilles.  Quizás a pedir perdón, para restaurar, para dar el primer lugar a otro.

Las consecuencias de la falta de perdón se reflejan en enfermedades y ruina. Cuando tú no perdonas, llegan langosta que te roban, que te quedan debiendo, que no te pagan el salario a tiempo, que te pagan menos de lo que vale tu trabajo.

Cuando tú no reconoces el lugar y la autoridad de otros y tratas de imponer la tuya, llegan langostas que te pisotean, dañan tu dignidad.

Cuando tú no restauras, llegan langostas que hablan en público tu verdad y desnudan tu corazón. ¡Mírenlo y es cristiano y mire ni le habla a la familia!, ¡mírenlo es cristiano y miren como le dejó el ojo a la esposa.!

Iglesia por el contrario, un corazón humilde que alcanza el perdón, que reconoce autoridad y restaura, no da que hablar a nadie y pasa desapercibido entre las langostas.

2 Crónicas 7:13-14 “13 Si yo cerrare los cielos para que no haya lluvia, y si mandare a la langosta que consuma la tierra, o si enviare pestilencia a mi pueblo; 14 si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra

2. CUANDO SOMOS DESOBEDIENTES

Deuteronomio 28: 15, 38 “15 Pero acontecerá, si no oyeres la voz de Jehová tu Dios, para procurar cumplir todos sus mandamientos y sus estatutos que yo te intimo hoy, que vendrán sobre ti todas estas maldiciones, y te alcanzarán”. ….“38 Sacarás mucha semilla al campo, y recogerás poco, porque la langosta lo consumirá.”

La desobediencia fue el primer pecado que aborreció Dios, en primer lugar viniendo de Satanás y luego a través de Eva y de Adán.

Cuando Dios nos demanda obediencia a su palabra, a sus autoridades instauradas, a su voz y no lo hacemos, Dios permite que pasemos ciertas pruebas donde el deja que langostas se roben lo que con amor y esfuerzo hemos construido para desarrollarnos ministerialmente, personalmente y poder dar un fruto.

El verso 42, Dice que toda tu alborada y tu fruto serán consumidos.

La desobediencia hace que nos veamos secos, improductivos, sin autoridad.

Jueces 6:1-5 Nos habla de que el pueblo hizo lo malo delante de Dios y por esto las langostas (enemigos) venían y se comían el fruto de la tierra y lo desbastaban.

Iglesia, todas las cosas buenas que en algún momento dimos se van, nadie las reconoce y es necesario comenzar de nuevo.

Cuando no hay obediencia Dios permite que la langosta venga y se coma tu fruto, esto genera perdida de la credibilidad y por esto, se pierde la autoridad.

¿CÓMO LOGRAR QUE HOMBRES CON MENTALIDAD DE LANGOSTAS DEJEN DE OPERAR SOBRE NUESTRAS VIDAS?

Siendo humildes, en obediencia y por medio de la oración.

1 Reyes 8:37-39 “37 Si en la tierra hubiere hambre, pestilencia, tizoncillo, añublo, langosta o pulgón; si sus enemigos los sitiaren en la tierra en donde habiten; cualquier plaga o enfermedad que sea; 38 toda oración y toda súplica que hiciere cualquier hombre, o todo tu pueblo Israel, cuando cualquiera sintiere la plaga en su corazón, y extendiere sus manos a esta casa, 39 tú oirás en los cielos, en el lugar de tu morada, y perdonarás, y actuarás, y darás a cada uno conforme a sus caminos, cuyo corazón tú conoces (porque sólo tú conoces el  corazón de todos los hijos de los hombres);

Veamos el segundo punto de vistas: Nosotros actuamos como langostas cuando:

1. CUANDO SOMOS PESIMISTAS – FALTOS DE FE.

Numeros 13:31-33 «Mas los varones que subieron con él, dijeron: No podremos subir contra aquel pueblo, porque es más fuerte que nosotros. 32 Y hablaron mal entre los hijos de Israel,…. 33 También vimos allí gigantes, hijos de Anac, raza de los gigantes, y éramos nosotros, a nuestro parecer, como langostas; y así les parecíamos a ellos.»

Los doce espías fueron a cumplir una misión en nombre de su pueblo. Todos ellos, menos Josué y Caleb, tuvieron una visión diferente del asunto. Ellos subestimaron a los gigantes. Los vieron demasiado grandes. Fíjese que el versículo dice “ a nuestro parecer, como langostas” Ellos se sentían que podían ser incluso muertos por estos gigantes, por esto, su actitud fue demostrar un profundo temor, mostrar la realidad de una bendición como imposible y volver los ojos del pueblo hacia un conformismo, actuar solo para el hoy, y no esperar ver algo mejor mañana.

Estos 10 hombres se tomaron la tarea de cortar los sueños de todo un pueblo. (Números 14:1-2) El pueblo al escuchar la contaminación, quiso regresarse al pasado. Cuando no tenemos la capacidad, la fe, la visión de ver las promesas de Dios hechas, en proceso o en camino, nuestra mente piensa como la langosta. Como piensa la langosta? ¡Eso para que preocuparnos en ir a ese lugar!, ¡aquí estamos muy bien!, ¡cuando se nos acabe el alimento de este lugar, seguimos adelante.!

Estos 10 hombres con mentalidad de langosta lograron contaminar todo un pueblo y dice la palabra Números 14:20-24 “20 Entonces Jehová dijo: Yo lo he perdonado conforme a tu dicho. 21 Mas tan ciertamente como vivo yo, y mi gloria llena toda la tierra, 22 todos los que vieron mi gloria y mis señales que he hecho en Egipto y en el desierto, y me han tentado ya diez veces, y no han oído mi voz, 23 no verán la tierra de la cual juré a sus padres; no, ninguno de los que me han irritado la verá. 24 Pero a mi siervo Caleb, por cuanto hubo en él otro espíritu, y decidió ir en pos de mí, yo le meteré en la tierra donde entró, y su descendencia la tendrá en posesión.”

Iglesia los hombres faltos de fe, pesimistas, con mentalidad de langostas, no ven las promesas de Dios cumplidas.

2. CUANDO SE CAMINA SIN SUJECIÓN

Proverbios 30:24-28

Este pasaje hace referencia que las langostas no tienen rey, pero andan en cuadrillas. La sabiduría se refiere a que son muy organizadas en cuanto a andar todas en bandada. Pero Si analizamos el resultado de sus acciones. Estas acaban con todo lo bueno de los demás, en este caso de las plantas de las cuales nos valemos para el alimento.

Estos animales por lo general viven solos o en grupos de baja población. Cuando las langostas sienten que el alimento está escaseando, ellas comienzan a frotarse unas con otras las patas entre si y esto libera una sustancia hormonal llamada feromona que las hace ir sin dirección de tumbo en tumbo arrancando cuanto cultivo encuentran a su paso.

A diferencia de los demás insectos, abejas, avispas, hormigas, estas no tienen un rey o reina que las dirija. Por este motivo su trabajo es desordenado y dañino.

Un enjambre de abejas sabe que no puede acabar con todo el polen de una flor, por que si no esta no se va a poder reproducir.

Las personas que caminan sin una sujeción, sin la guía de una cabeza, son como las langostas que actúan por emociones y no por decisiones; que cada vez que pasan por un lugar, una familia, una iglesia, llegan a satisfacer
sus necesidades ministeriales, dando palabras bíblicas y proféticas sin importar el daño que causen. Sencillamente actúan, dañan y siguen su camino.  Llegan a un lugar encienden una hoguera y siguen su camino.

Siempre sujétese al pastor en especial cuando de visiones, profecía y de sueños se trate.

3. CUANDO DEJAMOS DE OFRENDAR

Joel 1:1-11 “1 Palabra de Jehová que vino a Joel, hijo de Petuel. 2 Oíd esto, ancianos, y escuchad, todos los moradores de la tierra……. 4 Lo que quedó de la oruga comió el saltón, y lo que quedó del saltón comió el revoltón; y la langosta comió lo que del revoltón había quedado… 9Desapareció de la casa de Jehová la ofrenda y la libación; los sacerdotes ministros de Jehová están de duelo. 10 El campo está asolado, se enlutó la tierra; porque el trigo fue destruido, se secó el mosto, se perdió el aceite. 11 Confundíos, labradores; gemid, viñeros, por el trigo y la cebada, porque se perdió la mies del campo.”

El profeta exhorto con palabra de Dios al pueblo. Y me llama la atención el verso no. 9. ¿Por que desapareció la ofrenda y la libación? Por que la oruga el saltón, el revoltón y la langosta acabaron con las vides y el trigo y la cebada.

Nosotros actuamos como langostas cuando dejamos de traer ofrenda a la casa de Dios. Cualquiera que fuese la ofrenda. En Dinero, en tiempo, en servicio, en ministerio.

Cuando en el corazón no hay un pleno convencimiento de que a Dios es necesario presentar sacrificios de alabanza, de adoración, a través de nuestras ofrendas, por medio del servicio, de la oración, realmente no se ha nacido de nuevo. Al no traer nuestra ofrenda, nos la comemos nosotros mismos y no dejamos la semillita para que de ahí vuelva y nazca la provisión de nuevo.

Como entender esto?. Si uno tiene la oportunidad de entrar a un super puesto del gobierno y lo hace a través de una ayuda, ¿Ud. no estaría agradecido de por vida con esa persona? ¿No le vive dando las gracias cada ves que le ve?

El primer mes lo invita a un asado cuando le pagan su primer sueldo….

Iglesia lo mismo es con Dios. Nunca deberíamos dejar ese primer amor, ese agradecimiento por habernos devuelto el privilegio de vivir una eternidad en el y de salvar nuestras almas del lago de fuego.

Dice su palabra en Joel 2:12-13 «Por eso pues, ahora, dice Jehová, convertíos a mí con todo vuestro corazón, con ayuno y lloro y lamento. 13 Rasgad vuestro corazón, y no vuestros vestidos, y convertíos a Jehová vuestro Dios; porque misericordioso es y clemente, tardo para la ira y grande en misericordia, y que se duele del castigo.»

Dios no nos quiere de tumbo en tumbo saltando como las langostas, nos quiere radicales y de una sola pieza.

Es necesario dejar de ser emocionales y volvernos radicales.

¡Dejemos de pensar como la langosta!

Acerca Alejandra Maria Borda Leon

Pastor Afiliado al Centro Familiar de Adoración, ministerio Centro Cristiano Internacional Cúcuta. Graduada en Técnico en Teología y Ciencias Bíblicas IBS. Graduada en Teología Bíblica y Ministerial Instituto Bíblico Asambleas de Dios. Licenciatura en Psicología Familiar Cristiana UNPI. Diplomado en Maximización de Potencial de Recurso Humano. Feliz mente casa, madre de tres jóvenes y servidora del Señor.

También Revise

Abre tus ojos espirituales

Predicas Cristianas... Sus ojos físicos pueden ver todo lo que le rodea en el mundo físico pero no en el campo espiritual; una persona que no puede ver está atada..

Un comentario

  1. muy buena informacion estoy seguro q el Espiritu Santo Los Guio a Ella …Dios Los Bendiiga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *