Inicio / Predicas Cristianas / La humildad, rasgo de un triunfador – Parte IV

La humildad, rasgo de un triunfador – Parte IV

Predicas Cristianas – Predicaciones Cristianas

Éxodo 35:20-35:29

El día de hoy concluimos con nuestra serie “Rasgos de un Triunfador”; hemos mencionado las semanas anteriores que para triunfar en la vida, nos urge desarrollar los rasgos que definen a un triunfador.

Hemos hablado del rasgo de la bondad, el rasgo de la perseverancia y el rasgo de la humildad, y como ellos son de suma importancia en la vida de un triunfador.

Dijimos que estos rasgos son cualidades de carácter, que bajo la dirección y en el poder del Espíritu Santo, nos llevarán a ser verdaderos triunfadores.

Hoy hablaremos de la cualidad de la generosidad como rasgo de la persona que realmente triunfa en la vida. John C. Maxwell dijo: “Dar es el nivel más alto del vivir”.

Cuando pensamos en la generosidad, generalmente viene a nuestra mente personas que dan dinero. Mas sin embargo, si revisamos el diccionario encontraremos una definición más amplía que dar dinero.

Generosidad es: darse totalmente a asuntos grandes en los que se requiere valor y esfuerzo.

Éxodo 35:20-2920 Entonces toda la congregación de los hijos de Israel salió de la presencia de Moisés. 21 Y todo aquel a quien impulsó su corazón y todo aquel a quien movió su espíritu, vino y trajo la ofrenda del SEÑOR para la obra de la tienda de reunión, para todo su servicio y para las vestiduras santas. 22 Todos aquellos de corazón generoso, tanto hombres como mujeres, vinieron y trajeron broches, pendientes, anillos y brazaletes, toda clase de objetos de oro; cada cual, pues, presentó una ofrenda de oro al SEÑOR. 23 Y todo aquel que tenía tela azul, púrpura, escarlata y lino fino, pelo de cabra, pieles de carnero teñidas de rojo y pieles de marsopa, los trajo. 24 Todo aquel que podía hacer una contribución de plata y bronce trajo la contribución reservada para el SEÑOR; y todo el que tenía madera de acacia para cualquier obra del servicio, la trajo. 25 Y todas las mujeres hábiles hilaron con sus manos, y trajeron lo que habían hilado, de tela azul, púrpura, escarlata y lino fino. 26 Y todas las mujeres cuyo corazón las llenó de habilidad, hilaron pelo de cabra. 27 Y los jefes trajeron piedras de ónice y piedras de engaste para el efod y para el pectoral; 28 y las especias y el aceite para el alumbrado, para el aceite de la unción y para el incienso aromático. 29 Los hijos de Israel, todos los hombres y mujeres cuyo corazón los movía a traer algo para toda la obra que el SEÑOR había ordenado por medio de Moisés que se hiciera, trajeron una ofrenda voluntaria al SEÑOR.” (LBLA)

Moisés había recibido ya la ley de Dios en el monte Sinaí, y al inicio del capítulo 35 Dios habla al pueblo a través de Moisés sobre la construcción y los materiales para el lugar en donde se habría de adorar al Dios verdadero.

El Señor había sido específico en sus demandas y el pueblo escuchó la invitación del Señor a hacer su voluntad. Este pasaje nos habla de algunos aspectos importantes acerca de la generosidad y como podemos desarrollar este rasgo para poder llevar vidas de victoria.

I. La Generosidad es incitada por el Espíritu Santo

Éxodo 35:20-2120 Entonces toda la congregación de los hijos de Israel salió de la presencia de Moisés. 21 Y todo aquel a quien impulsó su corazón y todo aquel a quien movió su espíritu, vino y trajo la ofrenda del SEÑOR para la obra de la tienda de reunión, para todo su servicio y para las vestiduras santas.”

La Palabra de Dios nos dice en el versículo 20, que toda la congregación que conformaba el pueblo de Israel escuchó el mensaje del Señor. Mas sin embargo, en el siguiente versículo se dice que, los que vinieron a traer ofrenda fueron aquellos que fueron movidos por el Espíritu Santo.

El Espíritu Santo movió a un sector del pueblo a responder a Dios; pero además dice que esta decisión de darle a Dios fue un acto voluntario, jamás forzado o manipulado.

Cuando las personas son sensibles a la voz de Dios, saben exactamente lo que deben hacer, pues no existe confusión en sus decisiones para darse a Dios en todos los aspectos de la vida.

Otra cosa relevante, es que Dios jamás nos forzaría a hacer algo que no queremos, sin embargo aquí existe un elemento valioso y es la gratitud. Ellos hacían esto por haberlos sacado con bien de la esclavitud de Egipto.

Es importante notar que no estoy diciendo que el Espíritu de Dios sea selectivo, sino que para haber sido movidos y obedecer, fue debió a la sensibilidad y la gratitud en el corazón de cada israelita. Así que, generosidad es dar o darse según sea el caso cuando tenemos sensibilidad a las cosas de Dios y esto viene de una correcta relación con Espíritu Santo.

Además, se es más generoso a la obra de Dios cuando el darse es un acto de la voluntad, movido por la gratitud de las cosas hechas por Dios en nuestras vidas. Se es generoso cuando sé esta contento y satisfecho con lo que se tiene. Rockefeller reconoció esto cuando dijo: “He ganado millones, pero eso no me trajo la felicidad”

Si no eres generoso con Dios y su obra, es porque no estas contento con lo que tienes y no existe gratitud en tu corazón, además es posible que no estés siendo sensible a la voz de Su Santo Espíritu.

Recuerda que la generosidad es incitada por el Espíritu Santo ¡Sé sensible a Su voz!

II. La Generosidad se da en aquellos que son valientes y esforzados

Éxodo 35:29Los hijos de Israel, todos los hombres y mujeres cuyo corazón los movía a traer algo para toda la obra que el SEÑOR había ordenado por medio de Moisés que se hiciera, trajeron una ofrenda voluntaria al SEÑOR.”

Leímos que solo un sector del pueblo respondió a la invitación de ser generosos en la obra de Dios. También, notemos que la definición de generosidad, indica que existen dos elementos importantes para que se de la generosidad y estos son: El valor y El esfuerzo.

Antes de pasar a explicar ambos conceptos debemos recalcar que ser generoso no es únicamente dar dinero, (aunque es un aspecto importante) es darse totalmente (fuerzas, energías, talentos, dones, bienes, recursos, etc.)

Acerca Joshua Pinto

Revise también

Central de Sermones - Cada quien su iglesia

¿Cuando prospera la obra de una iglesia?

Predicas Cristianas - Para que prospere la obra de una iglesia, deben despertar los dormidos. Cada uno debe ocupar su lugar de trabajo, y no debemos hacer caso a las críticas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *