La iglesia indiferente

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas Texto Biblico: Apocalipsis 3:14-22

Introducción

1. Esta ciudad de Laodicea fue fundada cerca del 250 A.C. por Antíoco II, el rey de Siria. Fue llamada a la manera de su esposa, Laodicea “justicia del pueblo.” La ciudad, a causa de su ubicación estratégica, se convirtió en un gran centro de comercio.

2. En la ciudad se efectuaban grandes transacciones bancarias, de donde provenía su opulencia económica; tenía una floreciente industria de tejidos de fina lana negra y sus famosas alfombras; era sede de una prestigiosa escuela de medicina.

3. Vivimos en mundo de indiferencia. La vemos y la conocemos por todos lados. A la gente le gusta participar en muchas cosas, si pero en dónde no se le demande entrega. Es más éste es el tiempo de la indiferencia. De sentirnos los autosuficientes.

4. En la iglesia de Cristo no existe la indiferencia. Si no todo lo contrario: Sí ¡Todos somos diferentes, pero al Cristo de los evangelios! Si, miré usted al miembro promedio de iglesia. La mayoría tiene un trabajo, un techo dónde vivir y alimento que comer, una iglesia dónde congregarse, lideres que le ayudan en su crecimiento espiritual. Que esperamos de respuesta: Indiferencia.

5. Pero la indiferencia no se compra en la farmacia de la esquina ni en productos de importación, ni en productos que prometen darle resultados inmediatos (Omni… ¿qué?). Se adquiere, es más se contagia fácilmente. Quizá en este día está alguno sentado a su lado y ya lo ha contagiado.

6. Pero es algo que día a día se va apoderando de usted y cuando se de cuenta usted es un frío. ¡No! Un tibio, que ni le va ni le viene. Sino todo lo contrario. Le da igual. Si le damos un fuerte alimento espiritual, le da lo mismo. Si nos esmeramos en darle el mejor discipulado, le da lo mismo, si hacemos un culto ameno y alegre, le da lo mismo. En suma es una persona que ni le va ni le viene. O. T. Vayamos pues a considerar el porqué se es indiferente al Señor con sus terribles consecuencias.

I. LA DEDICATORIA

El Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios dice esto” (vers. 14).

1. Generalmente usamos la palabra “amén” al cierre de una oración y queremos decir que “así sea.” La palabra es usada en este sentido en la Biblia. “Amén” es ciertamente una palabra hebrea derivada de una raíz significando fortaleza y firmeza.

2. La palabra es aplicada a Cristo en 2 Corintios 1:20. A menudo el uso de las palabras: “De cierto, de cierto….” En el griego, esto es: “Amén, amén….” El significado parece ser “verdaderamente….” Cuando Jesús se describe a sí mismo como el Amén, simplemente afirma que Sus palabras, promesas, y afirmaciones son fieles y verdaderas yendo más allá de cualquier duda. En él todas las promesas de Dios son confirmadas (Romanos 15:8).

3. Jesús entonces se llamó a sí mismo el testigo fiel y verdadero. Para uno ser testigo, debe tener un conocimiento personal del testimonio que da. En Juan 8:13, los fariseos acusaron a Jesús de dar testimonio de  Él mismo y dijeron que Su testimonio no era verdadero. Jesús respondió: “Aunque yo doy testimonio acerca de mí mismo, mi testimonio es verdadero, porque sé de donde he venido y a dónde voy….” Jesús es el testigo fiel y verdadero. Vino para dar testimonio del Padre. Él era fiel al hacerlo así, no haciendo simplemente Su propia voluntad, sino la voluntad del Padre.

4. La tercera descripción que Jesús dio de si mismo es: “El principio de la creación de Dios.” ¿Quiere decir esto que Jesús fue el primero en ser creado? Los Testigos de Jehová y los Mormones usan este versículo para tratar de probar que Jesús mismo fue creado. Si este es el caso, Jesús no sería Dios. No podría ser Deidad si no es eterno.

5. Hay un número de pasajes que exponen la existencia eterna de Jesús. Es dicho que él es “desde los días de la eternidad” (Miqueas 5:2; Mateo 2:6). El era “en el principio” (Juan 1:1-2, 14). La parte de Jesús en la creación es afirmada en muchas escrituras (Juan 1:3; Colosenses 1:16-17; Hebreos 1:2). Si El es “antes de todas las cosas” obviamente no podría ser un ser creado.

6. La frase aquí en Apocalipsis 3:14, “el principio de la creación de Dios”, simplemente significa lo que es afirmado en todos estos pasajes. Thayer dice que la palabra arche que es traducida “principio”, significa: “origen” o “fuente”. De manera que Jesús es aquí llamado el origen o la fuente de toda la creación. Tales pasajes como estos explican por qué en Génesis 1:26 encontramos a Dios diciendo: “Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza.”

Acerca Martín A. Pacheco

Martín A. Pacheco

También Revise

Los días que tenemos por delante

Los días que tenemos por delante

Predicas Cristianas.. Este es un mensaje para el comienzo del año 2022. ¿Cómo viviremos este año? ¿Qué tan sabios seremos en vivir este año que comenzó?..

Leave a Reply

You have to agree to the comment policy.