Inicio » Predicas Cristianas » Sufriendo por seguir a Cristo

Sufriendo por seguir a Cristo

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas Predica de Hoy: Sufriendo por seguir a Cristo

Predicas Cristianas Lectura Bíblica: 1 Pedro 4:12-19

Introducción

Todos hemos experimentado dolor, no sé cuál ha sido tu experiencia más fuerte, robo, muerte de un ser querido, decepción, etc. Allí lloras, pero viene el consuelo de Dios diciéndote tienes alguien más en el cielo para que pases también con ellos la eternidad, pero aun así en medio del dolor es difícil entender.

Lo que este texto nos quiere enseñar que el sufrimiento es inevitable, es real, es necesario y es un proceso en todo creyente, y lo mas maravilloso de este pasaje es que me recuerda o enseña que ese sufrimiento Dios lo usa para transformar el dolor en Su Gloria, en ello hay un propósito, repito, yo no sé qué has perdido tú, pero también he sufrido y la hemos regado al no aprovechar la oportunidad de compartir en cualquier momento, en el aula, trabajo, en una reunión familiar, con la seguridad que seremos mal vistos o criticados.

El texto inicia hoy diciéndonos “amados” ¿Cómo un Dios que nos ama puede permitir que sus hijos sufran? Esta es uno de los famosos cuestionamientos a Dios, si es tan bueno ¿Por qué permite que haya maldad? ¿Por qué permite que gente inocente muera?

A veces nos quedamos sin respuesta, pero lo que debemos entender y no solo a la luz de este texto, es inevitable el sufrimiento por hacer lo correcto o hacer lo malo, pero Pedro hoy nos da esta tercera opción SUFRIENDO POR SEGUIR A CRISTO.

Estas comunidades que reciben la carta de Pedro son judíos pero tenían también gentiles, en ese tiempo las cultura normalmente era muy pagana y muy inmoral, adoraban ídolos y mucho libertinaje, de tal manera que cuando un gentil se convertía al cristianismo, eran estas dos cosas principalmente que dejaban de hacer. Dejaba de participar en cultos a ídolos y dejaba de participar de fiestas inmorales, lo cual provocaba que los demás lo vieran como bicho raro y lo señalaran.

Estas comunidades de nuevos creyentes experimentaron persecución y hostilidad (aleluyos, cristianitos, etc.). Esta carta se escribió allá por el año 62 al 74 (unos 30 años después de la resurrección de Jesús).

Ya las comunidades Cristianas y su fe empiezan a expandirse por el imperio romano, así que los creyentes eran atacados o tildados de: ateos (no adorar a sus dioses) y en su cultura indicaba que vendría un desastre natural, que no habrá cosechas o el imperio se enojaría por no adorar al emperador.

Así que estos creyentes están sufriendo esto, y también eran expulsados de las comunidades por seguir a Cristo, tenían que dejar sus negocios, familias, y buscar lugares y comunidades que les aceptaban un poco.

I. NO TE SOPRENDAS DE LA PRUEBA DE FUEGO:

¿Cómo enfrentar el sufrimiento por seguir a Cristo?

Recuerda que en cap 1:7 nos dijo que nuestra fe será sometida a prueba, en el 2:19Porque esto merece aprobación, si alguno a causa de la conciencia delante de Dios, sufre molestias padeciendo injustamente.” (RVR 1960). Es decir a causa de lo que creemos, ¿cómo explico esto?

Si hoy me dicen legalmente que no tengo el derecho de educar a mi hijo o que deje que otros lo eduquen con cosas que va en contra de los valores y preceptos bíblicos, yo por conciencia debo decir que no, y tendré que sufrir las consecuencias, tal vez aquí no hay aun la persecución que existen en otras partes pero si la hay, hay personas que padecen por su fe, y cada vez el pensamiento y forma de vivir en la sociedad es hostil al cristianismo y nos va enfrentado a resolver problemas como el que mencioné.

Hay gente que ha sido demandada por disciplinar o educar a sus hijos, no estamos hablando de maltrato o golpes exagerados, estamos hablando de como lo indica la biblia.

Ahora se habla mucho sobre derechos de las minorías, la intolerancia y muchas cosas en donde los cristianos somos forzados a dar una explicación de lo que creemos y nuestra conciencia nos dice lo que esta bien y lo que está mal, no porque creamos que es lo correcto sino porque la palabra de DIOS nos dice eso, y aquí nos dice vas a sufrir por causa de tu conciencia.

Pero también nos dijo en 3:14 que padeceremos por causa de la justicia. Nosotros también vamos a sufrir por hacer lo correcto, cuidando al débil, abrazando las cusas justas, pero no solo es eso, en el 4:1 se nos dijo que es la batalla contra la carne.

Todos los días batallamos contra esto de nuestra carnalidad, y hoy no dice que vamos a padecer como cristianos, ¿te gusta padecer o sufrir? Seguro que NO, pero es necesario es real e inevitable, Dios lo usara para transformar tu dolor, tu vergüenza en su Gloria.

amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciese“. (vers. 12)

Pero decimos: yo no esperaba que me traten así de mal, que digan aleluya, si soy un hijo del Rey no debería padecer sufrimientos, dice que no te sorprendas, el sufrimiento esta ahí, ¿pero si estoy haciendo bien las cosas?

Por eso mismo ¿Por qué si estoy haciendo la voluntad de Dios? Por eso mismo, es inevitable, es necesario porque hay algo dentro de nosotros que necesita ser transformado y eso solo lo puede hacer Dios por medio de su poder, no es extraño ni ajeno, 1 Juan 3:13Hermanos míos, no os asombréis si el mundo os aborrece“.

Juan 15:18-19Si el mundo os aborrece, sabed que a mí me ha aborrecido antes que a vosotros. 19 Si fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero porque no sois del mundo, antes yo os elegí del mundo, por eso el mundo os aborrece.

Que puedes esperar tu si Jesús fue juzgado injustamente, fue a la cruz y murió por mis pecados espiritualmente, pero humanamente fue a un juicio fraudulento, ¿Qué puedes esperar tu o yo? Fue vituperado a el como no nos aborrecerán a nosotros. 

II. GOZATE SIEMPRE EN LAS PRUEBA DE FUEGO

La condición del ser humano en este mundo después de la caída por el pecado es de aflicción, dolor y maldad, pero hay una esperanza, y la esperanza no esta en una actitud positiva, o hacer un bunker en tu casa y llenarlo de alimentos y de armas, la esperanza esta en: vers. 13 “sino gozaos por cuanto sois participantes de los padecimientos de Cristo, para que también en la revelación de su gloria os gocéis con gran alegría“.

Es aceptar la realidad del sufrimiento, aceptar la realidad y necesidad pero nunca sin esperanza, es una esperanza viva, somos socios y coparticipantes con Cristo de todo lo eterno, no solamente del sufrimiento sino también de su gloria.

Cristo vendrá por segunda vez, pronto y glorioso, Pedro nos hace mirar al cielo esperando a Jesús y nos hace saber que tenemos allí una herencia, nos hace ver al cielo y esperar nuestra forma gloriosa, si somos vituperados por Cristo, también somos bienaventurados porque su glorioso Espíritu reposa sobre nosotros.

Dice Gozaos ¿Como voy a gozarme en medio del sufrimiento?

Hay que tener el conocimiento y la certeza de que Dios transforma este sufrimiento en su gloria y que no estamos solos, si has puesto tu fe en Jesús, él ha cumplido la promesa de enviarnos no a un amigo nada mas sino al Espíritu Santo como consolador, como abogado, consejero y que reposa dentro de nosotros.

Aunque nosotros aun podemos salir a la calle con la biblia en la mano, algunos tuvieron que dejar algún trabajo o actividad porque lo que le pedían no era lo correcto, eso no es fácil hacerlo.

Hay cosas que tu y yo no nos vamos a involucrar, aunque eso implique sufrimiento, padecimiento o molestia, no ignores que este mismo momento en otros lugares hay cristianos que se están escondiendo, que están padeciendo persecución, ejecuciones, algún momento vamos a sufrir esto, es inevitable, es real y muy necesario.

Es un proceso donde Dios nos lleva para transformar nuestra vergüenza (burla de familiares, te ignoran para invitaciones, etc.), eso porque no somos como los demás, el sufrimiento es una prueba a nuestra fe, nuestra conciencia, nuestra vida.

Cuando la gente te menosprecie, te cuestione o persiga, la clave en tu mente es JESUS, El es Dios se hizo como tu y yo, el experimentó todo lo que pasamos hoy, él vivió y murió como hombre, el resolvió el problema del pecado, pon tu fe en Jesús. En el bautismo nos identificamos con él a través del testimonio público, pues también debemos identificarnos en el sufrimiento.

III. NO TE AVERGUENCES Y GLORIFICA A DIOS

si sois vituperados por el nombre de Cristo, sois bienaventurados, porque el glorioso Espíritu de Dios reposa sobre vosotros. Ciertamente, de parte de ellos, él es blasfemado, pero por vosotros es glorificado. 15 Así que, ninguno de vosotros padezca como homicida, o ladrón, o malhechor, o por entremeterse en lo ajeno; 16 pero si alguno padece como cristiano, no se avergüence, sino glorifique a Dios por ello.” (verss. 14-16

Pedro dice que te cerciores que lo que te está pasando que no sea por algo malo que hayas echo, inclusive ser metido en asuntos que no te conciernen, todo eso trae consecuencias, cerciórate que padezcas por ser cristiano.

En este pasaje, Pedro está animando a los cristianos a perseverar en la fe ya no avergonzarse de su identidad en Cristo, incluso si esto resulta en persecución.

Pedro reconoce que algunos de ellos están despreciados y maltratados por su fe en Cristo, pero les dice que deben sentirse afortunados de sufrir por el nombre de Cristo. Esto se debe a que el Espíritu de Dios reposa sobre ellos, lo que significa que tienen la presencia divina en sus vidas y son bendecidos por ello.

Pedro también señala que, aunque sus detractores pueden blasfemar contra ellos, al final, Dios será glorificado a través de sus acciones. Esto significa que los cristianos deben continuar viviendo de acuerdo con los valores del reino de Dios, incluso si eso significa ser difamados por aquellos que no comparten su fe.

Sin embargo, Pedro hace una distinción importante aquí. No quiere que los cristianos sufran por hacer algo malo, como ser homicidas o ladrones. En cambio, les dice que, si tienen que sufrir, que sea por ser fieles a su fe y no por cometer un acto ilícito.

Finalmente, Pedro concluye el pasaje instando a los cristianos a no avergonzarse de su fe, sino a glorificar a Dios a través de su sufrimiento. En lugar de sentirse avergonzados o humillados por ser perseguidos, deben ver su sufrimiento como una oportunidad para dar testimonio de su fe en Dios y para mostrar su fidelidad a Él.

Además, debemos ser cuidadosos de asegurarnos de que cualquier sufrimiento que experimentemos no sea el resultado de hacer algo malo. Debemos vivir de acuerdo con los valores del reino de Dios y asegurarnos de que nuestras acciones estén en línea con Su voluntad.

La vida cristiana no siempre es fácil

En resumen, este pasaje nos recuerda que la vida cristiana no siempre es fácil, pero si perseveramos en la fe y mantenemos nuestra identidad en Cristo, podemos experimentar la presencia de Dios en nuestras vidas y glorificarlo a través de nuestros sufrimientos.

porque es tiempo de que el juicio comience por la casa de Dios; y si primero comienza por nosotros, ¿cuál será el fin de aquellos que no obedecen al evangelio de Dios? 18 Y: Si el justo con dificultad se salva, ¿En dónde aparecerá el impío y el pecador?” (verss. 17-18)

Esta exhortación inicio en el verso 7 mas el fin de todas las cosas se acerca, Pedro nos esta poniendo en una línea histórica del tiempo, si hay un final, tiene que haber un principio, y nosotros estamos entre los dos, pero la certeza de ese final nos debe dar confianza, ese destino eterno esta controlado por Dios, dice que al final habrá un examen o un juicio, el juicio para el creyente “no es para alanzar la salvación” pero habrá una evaluación, nuestra fe va a ser probada.

Pedro ya nos ha dicho que nuestra fe es preciosa es valiosa como el oro, el fuego de la prueba destruye todo lo que es hojarasca, lo que es desechable, lo que se consume fácilmente, no es así con el oro o una piedra preciosa, al contrario, con la piedra preciosa la purifica, entonces seremos evaluado par ver si soportamos el fuego y si somos esa piedra preciosa.

Dice que el juicio a comenzado ya y es por la iglesia que inicia, esto es a través del sufrimiento, pruebas, el dolor produce en nosotros gloria, pero Dios no habla a través del dolor, del padecimiento, de condiciones que nos provocan vergüenza, dolor, Dios ahí te habla y te purifica hasta que salga esa fe preciosa y valiosa.

Si nosotros que tenemos fe y sentimos dolor aun siendo su pueblo seremos juzgados, pensemos en todos aquellos que no tienen a Cristo, eso nos exhorta el texto, que pensemos también en ellos. Tenemos que movernos hacia la predicación o compartir de nuestra fe, en el capitulo 3 ya nos exhortó a presentar defensa de nuestra esperanza, nuestra esperanza no es una idea, concepto o ejercicio mental, nuestra esperanza es CRISTO nuestro redentor.

IV. ENTREGATE A DIOS

de modo que los que padecen según la voluntad de Dios, encomienden sus almas al fiel Creador, y hagan el bien.” (vers. 19)

El entender que estoy pasando un examen para ser juzgado en el juicio, me lleva a preguntarme urgente: ¿Qué estoy haciendo con mi vida y relación con Dios? ¿estoy sufriendo a causa de seguir a Cristo o por hacer mis planes y voluntad?

Entregarse a Dios en como cuando vas al banco y depositas algo de dinero, ¿Cuándo depositas eso te lo traes a casa o lo dejas en el banco? “lo dejas” deposita tu alma al banco del creador dejar en un lugar seguro y que no te cobra comisiones, que te va a dar dividendos, te va a dar gloria, redención, paz, transformara tu dolor la gloria.

Hace hincapié en que él es el fiel “creador”, el nos sustenta, el sol y la luna siguen allí porque Dios lo permite, entrégale tu vida y confía en él, no pidas devolución de nada, no pidas adelantos. El sufrimiento como cristianos es transformar o cambiar nuestro dolor en gloria, entreguemos nuestra alma y hagamos el bien.

Estas comunidades comenzaron a vivir y soportar persecución y muerte, pero otros vivieron en hostilidad padeciendo como cristianos, como tu y yo padeciendo situaciones y circunstancias a diario en este mundo caído, pero se sometieron a las autoridades, a hacer el bien, vivir una vida en santidad, el cristianismo empezó a abrazar causas sociales que en aquel tiempo nadie se atrevía, hoy tenemos causas que abrazar (principio y valores alienados).

200 años después el imperio romano cayó ante la fe cristiana, hoy es nuestra pelea, deja de pensar solo en ti y pensemos en los perdidos y que no tienen esperanza.

Conclusión

¿Tú tienes este momento sufrimiento? Ven a Cristo y deja o deposita total mente en sus manos tu alma. Es inevitable el dolor, pero confía en la promesa eterna.

Esto es verdad: Si morimos por Cristo, también viviremos con él. 12 si soportamos los sufrimientos, compartiremos su reinado. Si decimos que no lo conocemos, también él dirá que no nos conoce. 13 Y aunque no seamos fieles, Cristo permanece fiel; porque él jamás rompe su promesa.” (2 Timoteo 2:11-13 TLA)

© Franklin Riera. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones .. Predicas Cristianas

 

Deja un comentario