Inicio / Predicas Cristianas / Liderazgo integral

Liderazgo integral

Predicas Cristianas – Predicaciones Cristianas

Mateo 4:23-25

I. Introducción

Para que nuestras iglesias tengan éxito en los años venideros, los líderes no solo deberán tener bien puesta la cabeza, sino también el corazón. El liderazgo de calidad (integral) no solo es la capacidad de responder con efectividad a la situación que se enfrenta sino que los mejores líderes se basan principalmente en ciertos principios absolutos. El liderazgo de calidad (integral) se origina desde dentro y de las relaciones con los demás integrantes de la organización (Iglesia). Relaciones que el líder se toma el tiempo de enriquecer.

Anuncios

En su esencia, el liderazgo toca el corazón y el alma. Casi siempre se basa en un vinculo emocional y espiritual más que en uno racional. Los auténticos líderes saben que su éxito no depende de su título (ni de su puesto), sino de las selecciones que haga y de los valores que represente Cp. Lucas 22:24-27.

II. Una definición de liderazgo

Según Philip Crosby: Liderazgo es «Instar deliberadamente acciones que las personas realicen de una manera planeada con vista a cumplir el programa del líder» .

  • Deliberadamente: significa que vamos por este camino a propósito y con una meta clara en mente. Significa que vamos a seleccionar con cuidado a las personas y a encauzarlas en nuestra dirección. Con una visión y una misión.
  • «Que realicen las personas»: Significa que vamos a lograrlo todo por medio de seres humanos, en contraste con las obras realizadas por maquinas o la naturaleza.
  • «De una manera planeada»: Significa establecer una secuencia de hechos que permita a las personas saber que va a suceder y qué se supone que deben hacer. Cadena de mando.
  • «Programa del líder: Significa los logros específicos que el líder realmente desea creando entornos en los cuales las personas están dispuestas a dar lo mejor de si misma.

III. Los principios absolutos del liderazgo

Anuncios

Un programa personal claro que contenga metas a largo plazo, así como estrategias y objetivos a corto plazo. La planificación profesional de alguien que quiere triunfar no se deja al azar. Establecer planes en términos que todos entiendan (¿qué realmente quiere?)

El programa debe estar enunciado en unas pocas frases que pueda repetir en cada oportunidad que tenga. o Las metas enunciadas en el programa deben ser comprensibles y mensurables.

Una filosofía personal. Aprender la lectura (de la Biblia y buenos libros) puede ayudar a aprender lo que es verdad así como lo que no es. Aplicar lo que aprendes significa caminar en una buena dirección a lograr las metas. Asegúrese plenamente de que alguien esté a cargo de cada tarea. De ese modo, cuando desee saber cómo van las cosas sólo tendrá que preguntar a una persona.

Innovar. Debe nacer del inconformismo. Si haces las cosas de la misma manera vas a conseguir los mismo resultados. Podremos innovar si aprendemos a ver las cosas en términos del resultado que se requiere tener.

Decidir. Aprender e innovar de nada sirven si no se toman decisiones.

Anuncios

Relaciones duraderas. Para conservar una relación, debemos conocer a la otra parte en una forma positiva y eso requiere de un esfuerzo de nuestra parte. Las relaciones implican una atención continua.

Universalidad. Significa saber aprovechar todas las oportunidades que se nos presente. Comprender el mercado universal propio. Saber bien la gran comisión. Aprender a respetar y mostrar respeto por las personas.

IV. El desarrollo de líderes

Los que tienen mando muchas veces son nombrados y no elegidos (ocurre en nuestros trabajos). Por ello son leales a quienes los nombrados y no a quienes son asignados a dirigir. Muchos de nosotros acabamos por ser dirigidos por individuos que no sirven para esa labor. Los verdaderos líderes de una organización pueden no tener títulos en la puerta de una oficina, ni andan por allí diciendo que tienen un cargo alto en la iglesia.

Siempre hay lugar para el liderazgo y éste se percibe en todo los niveles Cp. Hechos 9:1-17. Ananías (Cristiano de Damasco que cura y bautiza a Pablo). Muchas veces, quienes llegan a ser lideres eficaces no saben de antemano que poseen lo que se necesita para ello.

  • Felipe el evangelista
  • Hechos 6:3-6 Uno de los 7 varones de buena reputación
  • Hechos 8:4-8 Evangelizó Samaria. 8:12-13 Simón el hechicero creyó
  • Hechos 8:26-39 Bautizó al Eunuco Etíope
  • Hechos 21:8 Dios lo recompensó con cuatro hijas profetizas.

V. Integridad: Ser líder inspirando autenticidad

El dominio de la integridad se reduce a tres cosas: Ser auténtico con uno mismo, ser autentico con los demás y hacer lo que hemos dicho que haríamos.  • Casi todos los desastres personales o empresariales empiezan por un problema de integridad.

Cuando las cosas no te vayan bien y no sepas por qué, da por sentado que se trata de un fallo de integridad. Y esto es así no porque seamos esencialmente malas personas, sino porque la auténtica integridad es difícil de alcanzar. Cp. Filipenses 3:2-11. He aquí las tres preguntas claves que debes formularte.

  • ¿Eres auténtico contigo mismo?
  • ¿Te siente sinceramente bien con el camino en el que te encuentras?
  • ¿Hay algún aspecto de mi vida en el que me esté engañando a mí mismo?. La felicidad brota de un manantial limpio: es imprescindible que tengas una relación de total honestidad contigo mismo.

Hay tres cosas con lo que hay que llegar a sentirse plenamente a gusto, tan a gusto que puedas hablar tranquilamente de ellos. Son:

El miedo, la ira y la tristeza.

Para ser íntegros frente a tus propios sentimientos, tienes que se capaz de saber en qué momento sientes miedo, o estás enfadado y/o triste. Si no somos íntegros con nosotros mismo – ignorando así quiénes somos, qué sentimos, qué queremos- todo empieza a tambalearse hasta que se desmorona. Cuando ese temblor llega al mundo que nos rodea (a nuestro entorno) es cuando empiezan los problemas verdaderos, que pueden llegar a ser peligrosos.

¿Eres auténtico con los demás?

Lo que debemos plantearnos es que si hay o ha habido alguna desviación en nuestra comunicación con los demás. Las mentiras y los secretos pueden hacer enfermar a la iglesia como a cualquier empresa. No hay mejor manera de envenenar una comunidad que introduciendo la mentira en ella. El tipo de mentiras y secretos que dañan a las empresas y a las iglesias implican normalmente la ocultación de información.

¿Estás haciendo las cosas que dijiste que harías?

¿Hemos roto algún acuerdo? Debemos de cumplir con lo que dijimos que haríamos. Ya sea algo pequeño o algo grande. Es parte de nuestra administración como buenos administradores del Señor. Los perdedores malgastan demasiado tiempo con ejercicios de disimulo, inventando excusas, buscando la culpa en cualquier parte, prometiendo hacerlo mejor, etc.

Terminar con 1 Corintios 7:17-24

© 2012, Ramón Antonio Henríquez Pérez

Acerca Ramón Antonio Henríquez Pérez

También Revise

Predicas Cristianas.. El Éxito de evangelizar

El éxito de la evangelización

Predicas Cristianas, nuestro Señor Jesucristo nos dejó la misión de predicar el evangelio de salvación a todo el mundo... ¿Cuál será el meto que traerá éxito a nuestro trabajo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *