Inicio / Predicas Cristianas / Conquistando para el Reino

Conquistando para el Reino

Introducción

La Conquista para el Reino es:

  • Una actitud mental que hace que una nación, un pueblo o una persona, obtenga la promesa de Dios.
  • Lo que define esa actitud de conquista es: la fe, el propósito de Dios para esa nación, ese pueblo o esa persona, la actitud de gobierno.
  • Nadie puede conquistar exitosamente en el propósito de Dios sino conoce, se prepara y ejercita en estas áreas ya referidas

Revisemos algunos aspectos que me transformarán en un  conquistador para el Reino.

Anuncios


I. ENTENDER Y DEFENDER MI PROPÓSITO EN DIOS (V1-V4).

Los propósitos de la humanidad están sublimados y enmarcados dentro de los propósitos de Dios, en una sociedad, para obtener un mejor nivel de vida, es necesario producir más y  con mejor calidad, invertir en educación, investigación, establecer normas de respeto y del buen convivir, entre otras. Todo esto lo establece el Reino de Dios,  representado en el Señor Jesucristo y su iglesia, la iglesia está comprometida a  cumplir el propósito de Dios:

  1. Crecer y expandirse. Gén. 1:28
  2. Cumplir la gran comisión. Mateo 28:18
  3. Hacer la voluntad del Rey para la humanidad. Isaías 61:1
  • Las únicas personas responsables de abortar o hacer exitoso estos propósitos son los habitantes del Reino.
  • David como conquistador, entendía claramente este principio, llegó a comprender que si seguía el curso de su vida como hasta ese momento lo había vivido, tarde o temprano sería muerto por Saúl, quien varias veces  había intentado asesinarlo.
  • David había reconocido la importancia del propósito de Dios para su vida y para su pueblo, poco antes (1 Samuel 16:13) fue ungido por Samuel, cuando Dios unge a una persona, lo llama su ungido.
  • Cristo significa El Ungido de Dios, cuando Dios unge a una persona le está cediendo parte de su naturaleza divina de poder a través de su Espíritu Santo, para que cumpla su propósito en la tierra de los vivientes. Escucha tu propósito está aquí y es ahora si Dios te ha ungido, reconoce y defiende tu propósito, si  no lo ha hecho, levanta tus manos al cielo y   clama para que la unción del Espíritu santo encienda el fuego en ti. ¡Aleluya!

Dios ha establecido propósitos en tu vida que conducen a un gran propósito, como cónyuge, hombre o mujer, como hijo, como trabajador, como estudiante, como prójimo, como ministro, sino reconoces y defiendes  estos propósitos, muy difícilmente subirás en el nivel de conquista para el Reino. Dios te da la promesa, está esperando a tu puerta, pero necesitas entender y defender tu propósito. Hombres que lo hicieron, Gedeón, Josué, el mismo David.

 II. TOMAR POSICIÓN PARA GOBERNAR.

Tomar posición para gobernar es morir al pecado y resucitar en el espíritu mediante la fe  por medio del sacrificio de Jesús en la cruz del calvario: El apóstol Pablo lo refiere de esta manera en, Efesios 2:4-6 “Pero Dios, que es rico en misericordia, por causa del gran amor con que nos amó,  aun cuando estábamos muertos en nuestros delitos, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia habéis sido salvados), y con Él nos resucitó, y con Él nos sentó en los lugares celestiales en Cristo Jesús,”

Anuncios


Gobernar es hacer la voluntad de Dios, pues él es el que gobierna y reina eternamente,  gobernamos cuando amamos a Dios con todo nuestro corazón, con toda nuestra alma y con todas nuestras fuerzas y al prójimo como a nosotros  mismos, fue el amor el que coronó  al Señor Jesús como Rey Eterno de Gloria.

Por amor a  Dios y a Saúl, David huyó de Israel a  tierra filistea, además no llegó altercando con Aquis uno de los principales Filisteos;  llegó en completa  paz y armonía, humillado ante él, en varias ocasiones David tuvo la oportunidad de matar a Saúl, pero entendió que era el escogido de Dios y el padre de Jonatán, su amigo. Cuando una persona, grita, humilla, vitupera, manipula a otra, literalmente está perdiendo la autoridad ante esa persona.

Gobernar en la tierra es aplicar la justicia de Dios en todas las cosas, el mismo David, profetizó el gobierno  eterno del Señor Jesús, mediante la justicia  del Padre y su testimonio.

“Samuel 23:-4 “Dijo el Dios de Israel, me habló la Roca de Israel: “El que con justicia gobierna sobre los hombres, que en el temor de Dios gobierna,   es como la luz de la mañana cuando se levanta el sol en una mañana sin nubes, cuando brota de la tierra la tierna hierba por el resplandor del sol tras la lluvia.“

Anuncios


Ilustración:  Zac 3:1  Entonces me mostró al sumo sacerdote Josué, que estaba delante del ángel del SEÑOR; y Satanás estaba a su derecha para acusarlo.

Zac 3:2  Y el ángel del SEÑOR dijo a Satanás: El SEÑOR te reprenda, Satanás. Repréndate el SEÑOR que ha escogido a Jerusalén. ¿No es éste un tizón arrebatado del fuego?

Zac 3:3  Y Josué estaba vestido de ropas sucias, en pie delante del ángel.

Zac 3:4  Y éste habló, y dijo a los que estaban delante de él: Quitadle las ropas sucias. Y a él le dijo: Mira, he quitado de ti tu iniquidad y te vestiré de ropas de gala.

Zac 3:5  Después dijo: Que le pongan un turbante limpio en la cabeza. Y le pusieron un turbante limpio en la cabeza y le vistieron con ropas de gala; y el ángel del SEÑOR estaba allí.

Zac 3:6  Entonces el ángel del SEÑOR amonestó a Josué, diciendo:

Zac 3:7  Así dice el SEÑOR de los ejércitos: “Si andas en mis caminos, y si guardas mis ordenanzas, también tú gobernarás mi casa; además tendrás a tu cargo mis atrios y te daré libre acceso entre éstos que están aquí.

Hoy puedes adoptar una actitud de gobierno y poder, comenzando en tu vida, en tu casa y en tu comunidad el gobierno en el Reino, representa la expresión de su amor sobre todo lo que hacemos y sobre las personas con las cuales interactuamos a diario, representa entregar nuestros anhelos y deseos al Señor, convencidos que lo que Él disponga para nuestra vida y nuestra casa, es lo mejor, eso nos permitirá gobernar desde la tierra, sobre lo visible e invisible, sobre lo natural y lo espiritual.  He llegado a una conclusión, la posición más elevada que me permite gobernar, es vivir rendido a los pies del Señor. ¡Aleluya!

III. ADOPTAR Y EJERCITARSE EN LA CULTURA  DEL REINO

Anuncios


Un Reino para establecerse tiene que conquistar. La conquista implica guerra, una guerra  en la cual se desaloja del territorio que queremos conquistar a los que allí moran, una guerra entre los modelos y patrones actuales y los diseños establecidos por Dios para vivir y ser exitoso en el Reino. Moisés conquistaba dependiendo del Señor, igual lo hizo Josué y cada conquistador referido por La Biblia. Un Reino  para mantenerse tiene que defenderse. La mejor defensa en la vida de un creyente es estar alineado con Dios, la mejor defensa en el Reino es  vivir de manera consagrada (santo) para Dios, es darle el derecho legal al Rey haciendo su voluntad. (Génesis 35:1 Jacob edificando altar para Dios.)

Un Reino debe ser la expresión celestial del Rey. El Rey quiere  y siempre anhela  que sus siervos vivan ejercitándose con la cultura de su reino, David era un guerrero estaba preparado para la conquista, continuamente él salía a atacar a los enemigos del pueblo de Dios y hacía creer a Aquis, que atacaba a Israel. El Rey nunca quiere el enfrentamiento de la gente de su reino, escucha en la pelea de una familia, de una congregación, nadie gana, todos  tiene algo que perder. El Rey no quiso que David peleara contra sus hermanos, cuando ya parecía que esto iba a suceder,  la mano de Dios se hizo presente y evito el conflicto entre David y su pueblo, Dios utilizó a los principales de los Filisteos. Escucha cuando vives en la cultura del Reino, Dios siempre estará  atento para librarte de aquello que pueda perjudicar a su Reino y consecuentemente su nombre como Rey, y para eso puede utilizar cualquier estrategia, al fin y al cabo, él es Dios y es soberano. El reino celestial es donde está el Rey Celestial y ese Rey se llama Jesucristo y está aquí y ahora. ¡Aleluya!

 CONCLUSIÓN:

Entender nuestra propósito en el Señor, nos permite tomar la posición de gobierno, que nos hace  dignos representantes de la cultura del Reino en la tierra.

Es una actitud de vida, impulsada por la fe en la verdad representada en nuestro Señor Jesucristo, tenemos que creer que en nosotros como convertidos al Señor, somos la respuesta al clamor de la humanidad que gime por la manifestación de los hijos de Dios, las tinieblas cada día avanzan de una manera más que proporcional al Reino de Dios, de allí que no podemos detenernos, el tiempo es ahora y es ya, avancemos y conquistemos lo que por derecho natural y divino nos pertenece.

Paz.

Acerca Pedro Araujo Lemus

Pedro Araujo Lemus. Comunidad Cristiana Luz y Vida. Mérida Venezuela

Revise también

Predicas Cristianas.. Sufrimiento en primavera

Sufrimiento en primavera

Predicas Cristianas. la profecía de Isaías mostraba que Jesús, el Cordero de Dios, seria crucificado. Mensaje cristiano para semana santa; la muerte de Cristo..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *