Ser madre

Para la madre cada hijo posee características propias, virtudes y capacidades, y que ninguno es igual al suyo, aún entre mujeres que tienen muchos hijos, cada uno de ellos para una madre verdadera es único y especial y no los comparará y no esperará que todos tengan las mismas capacidades y virtudes.

Mujer: Para la mujer se percata de que aplastó a su hijo mientras dormía, pero en lugar de vivir su pena, busca quién lo sustituye, total al igual que punto II, ese hijo es sustituible, de no haber tenido cerca a quien robarle, se hubiera embarazado nuevamente y reemplazar al que se había muerto.

Hay mujeres con hijos que deseen tener hijos idénticos en todo y se la viven haciendo comparaciones entre hermanos o entre hijos de otras personas, sus hijos no tiene nada especial y desearían haber tenido al hijo de su vecina, amiga o hermana; perecidas a la mujer de la historia no creen que cada bebe es un ser humano hecho especialmente por la mano de Dios.

V. Ser madre es ser honesta (vers. 22)

No; mi hijo es el que vive y tu hijo es el que ha muerto

Madre: Al amanecer, esta mujer se percató que el niño que tenía a su lado y que estaba muerto, no era su hijo. En ese momento ella decide aclarar con su compañera de cuarto y se da cuenta que tiene a su bebé, sin embargo la otra lo niega, argumentando que es de ella.

La madre decide hablar con la verdad delante de quien sea; se podría haber dado el fenómeno tele novelesco de que viera como crece su hijo en brazos de otra. Nada más absurdo para quién en realidad es madre, pues la mentira no formará parte de su conducta, sino que tratará todos los asuntos de la vida con sus hijos de frente y con verdad.

Mujer: Al ser descubierta, decide mantener su mentira a costa de todo, e tal forma que su reputación como madre no se vea afectada.

Se da un fenómeno en las familias en las que todos saben lo que ocurre en la vida moral de cada miembro y nadie dice nada, todos saben que el hijo usa drogas, pero nadie lo enfrenta, en algunas familias se dan situaciones de abuso entre padres hacia hijos y nadie dice nada, a bien el joven manifiesta conducta homosexual o lesbiana y nadie dice nada.

La mentira para algunas es una manera de vivir y se hace adictos a ella, por temor a enfrentarse a una realidad y buscar una solución. Existen mujeres que tienen hijos y que fallan en la vida de honestidad con ellas mismas y con sus hijos. Se cree que una mujer que solapa o protege a su hijo es mejor, pero en realidad hace de ellos personas que viven en impunidad.

VI. Ser madre es dejar vivir (verss. 24-26)

¡Ah, señor mío! dad a esta el niño vivo, y no lo matéis

Madre: Una vez que el rey Salomón ha escuchado ambas partes del problema, se da cuenta que por no existir testigos para ambas mujeres toma una determinación, manda traer una espada y manda cortar al niño a lo largo para dar a cada una una parte y así resolver el problema.

Sin embargo la madre al ver en peligro la vida de su hijo, se angustia y dice al rey: No lo mates, mejor dalo a esa mujer, pues prefiero verlo en brazos de otra que muerto.

Que tremenda decisión de madre, pues no antepone sus deseos egoístas de tenerlo a como dé lugar, sino que para verlo vivir y crecer lo deja ir. Una madre sabe que un hijo no es propiedad.

Acerca Gerardo González Cruz

Gerardo González Cruz
El pastor Gerardo González Cruz nació en México D.F. Estudio la licenciatura en Medicina Veterinaria y Zootecnia en la F.M.V.Z. de la U.N.A.M. y fue allí donde conoció al Señor Jesús a la edad de 23 años. En el año 1999 ingreso al Seminario Teológico Bautista Mexicano campus Zarco graduándose en el año 2002. Pastor en la Iglesia Bautista “Dios es Amor” en Tláhuac desde 1999 a la fecha.

También Revise

Vosotros sois la sal de la tierra

Vosotros sois la sal de la tierra

Predicas Cristianas Evangelio de Hoy Prédica de Hoy: Vosotros sois la sal de la tierra …

Leave a Reply

Your email address will not be published.