Inicio / Predicas Cristianas / Recuperando la expectativa de los milagros de Dios

Recuperando la expectativa de los milagros de Dios

Predicas Cristianas – Predicaciones Cristianas

Hechos 2: 12-16

INTRODUCCIÓN

En el libro de Juan, capítulo 5, se refleja la historia de un hombre que junto a una multitud de enfermos, cojos, ciegos y paralíticos, se encontraban en un pozo llamado de Betesda, esperando que un ángel de Dios bajará de vez en cuando a sanar los de sus dolencias.

Anuncios


Refiere la historia, que en su predicación en los pueblos hebreos, Jesucristo llegó a este lugar y se dirigió inmediatamente hasta un hombre que tenía 38 años esperando ser sanado, cuando le preguntó si quería ser sanado, este hombre expuso argumentos que se fundamentaba en que no había podido ser sanado, por que no podía llegar hasta el agua a tocarla y Jesús expresando su Misericordia, le dijo: Levántate, toma tu camilla y anda. Seguidamente el hombre comenzó a andar.

Era Sábado y según la ley, no se podía hacer nada durante el día de reposo y a partir de entonces los escribas y fariseos, maestros de la ley criticaban aquel hecho en Jesús, lo que finalmente, lo condujo a la muerte. Le restaron importancia al milagro realizado en un hombre que hacía 38 años que no caminaba y adoptaron una actitud religiosa, de condenación contra el Señor.

Hoy caminaremos en lo sobrenatural de Dios, hoy no adoptaremos aquella conducta que a la postre condenó a Jesús, hoy traeremos la presencia de su Espíritu santo y de su Gloria para que sus Milagros aviven nuestras expectativas cada vez que vengamos a su presencia.

Responderemos a la pregunta ¿Cómo obtener un Milagro De Parte de Dios?

Revisemos La Bendita y Poderosa Palabra de Dios.

Anuncios


DESARROLLO.

Vers. 12a. “Por la mano de los apóstoles se hacían muchas señales y prodigios en el pueblo.”

Para entender esta verdad bíblica, primero debemos entender lo que significa apóstol, El Nuevo Diccionario Bíblico Ilustrado, refiere que la palabra, el término apóstol, proviene del griego “apostelo” y significa, ” enviar en pos de si”, o “de parte de”.

Revisando un poco mas, vayamos al libro de Mateo 28:18-19, “...Jesús se acercó y les hablo diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, íd y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo…”

Anuncios


Por su parte el libro de Marcos 16: 16-18, refiere. “…Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. El que crea y sea bautizado, será salvo; pero el que no crea, será condenado. Estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios, hablarán nuevas lenguas, tomarán serpientes en las manos y , aunque beban cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos y sanarán…”

Estos pasajes bíblicos encierra una gran revelación, para poder hacer los milagros que el Señor Jesús hacía en su ministerio, debes estar investido de la autoridad de Dios, esto representa un gran compromiso con la obra de Dios, Jesús fue enviado por Dios Padre a cumplir un propósito, salvar a la humanidad de la condenación de la ley, de allí que él refería que toda potestad le fue dada en el cielo y en la tierra, él sabía que parte fundamental de ella significaba predicar la palabra, entonces, te puedes preguntar hoy, y ¿por qué debemos predicar La Palabra de Dios?

Porque Juan 1:1;14 lo dice, que en el principio era el Verbo y el Verbo era Dios y el Verbo habitaba con Dios, luego este Verbo se hizo carne en Jesucristo ¡Aleluya!

Y a partir de allí, cuando te revistes de la autoridad de Dios, a través de la pureza y la santidad, de la obediencia a sus mandatos y de su temor, entonces, solo con colocar tú mano en los enfermos, ellos sanarán, con colocarlas en los endemoniados ellos quedarán libres, ¡Aleluya!

Acerca Pedro Araujo Lemus

Pedro Araujo Lemus. Comunidad Cristiana Luz y Vida. Mérida Venezuela

Revise también

Sermones Cristianos - ¿Qué tienes en tu mano? Usalo

¡El ángel del Señor ya está aquí!

Predicas Cristianas - La oración concertada y unida desbarata al enemigo, porque la oración no es el ejercicio de los más débiles ni minusválidos, es la acción de los generales de Dios...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *