Inicio » Predicas Cristianas » ¿Sujeción en el matrimonio?

¿Sujeción en el matrimonio?

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas Predica de Hoy: ¿Sujeción en el matrimonio?

Predica Cristiana Lectura Bíblica de Hoy:Asimismo vosotras, mujeres, estad sujetas a vuestros maridos, para que también los que no creen a la palabra sean ganados sin palabra por la conducta de sus esposas, 2 al considerar vuestra conducta casta y respetuosa. 3 Vuestro atavío no sea el externo de peinados ostentosos, de adornos de oro o de vestidos lujosos, 4 sino el interno, el del corazón, en el incorruptible adorno de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios, 5 pues así también se ataviaban en otro tiempo aquellas santas mujeres que esperaban en Dios estando sujetas a sus maridos, 6 como Sara obedecía a Abraham, llamándolo señor. De ella habéis venido vosotras a ser hijas, si hacéis el bien sin temer ninguna amenaza. 7 Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo.” 1 Pedro 3:1-7

Introducción

Antes de conocer a Cristo somos siervos del pecado, cuando lo conocemos ya somos siervos de Dios, recuerde que siervos es esclavo, no tiene voluntad propia, sino que está supeditada a otra, entonces somos esclavos del pecado hasta que viene nuestro libertador y no solamente nos liberta con la verdad, sino que el mismo es la verdad, “conoceréis la verdad y la verdad nos hará libres” recuerde que esa verdad es Jesús y su palabra.

Entendiendo la Transformación a través de Cristo

Su palabra nos dice cómo vivir y que nos da esa libertad, nos da ejemplo de nuestro maestro en una vida de servidumbre, vino a dar su vida por muchos, 7 sin embargo, se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, haciéndose semejante a los hombres; 8 y hallándose en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, y se hizo obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.

El Papel de Jesús en Nuestras Vidas

Sumisión, humildad y servicio, ese es el ejemplo que tenemos en Jesús, y el cristiano real es llamado a seguir su ejemplo para seguir sus pisadas, ejempló de considerar a los demás como superiores a uno mismo.

Aceptando la Humildad y el Servicio

El cristiano hombre y mujer son llamados a vivir en sujeción en diferentes aspectos de la vida y uno de ellos es la sujeción en la esfera del gobierno, otro es como empleados o colaboradores a nuestros jefes sobre todo a los difíciles de soportar, debemos reflejar a Cristo en la relación con autoridades del gobierno, en cuanto al trabajo pero también en el matrimonio.

El Llamado Cristiano a la Sumisión en el matrimonio

En este texto veremos la SUMISION Y EL MATRONIO, del 1-6 el papel de la mujer, en el 7 el papel y llamado del hombre. Vamos primero por las damas. No está por demás pedir que sus codos lo traten de tener apegado al cuerpo ya que en estos temas se tiende a codear a quien esta alado.

Los Roles de Hombres y Mujeres en un Matrimonio Cristiano

“Asimismo vosotras, mujeres, estad sujetas a vuestros (MAREADOS)maridos, para que también los que no creen a la palabra sean ganados sin palabra por la conducta de sus esposas” (vers. 1)

Aquí Pedro nos está presentando un cuadro en donde ella cree y el no, luego al hombre que cree y su esposa no, ya que en esa cultura a donde iba el hombre pues automáticamente la mujer iba, porque no se le daba el lugar y respeto adecuado, aquí tenemos que ver que Dios da herramientas a la mujer para poder ganar a su esposo y no carnales sino espirituales para vencer a fortalezas.

El matrimonio es una institución divina no es humana

Desde Génesis vemos como Dios establece el primer matrimonio con Adán y Eva dándoles como fundamento unidad, permanencia, intimidad, Jesús dice lo que Dios unió no lo separe el hombre, creemos que Dios estableció el matrimonio pero también a las autoridades, de manera que un matrimonio bíblico y sujeto a la voluntad de Dios estará sujeto a las autoridades y por tanto tiene un documento civil que los declara marido y mujer ante el gobierno, no unión libre, porque no está bien tu matrimonio delante de Dios, necesitas ordenar tu vida para no deshonrar mas a Dios.

Para ti mujer que tienes un esposo incrédulo si te casaste en yugo desigual o luego de tu unión conociste al Señor y él no quiere saber nada de Dios.

Herramientas Espirituales para Superar Desafíos

El verso dice “estad sujetas a vuestros maridos” por causa del Señor, como habíamos hablado de la sujeción a las autoridades, por amor a Dios y gratitud a Él, la palabra sujeto (UPOTAZO) ya hemos hablado, que o habla de capacidad sino de orden y estructura, Dios le dio al varón en el matrimonio: la responsabilidad, liderazgo, y la autoridad para dirigir a su familia, por lo tanto él es quien rendirá cuanta delante de Dios, y por lo tanto tu como mujer debes dejar ese rol a tu esposo, sujetarse y entender que al final el rendirá las cuentas, no creo que tú quieras ese día rendir cuentas de tu familia, de tu esposo, ese es un papel que no te corresponde.

No es una cuestión de capacidad o de quien es superior o inferior, la biblia me enseña que Dios no hace acepción de personas, que en Cristo no hay esclavo, libre, hombre o mujer, dice que en Cristo todos somos uno. Él nos dio igual valor y dignidad a todos sin importar nuestro trasfondo o nuestra condición, porque soy su imagen, soy sellado por él, el valor que tengo es en El, entonces mi rol en el matrimonio es porque él lo diseño así y él lo determina. “dirá el vaso al alfarero ¿qué haces o porque haces las cosas así?

Dios tienen todo el derecho de ordenar y estructurar las cosas que él ha creado, y todo lo hace por amor a ti mujer, por protección para ti, el que tú puedas sujetarte a tu esposo, el llamado que tienes es para tu bien, Dios te ama y tiene un propósito bello para tu vida, no lo arruines ese propósito tratando de hacerlo a tu manera, recuerda que los planes de Dios siempre son mejores que los nuestros.

Tema de la liberación de la mujer en el matrimonio cristiano

Yo sé que hoy hay más que nunca una presión por el tema de la liberación de la mujer, dicen que somos iguales, y claro que somos iguales, pero a la vez somos distintos, y eso hace que las relaciones entre hombre y mujer sean maravillosas, si fuéramos iguales habría muchas cosas que chocarían demasiado por que no se complementan, pero hay un diseño hermoso de Dios que hace perfecto esto de hombres y mujeres creados a imagen y semejanza.

La sujeción no se trata de quien es más capaz, porque en muchísimos lugares deberían estar las mujeres (incluyendo el mío), pero ella ha entendido el plan de Dios y me ha dejado ese complicado y difícil tarea a mí.

El verso 1 también me dice lo que logra la sujeción en el matrimonio por parte de unas mujeres que teme a Dios y sigue el ejemplo de Cristo, El siendo Dios no estimo en ponerse a nuestro nivel, se humillo, ¿qué pasa cuando una mujer se sujeta a su pareja aun sin que este sea creyente? sean ganados sin palabra por la conducta de sus esposas, hay mujeres que piensan que hay que ganar a sus esposos agarrándoles a bibliasos, o poniendo versículos bíblicos en la cerveza, poniendo manos de liberación mientras está dormido, les repiten a cada rato que los borrachos y mentirosos no heredaran el reino de los cielos.

Pero no debe ser así, la biblia nos da la herramientamás eficaz es: la sumisión, respeto, sujeción, llena de gracia para con tu esposo, esto independiente de que él lo merezca o no, no te sujetas a el porque se lo merezca, sino porque tú eres una hija de Dios, con un llamado a obedecer a Dios, a caminar en luz, a mostrar el carácter de Cristo y vivir en libertad, puedes hacer la diferencia entre muchas mujeres que no pueden hacerlo porque no tienen a Cristo en su corazón por ende no son hijas de Dios, tienes que ser luz y brillar.

2 al considerar vuestra conducta casta y respetuosa. Tu esposo considerara tu forma de vivir, en cuanto al respeto y honor tanto por tu esposo como para el Señor, este respeto no se ve solo cuando hablas con él, sino lo que piensas de él, ahí está todo, ya que de lo que tu llenes tu mente es lo que empezaras a hablar y conducirte, si tu pasas pensando mal de tu esposo, enlistando sus errores, defectos y pecados, como también la forma de hablar de tu esposo con tus amiguis, con tu comadre, con tu mamá, eso no es honor, respeta a tu esposo, Dios lo ha puesto en un lugar para cuidar de ti, como cabeza, y la palabra de te llama a ti hija de Dios a respetar ese lugar que Dios ha puesto, él (tu marido) no se ha impuesto ese lugar, Dios le ha dado, y tampoco te puso una pistola en la cabeza para que te cases con él.

Hay pastor es que mi marido ha cambiado mucho… si seguramente, pero ¿sabes lo que no ha cambiado? La gracia que has recibido para servirlo, amarlo, someterte, honrarlo, mostrar a Cristo en ti, debes alcanzarlo sin palabras, el Espíritu Santo que has recibido como hija de Dios no ha cambiado.

TIPS de belleza bíblicos: 3 Vuestro atavío no sea el externo de peinados ostentosos, de adornos de oro o de vestidos lujosos, 4 sino el interno, el del corazón, en el incorruptible adorno de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios, eso es mucho más valioso que las muchas joyas carísimas, no solamente delante de los hombres sino delante de Dios, recuerde que Pablo le dice a Timoteo que las anime a ataviarse de ropa decorosa, con pudo y modestia y sin cosas costosas, con buenas obras. Aclaro que no está mal que las mujeres se arreglen, se perfumen, se maquillen, eso es algo bueno y en poquitos casos hasta necesario (jaja), el punto no es el atavió externo y ver cómo nos vemos, sino el corazón, Jesús es apacible (manso, humilde, tranquilo, en paz) no es alguien que está todo el tiempo alborotado, tal vez tu eres tranquila o intensa, eso no está mal, el asunto no es tu carácter externo sino tu corazón, deja de estar en guerra, tal vez tu carácter es pasivo pero por dentro estas renegando, y quejándote, buscando faltas, o quejándote de tu posición dentro del matrimonio, gritar está muy mal, como también está mal quedarse callada, este tema se refiere a lo profundo del  corazón, en entender, abrazar tu identidad, tu rol, tu función como hija de Dios, eso te dará libertad, gozo, plenitud, satisfacción increíble, obedecer el diseño de Dios va a llenar tu vida, es contrario a lo que le mundo dice, honra lo que la palabra de Dios te pide, es lo que Dios quiere. Eso es el sentir de Cristo en una mujer de Dios. Dios no quiere solo un look de mujer espiritual sino un espíritu afable.

Cuando hablamos de sujeción, no implica que tú te vas a quedar donde hay violencia o abuso, aun en ese medio Dios te puede dar un espíritu afable y apacible, pero eso no significa que debes aguantar una vida así, con todo el dolor, con todo el amor por tu esposo tienes que denunciarlo y salir del lugar que tu vida corre peligro, Dios puede usar eso con tu esposo para un arrepentimiento y un cambio, pero tienes que actuar, tienes que hablar, no eres llamada a sujetarte a la violencia, pero si a tu esposo, así que tienes que rogar a Dios por el para que lo quebrante. Si corre riesgo o peligro tu vida, integridad física o la de tus hijos, tienes que levantar una denuncia.

5 pues así también se ataviaban en otro tiempo aquellas santas mujeres que esperaban en Dios estando sujetas a sus maridos, 6 como Sara obedecía a Abraham, llamándolo señor. De ella habéis venido vosotras a ser hijas, si hacéis el bien sin temer ninguna amenaza. Muchas mujeres pueden decir es que Abraham es otro nivel, es el padre de la fe, un hombre honorable, no se parece en mucho a mi marido, para Sara es mucho más fácil sujetarse, pero cuando leemos la biblia nos damos cuenta que los hombres y mujeres de la biblia no son muy diferente a nosotros, en Génesis cap. 12 y 20 te das cuenta que Abraham expone a su esposa diciendo que es una hermana o pariente, ¿Qué sentirías si tu esposo te presenta o a comentado por ahí que eres un familiar?

Sara no le reclamo, ni le amenazo, más bien dice que obedecía a Abraham llamándolo Señor “mi viejo” “mi corazón” “mi chuchi cuchi” como tú le digas, asiéndolo saber que lo respeta y que él es su amor, ese es el sentido de esa manera de llamarlo así en esa cultura, ¿cómo es la forma que te conduces y le hablas a él? Así le inspiras, lo atraes, una mujer cristiana haciendo esto a su pareja incrédula, pues su esposo cuando ve esto en ti, dice que pasa aquí, me cuida, me busca, me respeta y honra, pese a lo que soy y mi conducta, eso lo vuelve loco.

Dice el texto también que así eran esas SANTAS MUJERES, como hoy estas lindas mujeres que están aquí el día de hoy, mujeres que piensan diferente, viven diferente, que actúan diferente a la corriente del mundo, eso es mujeres santas, apartadas para Dios, que esperan en Dios. Pastor ¿pero qué puedo esperar de este marido?

La mujer santa no espera en el marido sino en Dios, si tu marido hace o no hace, es o no es, habla o no habla, ese es un asunte de él, Dios se encargará de él y también contigo en la medida que tu dependas y obedezcas la palabra de Dios. Si tu estas completa en Cristo, no necesitas nada más, pero él quiere usarte para alcanzar a tu esposo y glorificarse en tu vida en la medida que esperas en él.

Dice que se comporten como Sara, si viven como Sara siguiendo este ejemplo, sin temer ninguna amenaza, las mujeres pueden llegar a tener temor al no saber los resultados o consecuencias de llevar esta sujeción, no saben lo que llagara a suceder, pero la palabra te dice “no temas, ten confianza en Dios”, tu vida está en manos de Dios, Dios guardo a Sara a pesar de lo que Abraham hizo, si de repente las cosas en tu casa tienen que irse para abajo, pues eso usara Dios para quebrantar a tu esposo y regrese y dependa de Dios, pero si tu no le empujas hacia adelante, si tú no te sujetas y resuelves las cosas a tu manera o como la comadre te dice, te sublevas ante la función que él tiene aun no siendo cristiano, entonces estas tratando de convertirte en la salvadora de tu casa y eso nunca lo lograras, más bien destruirás tu hogar, el único que puede salvar no solo la vida sino también tu casa es el nombre de Jesús.  No temas confía en él, y si las cosas se van para abajo, confía porque él ya está ajustando, empieza a orar.

Las mujeres me dicen, ya está suficiente pastor, ok vamos con los hombres. 7 Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo. Recuerda que Efesios 5:21 dice que estemos sujetos unos a otros en el temor a Dios, la sujeción es un llamado no solamente para la mujer sino también para el hombre, por supuesto que la mujer se sujeta al liderazgo del marido, él se sujeta a las necesidades, gustos y prioridades de su esposa.

Algo que debemos resaltar es: vivid con ellas, en otras palabras, ya no vives solo, los tiempos de la universidad, de las canchas, de las panas ya se terminaron, ahora eres cabeza de la familia, ya no son dos, sino son uno, Dios los ha unido para estar juntos, no es que cada quien sus cosas, sus amigos o su vida. Juntos, siempre vive con ella, no solamente compartes el techo o el lecho, pues compartes toda tu vida, tus sueños, tus luchas, anhelos, tiempo, tus intereses, tus recursos. No solamente hospedarse en la misma casa, debes compartir todo, espíritu, alma y cuerpo, porque eres uno con tu esposa.

Debes vivir sabiamente, la palabra te dice que el principio de la sabiduría es el temor a Dios, esto es considerar a Dios y meter a Dios en la ecuación, y que él sea la piedra angular, esto ya lo vimos en el capítulo 1, mete a Dios en tu vida, y vive con ella sabiamente, ¿Cómo vas a saber que decisiones tomar, que es prudente? Pasa tiempo a solas con Dios, considera lo que la biblia dice acerca del matrimonio, de ti y de ellas, acerca de sus necesidades, y de tu familia.

dando honor a la mujer como a vaso más frágil, esto habla de valor, reconoce que ella es muy valiosa, es mas no merecías una bendición tan grande y valiosa como es tu esposa, el que halla esposa, halla el bien, la misericordia y la benevolencia del Señor, no merecías y por pura misericordia tienes ese calor contigo, ella es una bendición, dale honor, dale el lugar que debe tener, que quizás le has quitado. Parte de ello es no compararla con otras mujeres, es hacerle sentir segura, es re confirmar que ella es la única mujer en tu vida y que la amas, sírvela.

Dice como a vaso más frágil, con delicadeza, no como a tarro de cerveza, muchas veces los hombres no somos muy cuidadosos, hay una bella y cautivante fragilidad en tu esposa en esa mujer que Dios te dio, cuida eso, cultiva eso, me llama la atención que no solo dice vaso frágil sino MAS FRAGIL, eso implica que tú también eres frágil, y mientras encuentras tu fragilidad y dependas del Señor a tu esposa y familia al Señor.

La biblia dice que la cabeza de Cristo es el Padre, la cabeza del varón es Cristo, y la cabeza de la mujer es el marido, entonces en la medida que te reconozcas frágil ante Cristo que es tu cabeza, es que podrás tratar a tu esposa como vaso más frágil. No es que los hombres seamos más fuertes y ella las débiles, no, es que los dos somos frágiles, pero Dios nos demanda de ella un cuidado más especial y delicado.

como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo ella heredaron esta gracia de Dios porque también son a imagen y semejanza, y tienen el derecho de disfrutar de una vida plena, de paz, gozo, gracia, has que si vida sea feliz como una coheredera de la gracia, cultiva tu amistad, cultiva intimidad y compañerismo con ella, aun si no es cristiana, es coheredera de la gracia de la vida, tú te sometes considerándola como superior y la sirves, pon sus necesidades por encima de las tuyas.

Por eso repito que inaceptable que el esposo golpee a su esposa, la instrucción no es esposos sujeten a sus esposas, necesitas arrepentirte si estas violentando a tu mujer, pídele al Señor que tenga misericordia de ti, ven pide ayuda.

Recuerda que ella también es una hija de Dios y no te quieres meter con el suegro celestial tampoco, no hay versículo que puedas usar para respaldar tu pecado, la biblia no dice que la sujetes, dice que la honres, la cuides, la protejas, la ames, es a ella que le pide que se sujete.

La biblia dice que trates a ella como Cristo te ha tratado, y el no ha sido agresivo, manipulador, siendo superior no te ha tratado indiferente, él ha sido amoroso, paciente, humilde, lleno de gracia, dándote mucho más de lo que mereces, y eso exactamente lo que debemos hacer “nosotros debemos amar a nuestras esposas, así como Cristo ama a la iglesia

Todo esto para que tus oraciones lleguen al Señor, no llegaran si solo haces oraciones, pero tu acción es contraria, revisa como está tu relación con tu esposa para que las oraciones suban.

Conclusión

La biblia no nos da una receta de cocina: paso 1,2,3 para un matrimonio feliz. O como convertir a tu esposo en 10 días, la biblia es la palabra de Dios, nos dice quién es Dios, lo que ha hecho por nosotros, nos da libertad de pecados, salvación, que Cristo manifiesta hoy en nosotros, entonces mi estilo de vida debe demostrar eso, esto se vuelve natural, dejar atrás gritos, iras, maledicencias, será natural amar, sujetarnos, porque seguimos el ejemplo de Cristo en amor, humildad, sujeción, y que eso te inspire y quebrante, ten el sentir de Cristo como esposo y esposa. 

© Franklin Riera. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones … Predicas Cristianas

Deja un comentario