Ser madre

Predicas Cristianas – Predicaciones Cristianas

1º Reyes 3:16-28

Introducción

En cierta ocasión, la Madre Teresa de Calcuta fue entrevistada en un programa de la BBC de Londres. el entrevistador estaba fascinado de poder platicar con alguien que irradiaba una paz en el alma, claridad en el razonamiento y una gran bondad. Le preguntó sobre su trabajo humanitario y altruista. Después de la exposición, el comentarista dijo:

Anuncios

Su vida señora, es un ejemplo a seguir, su perseverancia, su altruismo y su fe, son invaluables, pero para los que tenemos familia y debemos cuidar y trabajar para atender a nuestros hijos, es mucho más difícil hacer lo que usted hace (dando a entender que ella por estar sola podía ocuparse de lo que hacía). Posiblemente este tipo de servicio que sea para personas como usted. Con voz firme y segura, la Madre Teresa le dijo: -No señor, usted se equivoca; yo soy casada- mostró su anillo que simbolizaba el casamiento con su religión en tanto decía: -Todos los que me rodean son mi familia, son mis hermanos, son mis hijos, por quienes debo velar y cuidar de igual manera que usted lo hace con su pequeña familia.

En estos días de celebrar a la madres observamos algo que podría cambiar a los que escuchen (o lean ) este sermón, su perspectiva acerca de ser madre y lo que implica. Se cree que la maternidad es solo traer niños al mundo. No se pretende minimizar o despreciar el milagro de dar vida, pero si hacer notar que ser madre es más procrear; podemos afirmar con tristeza que no todas las mujeres que dan a luz un niño sea necesariamente una madre.

Hoy descubriremos que significa ser madre en todo el sentido estricto de la palabra. Dar a luz un niño es solo el primer paso para poder ostentar el titulo de ser madre. Una persona cuando obtiene un certificado de alguna profesión u oficio, no quiere decir necesariamente que lo sea por solo tener un papel que lo dice, tiene que encarnarse en esa labor o trabajo y desarrollándolo podrá llegar al punto de decir que es lo que su certificado o título dice que es. De igual manera una mujer no debería ser llamada madre solo por el hecho de dar a luz hijos, pues, como veremos más adelante este título debe ser dado a ciertas mujeres que reúnan ciertas características y procrear hijos debe ser el solo el inicio. No pretendemos dejar a ciertas mujeres que han tenido hijos sin la bendición de ser honradas por ellos, sino que busquen de Dios el significado e implicaciones de ser madre y soliciten poseer ese don. A lo que si han sabido ser madres a que compartan sus experiencias a las siguientes generaciones, y las que aún no lo son, que lo piensen bien; pues criar hijos es solo para aquellas que están dispuestas a pagar el precio de serlo.

I. Ser madres es un don de Dios (v.16-18)

Anuncios

Se dice que dos personas llegan ante el rey Salomón parar tratar de arreglar una controversia, es la historia de dos mujeres que en igualdad de condiciones y circunstancias, la Palabra de Dios nos mostrará que una de ella nació para ser madre y la otra aunque tuvo un hijo no supo ser madre. A continuación observemos que ellas están en igualdad de condiciones:

Mujer: Ambas eran del sexo femenino y con las características anatómicas y fisiológicas similares para estar embarazadas y procrear.

Prostitutas: Ambas mujeres se dedicaban a lo mismo. Para ser madre o no el oficio no es importante, pues hasta abnegadas mujeres de hogar se les puede negar el privilegio de ser mamá en el sentido que hoy nos ocupa.

Vivían juntas: Cohabitaban en un mismo domicilio, eso quería decir que además del oficio compartían algún tipo de simpatía, pues difícilmente vivirían sin al menos no hubiera amistad.

Embarazo al mismo tiempo : Su embarazo se desarrolla al mismo tiempo, con cierta diferencia.

Anuncios

Parto casi al mismo tiempo: La primera mujer paré un día y con una diferencia de 3 días paré la otra mujer, ambas en similares condiciones.

Cada una con su hijo: Hasta el punto anterior observamos que todo parece ser igual, pero ya una vez que sus hijos nacen el camino que ambas compartían se divide cada una según el desarrollo del amor de madre hacía el hijo. Una tuvo un hijo, pero la otra fue mamá.

Ambas mujeres habían compartido muchas cosas, pero esta parte de la historia nos enseña que es ser mamá y que es algo que solo puede provenir de Dios y que no a todas les es dado, pero es importante saber que Dios puede darlo a quién lo busqué y lo pida. Solo la primera mujer de la historia desarrolla el ser mamá. La conclusión de este punto es que no a todas la mujeres aunque procrean un niño pueden desarrollarse hasta ser
la madre que Dios quiere que sea.

II. Ser madre es luchar por los hijos (v. 16b, 22b) «… y se presentaron ante él… Así discutían delante del rey»

A partir de este punto haremos una comparación de ambas mujeres, a la que presenta la queja ante Salomón llamaremos la madre y a la otra mujer.

Madre: Es una de esta dos protagonistas la que toma la iniciativa de pelear por su hijo, pues se lo habían robado y la estaban haciendo creer que había muerto, ante esta situación de despojo y engaño, llega ante la autoridad mortal mayor de Israel; el rey Salomón, de quién se sabía poseía gran sabiduría y autoridad para resolver su asunto. Esta dispuesta a todo con tal de lograr que le fuera devuelto su bebé y se castigará a quién lo había robado. Pongamos nuestra atención en el determinación de esta mujer de luchar contra todo y todos por conseguir hacer justicia a su hijo y defender su derecho de tener a su hijo con ella en esta etapa de su vida.

Mujer: Esta otra protagonista también asiste delante del rey, pero movida por la acción de la madre del niño que acaba de robar. De haber resultado su plan de hacer pasar a su bebe muerto por el hijo de su compañera, esta mujer hubiera vivido su vida como si nada hubiera pasado, pues para ella un hijo es sustituible, al fin al cabo los dos eran niños, que importa quién lo tuvo, lo importante es tener a alguien con ella, pues si no tiene marido tiene hijo. De haber querido luchar por su hijo busca a alguien para salvarle la vida a su propio hijo.

Podemos apreciar claramente quien es la madre, la que enfrenta todo y lucha con todo por su hijo. Ser madre implica luchar a favor de los hijos, no solo dejarlos crecer junto con nosotros de manera silvestre o dejar que otros lo hagan (escuela, amigos, televisión, sociedad, etc. ). Una madre esta en la lucha constante por evitar que a sus hijos les sean robados sus sueños, oportunidades, incluso la vida. Es importante anotar que este requisito es temporal y corto, pues conforme pasen los años los padres sabios dejaran a que cada hijo luche por alcanzar la victoria en su vida, pero la madre en conjunto con el padre deben poner las bases con el ejemplo de luchar y no dejarse vencer aunque todo parezca adverso.

III. Ser madre es ser cuidadosa con los hijos (v.19) «…murió, porque ella se acostó sobre él»

Madre: La madre cuando tuvo a su bebé, sabía que su vida se vería trastornada y la hora del sueño no era la excepción, ahora debía estar pendiente de su pequeño hijo y el sueño de la madre es ligero. Una madre esta alerta a todos los acontecimientos, cambios y circunstancias de sus hijos y ese estar alerta es que sabe identificar cuando las cosas no andan bien o se requiere de ajustes o cambios de estrategias en la educación de los hijos, así también en los aspectos físicos, una madre sabe prevenir a los hijos de los peligros una vez que estos pueden desarrollar su carácter y decisiones.

Mujer: Para esta mujer su sueño era sagrado, ni aún el hijo vino a robarle sus preciadas horas de dormir, tal era la pesadez de su dormir que aplasto a su propio hijo que lo mató.

Acerca Gerardo González Cruz

El pastor Gerardo González Cruz nació en México D.F. Estudio la licenciatura en Medicina Veterinaria y Zootecnia en la F.M.V.Z. de la U.N.A.M. y fue allí donde conoció al Señor Jesús a la edad de 23 años. En el año 1999 ingreso al Seminario Teológico Bautista Mexicano campus Zarco graduándose en el año 2002. Pastor en la Iglesia Bautista “Dios es Amor” en Tláhuac desde 1999 a la fecha.

También Revise

Predicas Cristianas.. Seremos bendecidos

Y seremos bendecidos

Predicas Cristianas.. Si queremos ser bendecidos, es necesario que olvidemos todo lo demás cuando se trata del Señor, y solamente recordar una cosa. Dios ha reclamado tu corazón para Él..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *