Reconstruyendo nuestra vida

Predicas Cristianas

Predicas Cristiana Lectura Bíblica: Zacarías 4

Introducción

Un hombre temeroso de Dios salió una vez de viaje en avión. Durante el viaje, mientras volaban sobre el mar, uno de los dos motores falló y el piloto tuvo que hacer un aterrizaje forzoso en el océano. Casi todos murieron, pero este hombre logró agarrarse a alguna cosa que lo conservó flotando sobre el agua.

Estuvo mucho tiempo a la deriva y después de algunos días llegó a una isla desierta. Al llegar a la playa, cansado pero vivo, agradeció a Dios por salvarle de la muerte. El consiguió alimentarse de peces y hierbas. Consiguió derrumbar algunos árboles y con mucho esfuerzo logró construirse una casa. No era una gran casa, más bien era tosca con palos y hojas. Pero para él era su casa.

El se quedó satisfecho y una vez más agradeció a Dios, porque ahora podría dormir tranquilo y sin miedo de los animales salvajes que pudiesen existir en la isla. Un día él estaba pescando, y cuando terminó, había atrapado muchos peces.

Con el resultado de la pesca quedó muy satisfecho pues la comida era abundante. Pero al darse la vuelta en dirección a su casa, cuál no fue el tamaño de su decepción al ver que su casa estaba totalmente en llamas, incendiada.

El se sentó sobre una piedra llorando y diciendo en sus lamentos: «Dios!!  ¿Cómo es que el  Señor puede dejar que esto me ocurra? El Señor sabe que yo necesito mucho de esa casa, para poderme abrigar y proteger, y ahora deja que mi casa se queme toda, el Señor no tiene compasión de mí».

En ese mismo instante, una mano se posó sobre su hombro y oyó una voz diciendo: ¿Vamos joven? El se dio vuelta para ver quién estaba hablando con él, y cuál no fue su sorpresa cuando vio al frente suyo un marinero todo uniformado que le decía: «Vamos joven. Hemos venido a rescatarlo».

«¿Pero cómo es posible? ¿Cómo supieron Uds. que yo estaba aquí?» «Ah! , amigo! Vimos sus señales de humo pidiendo socorro. El capitán del barco ordenó que el barco se detuviese y mandó que en aquel bote viniéramos a buscarlo.» Los dos subieron al bote y así el hombre fue.

I. Dios reconstruye nuestra vida cuando nos despierta (vers. 1)

«…y me despertó como a un hombre a quién se despierta de su sueño…»

El libro de Zacarías se caracteriza por describir aspectos proféticos a través de simbolismos, parecido al libro del Apocalipsis; para los lectores de ese tiempo el significado no era difícil de entender, pues formaba parte de su cotidianidad.

Sin embargo para nosotros a cientos de años de distancia, el significado resulta difícil de saber y de explicar, pero lo que si es claro es el propósito de Dios. La quinta visión de Zacarías es la que hoy ocupa nuestra atención.

Como ya lo sabemos la nación de Israel se encontraba destruida, Babilonia la había conquistado y llevado cautivo al pueblo durante 70 años, posterior a estos regresan y se dan a la tarea de levantar la nación otrora poderosa de entre los escombros.

Aproximadamente en el año 520 a.C., como el Señor muestra a Zacarías la forma en cómo ellos debían levantar el templo de Dios y el resto de la nación escogida de Dios. Al parecer el aturdimiento de encontrar la ciudad devastada y las circunstancias que rodearon la conquista habían anulado o causaban confusión en los sentidos del profeta, quién tiene que ser despertado de su ensimismamiento y poner atención en la realidad de su pueblo.

Son los mensajeros de Dios, los ángeles quienes hacen la labor de alerta a Zacarías quién absorto en sus pensamiento y sentimientos no alcanzaba a reaccionar ante la labor de ponerse a reconstruir la ciudad. Cuando las crisis de nuestra vida personal, familiar, matrimonial asoman a la vida, pueden causar tal impacto de vernos solo en introspectiva y no poner real atención a las soluciones.

El pastor Gerardo González Cruz nació en México D.F. Estudio la licenciatura en Medicina Veterinaria y Zootecnia en la F.M.V.Z. de la U.N.A.M. y fue allí donde conoció al Señor Jesús a la edad de 23 años. En el año 1999 ingreso al Seminario Teológico Bautista Mexicano campus Zarco graduándose en el año 2002. Pastor en la Iglesia Bautista “Dios es Amor” en Tláhuac desde 1999 a la fecha.

También Revise

Predicas Cristianas.. La supremacía de Cristo

La supremacía de Cristo

Prédicas Cristianas.. Lo que Pablo nos plantea es que ¡Cristo debe reinar en la iglesia! Él debe ser su vida y su razón de ser. La idea de primogénito que fue..

2 Comentarios

  1. Lic Raul Canizales Flores

    Excelente reflexión
    Creo que muchas veces nos sentimos un poco defraudados por alguna experiencia negativa que nos toca vivir, pero a la luz de la voluntad de Dios debemos tomar la actitud correcta.

  2. La Biblia dice que los que aman a Dios todas las cosas le ayudan a bien, aunque a veces no entendemos la forma en que Dios obra, el siempre lo hace en favor nuestro, la mejor opción la tiene Dios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *