Reconociendo lo que viene de Dios

“…El que quiera hacer la voluntad de Dios, conocerá si la doctrina es de Dios…”  Juan 7:17

A lo largo de la historia cristiana, se ha podido ver cómo muchas personas han sido engañadas por falsos maestros. Y esto no es algo de extrañarse, puesto que Las Escrituras lo profetizaron. Pero en la actualidad en que vivimos este hecho ha aumentado en demasía.

Podemos ver cómo estos falsos maestros engañan y detrás de ellos le siguen cantidades innumerables de personas: “Pero hubo también falsos profetas en el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías de perdición y muchos seguirán sus disoluciones…” (2 Pedro 2:1).

Y ahora, en base a esto, nos preguntamos: ¿por qué son engañadas tantas personas? Pues la razón la tenemos en el versículo de introducción: “El que quiera hacer la voluntad de Dios, conocerá si la doctrina es de Dios…” (Juan 7:17).

El problema radica en que aquellos que siguen las disoluciones de los falsos líderes no quieren hacer la voluntad de Dios, pues si quisieran, ellos conocerían si la doctrina es de Dios. Una vez oí a un predicador decir: -Los falsos líderes son el juicio de Dios para todas aquellas personas que no quieren a Dios, sino que solamente quieren una doctrina de acuerdo a sus deseos, ellos sólo buscan un Dios que se ajuste a ellos. Sí que tenía razón ese predicador.

Recuerdo cuando este versículo llegó a mí, no salía de mi mente. Era un recién convertido y meditaba sobre ello, diciendo: -Yo realmente quiero hacer la voluntad de Dios, entonces de acuerdo a este versículo, sabré conocer si la doctrina es de Dios.

Dios prometió que su Espíritu nos guiaría a toda verdad. Si tú eres un hijo de Dios, si su Espíritu mora en ti, y si realmente quieres hacer su voluntad, Dios te guiará y sabrás conocer si la doctrina es de Dios. Acaso Dios no ha prometido guardarnos hasta el final.

Acaso la palabra de Dios no dice que los que somos de Dios no seríamos engañados hasta la perdición: “Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos.” (Mateo 24:24).

Nota bien lo que aquí dice “…de tal manera engañarán…”, es decir que el engaño será en gran manera. Pero observa lo siguiente: “…si fuere posible, aun a los escogidos.”, es decir que el engaño será tan grande, que si existiese la posibilidad hasta los escogidos serían engañados, pero eso no va a suceder. Los escogidos no serán engañados… Nosotros no seremos engañados, pues somos guardados por el poder de Dios.

¡Gózate! Pues si de corazón profundo quieres hacer la voluntad de Dios, serás guardado, no serás engañado y sabrás conocer qué o cuál doctrina es de Dios…

Acerca Central de Sermones

Central de Sermones; colección de predicas cristianas, mensajes cristianos, estudios biblicos, y bosquejos biblicos.

También Revise

La recompensa que nos espera.. Predicas Cristianas

La recompensa que nos espera

Predicas Cristianas. ¿Qué nos enseña la Biblia al respecto a la recompensa que nos espera? El mensaje de la palabra del Señor más predicado durante la reforma..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *