Inicio / Predicas Cristianas / La iglesia mundana

La iglesia mundana

Predicas Cristianas – Predicaciones Cristianas

Apocalipsis 2:12-17

Introducción.

1. En muchos de nosotros hay un profundo deseo de vivir y reflejar nuestra vida como la de Cristo. Deseamos ser cada día como el Señor ¿verdad?

Anuncios


2. Muchos de nosotros no estamos conformes de cómo están las iglesias bautistas de nuestra región, de nuestra ciudad y la propia. Y más de uno se hace la pregunta: ¿Por qué? Si tenemos todo tipo de buenos recursos.

3. Hoy la Escritura nos contestará exactamente por dónde no queremos encontrar las respuestas a nuestras preguntas anteriores. Y la respuesta contundente es: Somos iglesias y una iglesia ¡Muy mundana! (Oremos).

4.. ¿Es más difícil ser fiel al Señor bajo algunas circunstancias que otras? ¿Hay cosas que están bien que un cristiano se prive por la búsqueda de otras que pudieran no sentir que están bien? En otras palabras ¿debiéramos dejar que las conciencias de otros sean nuestras guías en algunas circunstancias? O. T. Estaremos buscando las respuestas para estas y otras preguntas a medida que estudiemos de Apoc. 2:12-17, la carta a la iglesia en Pérgamo.

I. LA DEDICATORIA:Y escribe al ángel de la iglesia en Pérgamo….” (VS. 12)

1. La ciudad de Pérgamo, se encontraba a 80 km., al norte de Esmirna, fue fundada por colonos griegos. Pérgamo, significa “matrimonio consumado.” Pérgamos era una ciudad muy religiosa. En ella habían más cultos y  templos que en Efeso.Entre ellos, se adoraba al dios Esculapio, deidad de  la terapéutica y cuyo símbolo era una serpiente, aborrecido por los  cristianos. Pérgamo fue la primera ciudad en Asia que construyó un templo  dedicado a la adoración de Augusto César.

Anuncios


2. Pérgamo había sido el centro de un reino independiente por muchos  siglos y finalmente se convirtió en posesión de Roma en el 133 A.C. Los  romanos la hicieron la capital de la provincia de Asia.

3. La ciudad era también el cuartel general para la adoración al  Emperador. El así llamado “concilio” esta localizado aquí. Este era un  comité encargado de la religión del estado. Existía para promover y hacer  cumplir la adoración del Emperador. Esta ciudad había sido leal al  Emperador en todos los asuntos, incluyendo su inflexible persecución de los cristianos.

4. Compare 1:16. La espada es simbólica de la Palabra de Dios. La palabra  es descrita como una espada de dos filos (Heb. 4:12), y la espada del Espíritu (Efe. 6:17). Hemos indicado de la espada del Espíritu siendo usada en formas diferentes.

A. Es a menudo usada para convencer al pueblo de sus pecados (Hch.2:37-38; 2 Tim. 4:2).

Anuncios


B. Algunas veces es usada para dividir entre la verdad y el error (Heb. 4:12-14). Este pasaje enseña que un cristiano maduro debiera ser capaz de hacer dos cosas. Debe ser capaz de enseñar y debe ser capaz de discernir  entre la doctrina verdadera y falsa. Esta habilidad viene con el  crecimiento en aprovechamiento de uno para usar la espada del Espíritu.

C. Otra cosa que la espada del Espíritu hace es cortar toda unión con la  impiedad y la falsa enseñanza. La obediencia y lealtad de uno a la doctrina de Cristo determina si está en comunión con Dios o no (2 Juan 9).

5. El Señor se identifica como “El que tiene la espada aguda de dos filos dice esto.” Se identifica con firmeza y penetrante severidad. La espada sugiere la palabra de Cristo, activa en disciplina gubernamental.

6. La iglesia de Pérgamo había desertado de las filas del Señor y se había sometido al control de la autoridad terrenal. La iglesia de Pérgamo estaba digamos: “En bigamia espiritual”. Cuando la iglesia no usa la espada del Espíritu (la Palabra de Dios) en autojuicio, entonces Cristo vendrá y la usará por sí mismo en juicio divino contra la iglesia.

II. LA ALABANZA.Yo conozco tus obras, y dónde moras…” (VS. 13).

1. Jesús conoce sus obras. Podrá ser que cuando usted esté ante el juicio de Cristo dirá, “Hemos hecho muchas obras maravillosas en tu nombre”, y Él responderá, “Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad”  (Mat. 7:21-23).

2. Jesús sabía dónde moraban ellos, “…donde está el trono de Satanás…” Debe animarnos saber que el Señor está interesado en nuestras circunstancias. El sabe dónde moramos. Cuando Samuel fue enviado a ungir a uno de los hijos de Isaí como rey de Israel, vio a Eliab que era aparentemente de gran estatura y de apariencia majestuosa, y dijo, “De ierto delante de Jehová está su ungido”.

3. Pero vino la respuesta: “Samuel: No mires a su parecer, ni a lo grande de su estatura, porque yo lo desecho; porque Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón” (1 Sam. 16:7). Dios conoce los corazones de los hombres.

4. Una niña respondió cuando se le preguntó quién es Dios, “El es alguien que siempre está mirando para asegurarse de que nadie tenga algo chistoso”. Ese es el concepto que tienen muchas personas. Especialmente  aquellos que igualan la diversión verdadera con los placeres del pecado por una temporada.

Anuncios


5. Él es el Padre amante que se apiada de Sus hijos. Conoce nuestra estructura, circunstancias, tentaciones (Sal. 103:13-14). Él es el padre paciente en el sufrimiento que desea con ansia el retorno del hijo pródigo de la pocilga del pecado. Cuando ve a su hijo andando a pie por el camino de regreso, corre a encontrarlo y le coloca un manto sobre su cuerpo, un anillo en su mano y zapatos en sus pies. Él conoce nuestras circunstancias.

6. Hay en el cielo uno que ha experimentado la tentación. Ha experimentado tristeza, tribulación, sufrimiento. Todo lo que el hombre tiene que padecer, este lo ha padecido (Heb. 4:14-15). Aunque no se dio a la tentación, no se sienta en el cielo como uno que no está deseando ser indulgente con nosotros que faltamos.

7. Pérgamo era la capital del “culto imperial,” del “concilio” que exigía por fuerza la adoración del Emperador en Asia Menor. Estos santos vivían precisamente en la sombra de este altar para el Emperador. El Señor comprendía que ellos moraban donde estaba la silla de Satanás. Conocía las grandes pruebas que estaban enfrentando. NOTACIONES

8. Hay una doble alabanza a la congregación de Pérgamo:

1) Sostienes con firmeza mi nombre

2) no has negado mi fe. Es decir, no te has retractado de confesar que crees en mí. Los paganos presionaban a los cristianos y los perseguían para que públicamente negaran que creían en Cristo.

9. Jesús conocía la fidelidad de ellos. ¿Sus circunstancias fueron suficientes para ellos practicaran el pecado? ¡Mil veces no! Las circunstancias exteriores no determinarán la fidelidad de uno hacia Dios estrechamente tanto como la actitud interior (Sal. 119:11). Si una persona está decidida y determinada a ir al cielo cuando muera; si lo tal es el principio motivador de su vida y la gran esperanza que palpita en su pecho, entonces las pruebas y tribulaciones exteriores ventilarán las llamas de esa ardiente pasión (Hch. 5:41).

10. Estos cristianos retuvieron su nombre. A menudo nos es dicho que no hay nada en un nombre. Pero la Biblia enseña que hay mucho en un nombre. Dios cambió los nombres de varias personas (Abram a Abraham; Sarai a Sara; Jacob a Israel; Simón a Pedro) y todos estos cambios fueron significativos.

11. Jesús tiene un nombre que es por encima de todo nombre (Fil. 2:9-11). Ni hay salvación en algún otro nombre (Hch. 4:12). Todas las cosas deben ser hechas en Su nombre (Col. 3:17). ¿Quién dice que no hay nada en un nombre? Ciertamente no la Palabra de Dios. Ser vituperado por el nombre de Cristo es padecer como cristiano. Aquellos en Pérgamo que retenían el nombre de Cristo estaban sufriendo como cristianos.

12. También fueron alabados porque no habían negado su fe. Esta es la “una fe” (Efe. 4:5) que fue “una vez dada a los santos” (Judas 3). No habían cedido. No habían comprometido la verdad de Dios.

a. No habían negado la fe aún “En los días en que Antipas mi testigo fiel fue muerto entre vosotros…” Esto es todo lo que sabemos acerca de Antipas, pero cuan maravilloso saber esto. Dio su vida por Cristo. Quizás el gobierno tuvo por objeto hacer un ejemplo de él. ¡Lo tal simplemente hace al fiel más fiel!

Acerca Martín A. Pacheco

Revise también

La oración en boca de un hambriento

Debemos ser mejores

Predicas Cristianas Escritas; Este es el tiempo en que el Señor te llama para que hagas los cambios necesarios e incorpores las mejoras que te convertirán en...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *