Lo que le duele a Dios

Predicas Cristianas

Introducción:

Yo sinceramente creo que hay muchas cosas que le causan dolor a Dios. Pero como estaremos mirando en este sermón sobre muchas de ellas, se encuentra la indiferencia al pecado. Cuando al hombre le da lo mismo pecar que no pecar. El pecado entristece el corazón de Dios. Y los que de veras andan con él, se entristecen también.

En los días de Noé “Vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal. Y se arrepintió Jehová de haber hecho al hombre en la tierra, y le dolió en su corazón” (Génesis 6:5-6)

La palabra hebrea que se usa aquí significa “Cortar hasta el corazón” También significa “Lastimadura” La maldad de la humanidad lastimaba profundamente a Dios y le causaba mucho dolor en el corazón.

Anuncios

Como dice el viejo y conocido refrán “Crear cuervos para que te saquen los ojos”. Yo creo que Dios estaba decepcionado de la raza humana.

Nosotros como hijos de Dios debemos de tener mucho cuidado, en no hacer doler el corazón de Dios viviendo una vida desordenada, pecaminosa, etc…

Cuando nosotros pecamos eso lastima a Dios. El pecado nos separa de Dios, y por esto lastima a Dios; porque él quiere estar siempre cercas de nosotros.

Estoy convencido de que la única manera de conocer la plenitud del gozo de Jehová, es participar de su tristeza. David fue un hombre que descubrió la gloria del gozo de Jehová, pero ese gozo había nacido de una gran tristeza por las transgresiones entre el pueblo del Señor. Él dijo: “Veía a los prevaricadores, y me disgustaba, porque no guardaban tus palabras” (Salmos 119:158).

Anuncios

¿No odio, OH Jehová a los que te aborrecen, y me endurezco contra tus enemigos?” (Salmo 139:21)

David odiaba lo que Dios odiaba, y se entristecía por lo que entristecía a Dios, y detestaba lo que detestaba Dios.

El profeta Amos clama contra “Los reposados en Sion… y no se afligen por el quebrantamiento de José” (Amos 6:1,6)

Él compartía la tristeza de Dios por un pueblo descarriado que se deleitaba en el reposo y la prosperidad, sin pensar en la hora del juicio inminente, mientras dormían en camas de marfil (materialismo) cantando su música, bebiendo vino, pero sin tener tristeza por la ruina que los circundaba.

Amos usó la palabra “afligen” Como si dijera: “El pecado y la ruina entre el pueblo de Dios no los aflige a ustedes. No les disgusta porque el pecado y la buena vida que disfrutan ahora los han enceguecido”

Anuncios

Nehemías se entristecía porque entendía el mal que se había infiltrado en la casa de Dios. Un sacerdocio descarriado había traído a la casa del Señor una transigencia terrible, y solo Nehemías entendía la profundidad de la iniquidad y las terribles consecuencias que le acarrearía al pueblo (Véase Nehemías 13:19).

El sumo sacerdote Eliasib, cuyo nombre hebreo sugiere “unidad por la transigencia” Había establecido una residencia en el templo para Tobias, un príncipe amonita. Por ley, no se permitía a ningún amonita que pusiera pie en el templo, pero a Tobias, cuyo nombre significa “prosperidad, placer, buena vida”, se le permitió vivir allí; Un gentil en la casa de Dios.

Transigencia significa: “Consentir en parte con lo que repugna, a fin de llegar a un acuerdo” Estar de acuerdo en parte con lo malo, para poder vivir en paz con ello.

Acerca Héctor Rodríguez

Pastor.

También Revise

Bosquejos Biblicos.. Central de Sermones

La batalla de la mente (Parte III)

Predicas Cristianas escritas, ¿qué es la batalla por nuestra mente? ¿Podemos vencer en esta batalla? Muchos se han dado por vencido en la batalla de la mente..

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.