Entendiendo mis tiempos

Pero la visión de trabajo de Jesús, no se concentrada sólo en Jerusalén, aún en los lugares vecinos Jesús sentía de ir, como dice Marcos 1:38, porque Él sabía que allí habría gente que necesitaba conocer el mensaje de salvación que cambie sus vidas para siempre.

Este es el modelo a seguir, con el poder del Espiritu Santo, como dice La Biblia en Hechos 1:8, siendo testigos en Jerusalen, Judea, Samaria y hasta lo último de la tierra.

Este es un tiempo NO para encerrarse dentro del templo, sino para estar concentrados en la gente de la calle, allá fuera, interesados por los problemas de las personas, involucrados con los temas de la ciudad, buscando ministrar a las personas en su dolor, teniendo compasión como Jesús tenía por la multitudes que le buscaban y que a su vista andaban errantes como ovejas sin pastor.

Por años se nos impregnó la idea que la iglesia es como el modelo Renault 4GL: una iglesia para cuatro gatos locos, donde prima más las actividades,que el interés por salvar las almas perdidas. Entender el tiempo para dar a conocer a Cristo es cambiar ese paradigma. Ha llegado la hora de cambiar la estrategia. Es hora de salirse del mapa.

3) Entendiendo el tiempo para vivir a la manera de Dios

Volviendo al texto de Romanos 13:11-14, finalmente Pablo va a marcar un camino hacia la excelencia espiritual. Un camino para vivir a la manera de Dios, que tiene dos vías: una positiva y otra negativa

La vía positiva, dice que los creyentes deben vestirse del Señor Jesucristo, sometidos a Su voluntad, aceptando sus normas morales, viviendo en constante compañerismo con Él, dependiendo de su fuerza.

Querer vivir la vida cristiana fingiendo ser cristiano es algo terrible, insoportable. En algún momento, el resultado será estallar. Uno puede ser de Cristo si Cristo es Señor y Salvador de la vida.

Seguir a Cristo tiene un costo, y en ocasiones doloroso. Jesus dijo que el que quería seguirle debía tomar su cruz cada día y seguirle, negándose a si mismo. ¿Quién puede hacer algo semejante? Excepto quien ha entendido que Jesús es el mejor camino, la única verdad, la mejor vida a vivir.

¡Seguir a Cristo es un reto de valientes!

Esta la vía positiva de vivir un camino espiritual excelente. La senda angosta, y difícil, que tendrá como resultado que el creyente en Jesús, tenga un espíritu mayor al espíritu del mundo, para poder conquistarlo. La otra vía, es la vía negativa: que se da no haciendo provisión para los deseos de la carne, sus reclamos y apetitos.

Hay un dicho que le gusta decir a los Argentinos, «y qué se le va a hacer, la carne es débil»; por lo general es una frase que da licencia para todo, puesto que la tentación a hacer lo mal va a triunfar sobre cualquier intento de resistencia. Pero seguir a Cristo, es como el sentimiento de amar: cada uno decide seguirlo o no, como cada quien decide amar o no. El creyente que tiene rendida su vida a Cristo no tendrá difilcultad para no hacer provisión (no proveer, no satisfacer) los deseos de la carne, sus reclamos y apetitos. Antes dirá: no, cómo yo he de hacer este gran mal a los ojos de Dios, no voy responder a lo malo, y en el nombre de Cristo huye de la caída.

Alguno me dirá: pastor, eso es difícil, más no imposible. Entender el tiempo de cambiar para vivir a la manera de Dios es romper con ese paradigma de debilidad, y asumir que se puede vivir espiritualmente siendo santo y sin mancha delante de Dios

Conclusión:

Al principio del mensaje te hablé de cambiar el paradigma religioso que haz seguido hasta hoy, para que declares de aquí en más: ya, listo, preparado, como un nuevo estilo de vida a experimentar en Cristo en el poder del Espíritu Santo.

A partir de la cita de Romanos 13:11-14 te hable de 3 puntos:

1) Entendiendo el tiempo para despertar, mencionándote allí que vos podés ser un creyente clave o un creyente clavo.

Un creyente clave para los propósitos de Dios si entiendés que ya es hora de cumplir tu vida como asignación para contribuir, cooperar con la obra del Señor, porque estas listo, preparado. O un creyente clavo que nunca ve que YA es hora para el Señor, pues primero en tu vida hay otras prioridades antes que él.

2) Entendiendo el tiempo para dar a conocer a Cristo

Allí te ministré que este es un tiempo NO para encerrarse dentro del templo sino para estar concentrados en la gente de la calle; interesados por los problemas de las personas, involucrados con los temas de la ciudad, buscando ministrar a las personas en su dolor, teniendo compasión como Jesús tenía por la multitudes, y que ha llegado la hora de cambiar la estrategia. Es hora de salirse del mapa.

3) Entendiendo el tiempo para vivir a la manera de Dios

Y en este punto te enseñé que para vivir a la manera de Dios, deberías transitar un camino hacia la excelencia espiritual, que tiene dos vías:

a. Una positiva, vestido del Señor Jesucristo, sometidos a su voluntad, aceptando sus normas morales, viviendo en constante compañerismo con él, dependiendo de su fuerza. Sin fingimientos, siendo 100% de Cristo.

b. Una negativa, rindiendo la vida a Cristo para que no tengas dificultad alguna para no hacer provisión (no proveer, no satisfacer) los deseos de la carne, sus reclamos y apetitos .

Y además de todo esto, también te dije que al final del sermón te hagas un favor a ti mismo, y rompas con el paradigma religioso que llevaste hasta ahora, y abraces lo nuevo de Dios para tu bien. Y si bien es algo que yo solo puedo animarte a hacer, definitivamente es algo que vos tenés que hacer por ti mismo.

¿Lo harás?. Amén

Acerca Pastor Daniel

También Revise

Durmiendo con las cadenas

Durmiendo con las cadenas

Predicas Cristianas. ¿Qué hacer en medio de la crisis? Bueno, hay que recordar que Dios tiene control de cada situación. Detrás de cada crisis hay un poder...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *