Inicio / Predicas Cristianas / Lo que la desobediencia se llevó

Lo que la desobediencia se llevó

Mensaje: Lo que la desobediencia se llevó

Texto: 1 Samuel 15: 1-26; 32-33

Introducción:

Ilustración

EL MUNDO. Es Actualizado sábado 10/04/2010 15:20 horas

Conmoción en Polonia. El presidente polaco, Lech Kaczynski, su esposa, junto con casi todo su gabinete presidencial y los principales jefes del Ejército del país han perdido la vida al estrellarse el avión en el que viajaban cuando intentaba POR CUARTA VEZ aterrizar en el aeropuerto de Smolensk, en el oeste de Rusia.

La investigación de las cajas negras descartó un fallo en el aparato, siendo la causa del accidente la desobediencia del piloto a la torre de control del aeropuerto militar de Smolensk (Rusia) negándose a abortar al aterrizaje por la meteorología adversa en la zona

La decisión del piloto del avión de no acatar las advertencias de la torre de control, costó ese día la vida de 97 personas, entre pasajeros y tripulantes que estaban en la aeronave

Quise leerles esta noticia, para ilustrar cuánto daño puede ocasionar una desobediencia.

Cuántas tragedias se escuchan a diario por accidentes viales, la mayoría de ellos ocurridos por violarse las leyes de tránsito…. o cuanta gente perece ahogada en el río por ir a bañarse a lugares prohibidos

Hoy quiero hablarte de un personaje bíblico, cuya desobediencia a Dios trajo para él consecuencias terribles… y desgranando la Palabra, obtener una enseñanza espiritual firme acerca de la importancia de OBEDECER a DIOS en todo

Les invito a leer el texto bíblico en: 1 Samuel 15: 1-26; 32-33

Este mensaje tiene 2 ideas centrales:

1) Dios requiere obediencia absoluta, no a medias
2) No obedecer a Dios cabalmente tiene consecuencias

De cada uno consideraré con uds. algunos pensamientos que enriquezcan la enseñanza que el Señor, a través del Espíritu Santo desea impartir en esta noche.

Núcleo:

Enseñanzas para el pueblo de Dios

1. Dios requiere obediencia absoluta, no a medias

a. Siempre, aún cuando no se entienda el por qué ni el para qué

1. En el caso de Saúl era una orden extemporánea; enviada para vengar al pueblo de Israel del maltrato que los Amalecitas habían tenido contra el pueblo escogido en su peregrinaje desde Egipto a la Tierra prometida.

-Esta orden era un castigo (juicio) enviado por Dios (vs.2)
-La orden implicaba la herida, muerte y destrucción sin piedad de todo Amalec y sus posesiones (vs.3)

2. Para un creyente puede tratarse de una orden no grata. Tal el caso del discípulo Ananías, que menciona Hechos 9: 10-18. Estoy seguro que a ninguno de nosotros nos hubiese gustado estar en lugar de Ananías; más lo que Dios hace siempre es con un propósito. Dios requiere obediencia absoluta, no a medias.

b. Sin vacilación alguna

1. En el caso de Saúl, él dejó vivo al Rey de Amalec, como trofeo de guerra (vs.8).En el caso del pueblo, junto con Saúl, dejaron con vida lo mejor de las ovejas y del ganado mayor, de los animales engordados y de todo lo bueno, a lo cual no quisieron destruir (vs.9)

En ambos casos prevaleció el parecer de ellos; la elección subjetiva: lo que le parecía bueno, dejaron… lo que les parecía vil y despreciable, destruyeron. Bajo qué parámetro moral eligieron? La respuesta está a la vista: conforme lo que dictaba su corazón; sin embargo La Biblia declara que fiarse del corazón no es bueno: Jeremías 17:9-10 – Marcos 7:21-22 – Mateo 6: 21

2. En el caso de los creyentes, puede caerse también en el peligro de decidir por lo que desagrada a Dios. En Isaías 65: 12 b, dice el Señor, en el contexto del castigo que sobreviene a los que se rebelan contra Dios: “…por cuanto llamé, y no respondisteis; hablé, y no oísteis, sino que hicisteis lo malo delante de mis ojos y escogisteis lo que me desagrada.

Acerca Pastor Daniel

Revise también

Cuando el silencio de Dios te cura - Central de Sermones

Legado del padre ante la oportunidad de su hijo hacer grandes cosas.

Predicaciones Cristianas... Cuando vas a guiar a tus hijos en el camino de la vida, este es el precepto que has de seguir: Dios está en primer lugar. Si Él no..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *