Inicio / Predicas Cristianas / Jesús hijo de David

Jesús hijo de David

El nombre “Bartimeo quiere decir “hijo de Timeo” de modo que decir- “Bartimeo, el hijo de Timeo es realmente una redundancia porque las dos quieren decir la misma cosa. Si examinamos el significado griego de “Timeo descubrimos qué la palabra Timeo significa “honor”. Entonces este mendigo se llamaba “hijo del honor.” Era exactamente lo que Jacobo y Juan le habían pedido a Jesús. Honor. “Concédenos que en tu gloria nos sentemos el uno a tu derecha y el otro a tu izquierda” y es aquí donde Marcos proyecta esa relación de Honor, un honor que en el orden de Dios esta implícito el sufrimiento.

El escritor de la epístola a los Hebreos nos dice en su capítulo 2. 9 Que el Padre coronó de GLORIA Y honra a Jesucristo, por medio del Padecimiento de la muerte. Y sobre este particular Pablo le escribe a la IGLESIA de Filipos en su capítulo 2: “Haya pues en ustedes este sentir que hubo en Cristo Jesús, el cual siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios, como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres, y estando en condición de hombre, se humilló así mismo, haciéndose obediente hasta la muerte y muerte de cruz.” Y aquí se encuentra la recompensa el Padre. “Por lo cual, Dios también le exaltó, hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla, de los que están en los cielos y en la tierra, y debajo de la tierra, y toda lengua confiese, que Jesús es el Señor, para gloria de Dios Padre.“ La mayoría de las acciones que realiza nuestro Dios se encuentran en una dirección distinta a nuestra razón, ? Aquellos discípulos veían un trono alcanzado sin sufrimientos.

Anuncios

Pero Cristo veía un trono alcanzado con sufrimientos. Aquellos discípulos buscaban ser servidos, pero Cristo busca que tu y yo seamos servidores, como él lo fue. Jesús mismo les dijo y nos dice: “Ustedes saben que los que son tenidos por gobernantes de las naciones se enseñorean de ellas, y sus grandes gobernantes, ejercen potestad sobre ellas. Pero no será así entre ustedes, Sino que, el que quiera hacerse grande entre ustedes, será su servidor, y el que quiera ser entre ustedes el primero, será siervo de todos. Y para culminar Muestra su ejemplo, – Porque el hijo del hombre, no vino para ser servido, sino para servir y dar su vida en rescate por muchos.” ¡Allí se encuentra el verdadero honor iglesia! según nuestro Dios y según su ejemplo- La ceguera de estos discípulos no les permitió ver los sufrimientos que experimentarían Ahora Iglesia Deseo comunicarle que ésta relación, no es de mi persona, sino más bien de los escritores del evangelio. El MISMO JUAN EN SU EVANGELIO capitulo 9 inicia con la sanidad de un ciego de nacimiento para concluir con lo que el llama ceguera espiritual, y nótese que en su capitulo 9 aborda tres temáticas que tienen relación con la ceguera.

BARTIMEO – UNA FIGURA REPRESENTATIVA PARA LA IGLESIA

El versículo 50 me habla de la manera de acercarse a Jesús, el Ungido. Y aquí permítame utilizar la capa de Bartimeo de una manera alegórica. “Bartimeo entonces, arrojando su capa, se levantó y vino a Jesús” Visualicemos este saco como la capa de Bartimeo [breve historia] Ahora te das cuenta porque es importante arrojar la capa y renunciar a ella totalmente. ¿Cuál es la capa que te a acompañado durante todos estos años? ¿Perjuicios? ¿Conformismo? Bartimeo ya no sujeto más la capa que evidenciaba su condición, No sacudas mas la capa diciéndote “ya no será igual, cambiare”. No es el polvo o la tierra del mundo, no son las amigos, no es el ambiente, no es la vecinita. Es nuestra capa, nuestra actitud, lo que debemos dejar, ¡basta ya de sacudirnos! ¡Tira esa capa! ¡Arroja tu necedad! ¡Arrojemos nuestra mediocridad!

¿Cuántas veces llegas al altar de Dios y solo te sacudes?, solo quitamos aquello que nos estorba durante la semana, ciertamente te levantaste como Bartimeo y tal vez llegaste hasta donde esta Jesús, pero no dejaste tu capa, no tiraste tu suciedad, tu pecado, Bartimeo ciertamente se levantó como tú, la diferencia radica en que él si la tiró, no la ató mas a su vida. Nada ganamos sacudiéndonos el pecado, eso solo guarda nuestra apariencia, solo se quitó lo que estaba encima de nosotros, no podemos sacudirnos siempre, tarde que temprano ese vestido que llevamos puesto expedirá olor fétido, ciertamente de lejos podremos verlo limpio, seremos quizá de admiración, de respeto solo al que está lejos, pero:

Anuncios

† ¿Qué pasa con aquellos que están constantemente con nosotros?
† ¿Qué con aquellos que nos conocen a la perfección?
† ¿Qué dicen mis padres acerca de mí?
† ¿Qué con mis maestros de escuela?, solo será apariencia
† ¿Qué ganamos con llegar al altar de Dios, levantarnos como lo hizo Bartimeo pero abrigando la misma capa?, si llegamos al altar es para presentar ofrenda.

La cuestión es: ¿Qué ofrenda presentas a Dios?

  • No es cuanto sacrificio presento YO a Dios, es ¿qué sacrificio ofrezco?
  • No es cuanta ofrenda traigo YO a Dios, es ¿qué ofrenda le doy?
  • No son las lagrimas que derramo YO en el altar, es ¿por qué son estas?
  • No es la apariencia de piedad, no es el amor fingido, no es que ame de palabra o de lengua, sino que ame de hecho y con verdad.

Así que hermanos les ruego, por las misericordias de Dios que té presentes tú como sacrificio vivo, sacrificio agradable a Dios, como ofrenda agradable, limpia, de olor fragante, sin mancha, sin arruga, sin contaminación, Dios no recibirá ofrenda de olor fétido, los sacerdotes del antiguo pacto tendían que presentar ofrenda limpia, cordero sin mancha, sin contaminación, un cordero perfecto, sin deficiencia, despojémonos de todo peso que nos asedia, vistámonos de lo que Cristo nos ofrece, sabiendo esto; que nuestro cuerpo de pecado a sido crucificado juntamente con Cristo para que el cuerpo del pecado sea destruido con el único propósito de que no sirvamos mas al pecado, preséntate a Dios como obrero aprobado, que no tiene de que avergonzarse, tomando ahora lo que Cristo nos ofrece, quitará de ti las vestiduras viles y te hará vestir ropas de gala. Zac. 3.4 MURMULLO Y ECO DEL EVANGELIO ¡Oh el día de salvación ha llegado!

Jesús hoy no pasa por Jericó, hoy pasa por tu corazón, el eco de sus pasos se escucha fuertemente. Algo me deja entrever marcos al capturar en su relato solo a uno de los muchos que se tendían a las orillas del camino, Bartimeo no fue egoísta al clamar por su vida solamente, la decisión era personal como lo es ahora por Cristo, el rumor de que era Cristo no solo llegó a los oídos de Bartimeo, el murmullo de la multitud no solo lo escuchó Bartimeo sino los muchos otros, pero él, pero él, al escuchar que se acercaba Jesús comenzó a dar voces.

Muchos escucharon; pero en ese momento solo él clamó, quizá entre aquellos que le buscaban callar se encontraban sus mismos compañeros mendigos. ¡Cuántos corazones resentidos y negados hacia Cristo! ¡Cuántos hoy en la actualidad culpan injustificadamente a Dios de sus desgracias! El murmullo de un salvador lo escuchamos muchas veces. Frases como:

Anuncios

† ¡Ah mi suegro también me habla de lo que tu me dices!
† ¡Ah, también en el trabajo hay un muchacho que es aleluya!
† ¡Ah el amigo de mi primo va a la iglesia que tu asistes!
† ¡Ah ya me hablaron otras veces!

El murmullo y el eco del evangelio se escucha por todas partes y no cedemos. Gloria a Dios por aquellos que se deciden a proclamar el evangelio aún y cuando no son del bien escuchados, porque en el momento menos pensado, esos hombres estarán desesperados por que se les hable de lo que ya antes escucharon y aparecerá aquel que dice, no te preocupes, levántate, él te llama.

Ten confianza él te llama, ¿quieres un corazón sensible a la voz del necesitado? ¿Deseas atender al marginado como Jesús lo hacía? ¿Deseas ver a la prostituta y al homosexual como los mira Jesús? ¿Podremos compartir el pan con el hambriento? ¿Podremos vestir al desnudo? ¿Quieres tener amor para visitar la cárcel? ¿Seré capaz de eliminar el juicio contra el borracho y el drogadicto? ¿Aceptaras ser discípulo y siervo de dios a pesar de los sufrimientos? ¿Existe en mí el mismo sentir que hubo en Cristo Jesús de servicio y humillación? ¿Cambiare acaso la gloria de dios por la gloria de los hombres?

¿Con cuál Bartimeo te identificas? Enfermo ¿necesitas un milagro en la vida de tu familiar? ¿Necesitas un milagro en la vida de tu amigo(a)? La capa ¿deseas renunciar a lo que aún te esta atando? ¿Deseas ser una ofrenda agradable a dios? Lastimado ¿te han defraudado en tu trabajo? ¿Te han lastimado en la iglesia? ¿se han burlado de ti pisoteando tus sentimientos? ¿Tú misma familia no se cansa de humillarte? Decidido tu amigo que en diferentes ocasiones has escuchado el eco del evangelio en tu vida ¿estás decidido a soportar el qué dirán y buscar ser la diferencia como Bartimeo?

Conclusión final al momento de altar [declaraciones de fe]

Mendigos éramos sin Cristo; pero ahora somos BIENAVENTURADOS

  • Esperanza llegó con el ungido
  • Sanidad llegó por medio del Siervo
  • Salvación llegó por Jesucristo
  • Su misericordia nos alcanzó
  • Nos cambio de las tinieblas a su luz admirable
  • La luz del evangelio iluminó nuestras vidas
  • El Mesías, el Cristo, el ungido nos libertó

Que el señor nos ayude a aplicar este mensaje a nuestra vida y podamos declarar como Bartimeo, a los cuatro vientos que hay un salvador que ha tenido misericordia de nosotros y puede tener misericordia de aquel que está perdido. Y su nombre es Jesucristo. Amen – amen.

Acerca Eduardo

Inspirando a través de la Biblia.

Revise también

Predicas Cristianas... Defiende la Fe

Defiende la Fe

Predicas Cristianas... Debemos defender a Dios y a Su palabra con argumentos firmes ya que Dios ha provisto razones legítimas para creer en Él, y nos ha mandado...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *