Cuando la cárcel libera

Predicas Cristianas

Prédica de Hoy: Pablo y Silas – Cuando la cárcel libera

Predicaciones Cristianas Lectura Bíblica: Hechos 16:23-34

Introducción:

Ser privado de la libertad es uno de los perjuicios mayores a los que un ser humano puede ser sometido. La incapacidad de moverse con libertad hacia donde uno desea y cuando uno desea puede dañar permanentemente el área emocional de una persona.

Hoy día, las cárceles parecen hoteles con comodidades de todo tipo, la cárcel en que se encontraban Pablo y Silas era un lugar insoportable, lleno de humedad, mal olor, oscura, con sabandijas, excremento, sangre.

Allí eran amarrados al cepo, permanecer sentados indeterminadamente. Si el ser privados de la libertad era terrible, lo era más porque estaban allí injustamente. Pablo y Silas habían liberado a una joven endemoniada y esta acción de servicio cristiano y expresión del Reino de Dios, provocó que los arrojaran en la cárcel.

Pablo y Silas – Cuando la cárcel libera:

Pablo y Silas habían sido azotados con varas, al estilo romano. Sus espaldas estaban sangrando. Se habían formado llagas y ya secas se pegaban a sus ropas lo que les provocaba dolor insoportable en cada movimiento. Sin contemplación alguna, las órdenes dadas al carcelero se llevan a cabo (versículos 23-24).

Cuando estamos en situaciones que nos inmovilizan, que nos oprimen, que parecen coartar nuestra libertad, tenemos que tomar decisiones que aumentarán o disminuirán nuestra carga.

La actitud de Pablo y Silas

La actitud, manera y forma en que nos enfrentemos con la crisis determinarán cuánto crezcamos, maduremos y cuán estables estemos al pasar la prueba o la situación difícil.

Pablo y Silas estaban azotados, adoloridos, injustamente encarcelados. Pudieron decidir: quejarse, lamentarse, clamar justicia, rebelarse o amargarse. Sin embargo decidieron orar y alabar a Dios.

Tu cárcel, tu inmovilidad, la situación que te está paralizando, el problema ante el cual te encuentras y que no puedes tú resolver puede liberar: oración y alabanza. Es tu sola decisión.

Ante tu crisis financiera, ante tu crisis matrimonial, ante la pérdida de tu ser querido, ante tu enfermedad, ante la carga que te aplasta, tienes una alternativa gloriosa: orar, alabar y adorar.

Pablo y Silas decidieron orar y alabar

A medianoche, cansados, adoloridos, sin saber qué sería de sus vidas, inmovilizados por un cepo que apretaba sus pies y se los hinchaba cada minuto un poco más. Pablo y Silas tomaron una decisión, mejor oremos y alabemos, bajo aflicción pero oremos y adoremos, bajo angustia pero mejor oremos y alabemos, bajo dolor insoportable pero mejor oremos y alabemos, ALELUYA.

Cuando la medianoche de la aflicción, la angustia y el dolor llegue aprende de Pablo y Silas. Comienza a orar y a alabar. Cantaban lo suficientemente fuerte y alto porque el vers. 25 dice que los demás presos los oían.

Acerca Yolanda Quiñones

También Revise

¿Por qué regresó uno solo?

¿Por qué regresó uno solo?

Predicas Cristianas.. Mensaje de Acción de Gracias ¿Por qué cree usted que no regresaron los nueve leprosos limpiados para darle las gracias a Jesús? Bueno..

2 Comentarios

  1. humberto lasso peña

    Gloria ami Rey no pude evitar llorar ante este presioso cermon lo leo en medio de mi prueba hospitalizado ya quince días y siento que mis fuerzas vuelven a mi cuerpo con este presioso bálsamo enviado desde el mismo cielo muchas gracias y mil bendiciones por este mensaje att Humberto Lasso peña Bogota Colombiano

  2. Anabella Najarro

    Es una excelente enseñanza me edifico y en lo personal me va ayudar a dar las buenas nuevas a mujeres que encuentran en la cárcel de mujeres de la ciudad de Quetzaltenango gracias

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.