Inicio / Predicas Cristianas / Venciendo las dificultades

Venciendo las dificultades

Jueces 6:11-16

INTRODUCCIÓN

En la palabra de Dios, existen referencias Bíblicas que ofrecen orientación para cualquier tipo de situación, así pues, muchas personas hoy día se sumergen, en el mundo intelectual para encontrar respuestas a problemas y situaciones que solo se hallan en el ámbito espiritual (Romanos 8:5), la angustia y la ansiedad se han convertido en compañeras inseparables de estas personas, las cuales, en la mayoría de los casos, ven frustradas sus aspiraciones para enfrentar exitosamente una situación crítica.

En el Libro del Profeta Habacuc (3:17-19), se narra como la visión espiritual de este hombre-Considerado uno de los Profetas menores- le hacen expresar su confianza en Dios, al tomarlo como escudo y fortaleza, necesarios para salir victoriosos en medio del conflicto. Quizás esta expresión profética no fuera tan relevante, si no es por el hecho de que al igual que sucedió con otros personajes Bíblicos llamados por Dios para alguna misión, Habacuc, literalmente hablando, no entendió inicialmente el propósito del Señor en cuanto al papel que le correspondía desempeñar como portavoz de su mensaje divino, y mucho menos, la manera en que El Señor nuestro Dios, operaba su justicia, al permitir que el pueblo de los caldeos castigara a Judá. Al respecto, bueno sería plantearse algunas interrogantes, que llegan a la mente humana ante situaciones similares:

¿Qué aspectos de mi vida debo considerar para vencer la dificultad?

¿Cómo derroto el conformismo, la resignación, en medio de la dificultad?

¿Cuál es la provisión del Señor nuestro Dios, para enfrentar exitosamente la dificultad?

A la luz de esta referencia Bíblica, analicemos algunas consideraciones que nos permitirán enfrentar exitosamente la dificultad:

1. DERROTAR EL CONFORMISMO (V11-V12).

Generalmente, y tratándose de situaciones críticas, muchas personas quedan paralizadas, sin poder emitir una respuesta favorable al evento, lo que nos hace pensar, que solo estamos preparados para las cosas bonitas, agradables y nunca tomamos la previsión necesaria, para enfrentar un problema. La Palabra de Dios, refiere en Josué 1:6, “Esfuérzate y se valiente, por que tu repartirás a este pueblo como heredad de la tierra que juraste a tus padres”. Noten que el Señor, exige de este hombre, esfuerzo y valor, ante la tarea titánica, que consistía, en introducir, al pueblo de Dios, Israel, en la tierra prometida.

En otras palabras, Dios le expresa a este hombre, algo así como, “mira Josué son muchas las dificultades que vas a conseguir, para evitar el propósito que se te ha encomendado, pero si te esfuerzas, si denotas valor, llegaras a la tierra prometida, porque yo te respaldo y si yo te respaldo, solo tienes que dar el paso decisivo” ¡Aleluya!

Fíjense que no le dijo que se desesperará, que se halara de los cabellos, que se impacientara o que consultara adivinos, cartas, horóscopos, para prever los resultados de su tarea, le dijo esfuérzate y se valiente, para que yo haga cumplir mi pacto con tus antepasados ¡Aleluya! Mas adelante, en el verso 9, El Señor le confirmará esta instrucción como un mandato, ya no como una sugerencia “Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente, no temas ni desmayes, porque Adonai, tu Dios, estará contigo dondequiera que vayas”.

Gedeón un muchacho provinciano, transcurría su juventud, limpiando trigo, para ocultarlo de los madianitas que durante siete años asolaron el reino de Israel, a la luz del entendimiento humano, este muchacho, era una persona débil, pues, los fuertes, no limpiaban grano, ni se dedicaban a labores domesticas, sino que estaban en el campo de batalla, Gedeón no tenia esas destrezas, sin embargo, el ángel de Dios, el mismo que se la apareció a Abraham, a Jacob, a Agar, madre de Ismael y muchos años después a Maria madre de Jesucristo, se le apareció a este joven, reconociendo en él, dos cualidades, que a su juicio le permitían enfrentar cualquier dificultad, esfuerzo y valor.

Analizando esta palabra, identificamos un hecho innegable, Dios se muestra a los esforzados y valientes, ejemplos bíblicos que demuestran esto, hay en demasía, estudie y revise las historias de Abraham, Jacob, Moisés, David, por citar algunos, personajes que en todo momento decidieron abandonar una vida tranquila, rutinaria y conformista, para ir tras un sueño que Dios coloco en sus vidas, el sueño de la conquista, aún en medio de la dificultad.

Yo no se amigo, amiga, cual es tú dificultad o tu problema, es posible que durante años te hayan dicho que naciste pobre y te vas a morir pobre, o que debes conformarte con lo que tienes ahora, es posible que te hayan dicho que no puedes alcanzar el sueño que Dios puso en tu corazón, es posible que estés resignado con una guerra constante entre lo que percibes como ingreso, lo que necesitas y lo que gastas, quizás te sientes derrotado, deseando empezar de nuevo, buscando una oportunidad, pues déjame decirte que ahora estás en el sitio exacto, Dios te esta diciendo cambia radicalmente tu forma de pensar y de ver las cosas, su Palabra expresa en el Libro de Hebreos 13:5 “ Sean nuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora, porque El dijo, no te desampararé, ni te dejare”.

Tienes que darte cuenta que dice, contentos con lo que tenéis ahora, no dice confórmate con lo que has logrado. Amigo quiero que sepas, algo, el conformismo es una estrategia del diablo, colocada en el corazón y en la mente de las personas, para atarlo a la miseria, al temor, al pecado. Por eso si tú quieres derrotar el conformismo ante el problema que tienes, Dios tiene una promesa para ti, no importa que estés a punto de quedar en bancarrota, que estés a punto de perder tu empleo, tu hogar, que tu pareja te haya abandonado, que lo hayas perdido todo jugando a la lotería o los vicios controlan ahora tu vida…. esfuérzate y se valiente !Aleluya!

Hoy debes tomar una decisión firme, hoy tienes que decidirte a abandonar ese estado de resignación, de conformismo ¿Cómo? esforzándote y enfrentando con valentía ese problema de tu vida, decirle al Señor, ¡aquí estoy Señor, heme aquí, hoy derroto la miseria derroto los vicios, hoy derroto la pereza, la abulia que me impide conquistar tus promesas y con mi esfuerzo y valor, dejo de ser un conformista, porque hoy decido vencer ese problema que me impide oír y obedecer tu voz. Levante su mano derecha y repita esta declaración de fe.” Señor Jesús, hoy necesito tu ayuda, hoy rompo con toda atadura de conformismo, de resignación, de dejar que las cosas pasen en la vida y mantenerme paralizado. Hoy decido, con la ayuda de tu precioso Espíritu, esforzarme y ser valiente, para derrotar ese problema que tanto daño me ha hecho y así conquistar tus divinas promesas. Amén. ¡Aleluya!

2. ASUMIR EL COMPROMISO COLOCADO POR DIOS (V13-V15)

Según las enseñanzas de esta palabra, Gedeón adoptó la actitud que muchos hoy día asumen, cuando se trata de compromisos que requieren esfuerzo y valor, primero colocando argumentos para negar una verdad, tan cierta como su existencia (V13), y luego asumiendo un papel de victima (V14). El coloca excusas para eludir un compromiso , a juicio propio, muy difícil, pero no solo eso, si no que además es visto de esa manera por las otras personas; pues proviene de una familia muy pequeña en Manases, noten ustedes que Gedeón expone el tipo de argumento de los escogidos para un propósito en Dios, en este caso, por ejemplo, Moisés (Ex 3:11)”¿Quién soy yo para que vaya al faraón y saque de Egipto a los hijos de Israel?, lo mismo hizo Saúl, cuando fue llamado a ocupar el reino de Israel, también se sintió apocado, ya que provenía de la tribu de Matri, la familia mas pequeña de la tribus de Israel (Benjamín). La Palabra de Dios señala “Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos” defiriéndose al hecho de que Dios no se deja guiar por criterios humanos y elige siempre para lograr sus propósitos, a los considerados débiles, y de poca importancia ante el ojo del hombre.

Moisés glorifico el nombre de Dios, librando al pueblo de Israel de la esclavitud en que se sumió, por más de 400 años. Saúl también lo hizo, aun siendo débil en su linaje, pero al eludir el compromiso que Dios implanto para su vida, fue desechado hasta morir.

Por eso amigo ¿cuál es tu condición hoy? ¿No tienes esperanza, no tienes influencia política para acceder a un trabajo o a un proyecto? ¿No tienes formación universitaria y te sientes apocado ante los demás?, ¿te han vejado, humillado, te sientes impotente y débil ante el poder que injustamente despliegan contra ti?¡Pues te tengo una noticia maravillosa, asume el compromiso que Dios coloca hoy en tu vida, deja entrar a Jesucristo en tu corazón y el te dará por herencia los confines y las naciones! ¡Aleluya!

Asumir el compromiso con Dios, implica adoptar un estilo de vida, integro, impecable, una vida que descanse en los pilares de la santidad, pues este compromiso no es con el mundo, ni con el hombre, no es al hombre a quien vas responder, es al mismo Dios nuestro Señor al que hoy te llama para esa tarea y cuando escuches su voz, le debes responder, ¡Heme aquí Señor, hágase tu voluntad! ¡Aleluya!

Acerca Pedro Araujo Lemus

Pedro Araujo Lemus. Comunidad Cristiana Luz y Vida. Mérida Venezuela

Revise también

Devocionales Cristianos - El Ministerio es Un Tesoro

El tesoro que tenemos en Su nombre y en santificarlo

Bosquejos Bíblicos - Hoy estaremos sondeando el tesoro que tenemos en Su Nombre y en santificarlo. Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *