¡Más allá de tu vida!

Predicas Cristianas

Prédica de Hoy: ¡Más allá de tu vida!

Predicas Cristianas Lectura Bíblica: “…Nosotros somos como una casa terrenal, como una tienda de campaña… pero sabemos que si esta tienda se destruye, Dios nos tiene preparada en el cielo una casa eterna, que no ha sido hecha por manos humanas….” 2 Corintios 5:1 (VP).

INTRODUCCIÓN

En cierta ocasión dijimos que la vida es el espacio con que cuentas para proyectar tu existencia. Sin embargo, hay algo maravilloso que trasciende tu tiempo y espacio en este planeta: LA INMORTALIDAD.

El legendario presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, Abraham Lincoln dijo: “¡Seguramente Dios no hubiera creado un ser como el hombre para que solo existiera por un día! ¡No!, ¡No!, el hombre fue creado para la inmortalidad.”

Y es que el ser humano tiene un sentido innato de inmortalidad, por la sencilla razón de que Dios ha implantado eso en nuestro cerebro porque él nos hizo a su imagen. Cuando vives a la luz de esta eternidad, tus valores cambian. Haces uso de tu dinero y de tu tiempo de una forma más sabia; reordenas tus prioridades.

Estar al día con la moda, los estilos y el qué dirán ya no es importante para ti; y, tus relaciones y el carácter tienen un valor muchos más alto que tu fama, tu fortuna o tus logros. De ahí que, entender que la vida es mucho más que vivir el momento…

I. NOS COLOCA EN UNA RELACIÓN CORRECTA CON DIOS, 1 Juan 2;17 (cf. 2 Corintios 5:10)

Para el apóstol Juan, plantear la vida conforme a la voluntad de Dios es la mejor inversión que cualquier persona, que anhela la inmortalidad, puede hacer. En los verss. 15-16 su recomendación es contundente: “No amen el mundo ni nada de lo que hay en él… porque nada de lo que hay en el mundo (los malos deseos del cuerpo, la codicia de los ojos y la arrogancia de la vida) proviene del Padre sino del mundo.”

Para Juan, una sola cosa era lo más importante: HACER LA VOLUNTAD DE DIOS. Cuando confrontamos el pensamiento de Juan con la teología de Pablo, descubrimos que ambos hablan de lo mismo, sólo que Pablo lo declara en términos de consecuencias (Leer 2 Corintios 5:10).

Si te va bien, en la tierra vivirás como máximo 100 años. Serán 100 años en los que la vida te brindará muchas opciones de hacer lo que más te guste. Pero la eternidad sólo te da dos opciones: el cielo o el infierno.

Y tu relación con Dios en la tierra determinará el tipo de relación que tendrás con él en la eternidad. Si amas a Jesucristo y vives en SU VOLUNTAD, entonces Dios te invitará a pasar la eternidad con él. Pero si rechazas su amor, su perdón y la salvación, entonces pasarás la eternidad apartado de Dios.

Mira, si tu vida consistiera del tiempo que vas a vivir sobre la tierra, yo sería el primero en decirte que la goces, y que si quieres no pienses en ser bueno, ni en hacer lo correcto, sencillamente porque no tendrías que preocuparte por las consecuencias de tus actos. Pero éste es el meollo del asunto.

La muerte no es tu fin, más bien es tu transición a la eternidad.

De manera que sí hay consecuencias eternas por todo lo que hagas en la tierra. ¡Sin duda que Dios! tiene un propósito para tu vida en esta tierra!, pero este propósito no termina aquí.

Acerca Luís René Pérez Quirino

Luís René Pérez Quirino

También Revise

Con toda bendición espiritual

Con toda bendición espiritual

La principales bendiciones que Dios nos da cuando le conocemos son las bendiciones espirituales. La mayor de todas es la bendición espiritual, la salvación..

Un comentario

  1. La lucha,del espirutu y cuerpo,nos quita mucho tiempo,si pensaramos mas en solo lo por venir y sus promesa para nosotros,las cosas en relacion para avanzar a otro nivel seria difente.con Dios

Leave a Reply

You have to agree to the comment policy.