Un evangelio de panes y peces

No la palabra de Dios no miente y dice Proverbios 30:7-9 “dos cosas te he demandado; no me las niegues antes que muera. 8 vanidad y palabra mentirosa aparta de mí. no me des pobreza ni riquezas; mantenme del pan que he menester; 9 no sea que me harte, y te niegue, y diga, ¿quién es Jehová? o no sea que siendo pobre, hurte, y blasfeme el nombre de mi Dios.” Mantenme del pan que he menester; esta multitud dice que gracias a los milagros ya habían comprobado que el era el profeta que había de venir, tal vez lo creyeran, tal vez lo pensaban, pero no les valía con creer, pues hasta los demonios creen y tiemblan. Lo que sucede que ahí como sucede en los contratos pero al revés ¿ya vieron? siempre hay una letra pequeña que de chica que es no notamos ni su presencia, por tanto no sabemos lo que dice?

Pues acá con en el Señor, la letra es grande pero es lo suficientemente pequeña para aquellos que no quieren leerla y conocerla en profundidad porque yo les aseguro que el día que la lean…conocerán mejor al Padre y ese día ni usted ni yo podremos escondernos como Adán y Eva, ese día no viviremos por la vista, porque ese día el mayor milagro será el cambio que habrá en nosotros. Ese día podremos entender que a Dios no se le chantajea, que con Dios no vale lo de dame y te daré porque el es el soberano, el es creador, el es el que pone las reglas y estas son clara “busca primero el reino de Dios y su justicia y todo lo demás te será añadido” es totalmente al revés de lo que hacemos nosotros.

Y entonces el Señor, viendo cual eran los intereses de la multitud les dice: mirad vamos de una vez por todas a poner las cosas claras, al pan pan y al vino vino, y comienza Jesús a predicarles un evangelio que ya no era de panes y peces, este no era para seguir dorándoles la píldora, amén.

Pero antes permítanme que les lea una porción de las escrituras en Isaías. ¿Cuántos conocen a Isaías? ¿A. a cuantos les gusta lo que escribió el profeta?.

Isaías 30:8-10 ” ve pues ahora, y escribe esta visión en una tabla delante de ellos, y asiéntala en un libro, para que quede hasta el postrero día, para siempre por todos los siglos. 9 que este pueblo es rebelde, hijos mentirosos, hijos que no quisieron oír la ley de Jehová; 10 que dicen á los videntes: no veáis; y á los profetas: no nos profeticéis lo recto, decidnos cosas halagüeñas, profetizad mentiras”

¿Decidnos qué? Cosas halagüeñas, sabéis muchos pastores, muchos hermanos, siendo buenos siervos de  Dios no gozan de la popularidad necesaria para llenar locales, al contrario, la gente se marcha pronto y es que al pueblo de Dios le encanta escuchar solo palabras halagüeñas, y es que solo queremos un evangelio de panes y peces, pero con el agravante, de que esos panes y peces mejor si los pone otro y a nosotros que nos lleguen solo cuando ya estén multiplicados ¡decidnos cosas halagüeñas. Pero el señor Jesús había abierto su boca para decirles quien era el, de donde venía y que clase de pan deberían de comer y toda una series de cosas maravillosas que les habló, pero que ellos al igual que en Isaías no querían escuchar, ¿saben que hicieron? pues como la canción del duo Pimpinela pegaron la vuelta v. 66 del capítulo 7″ desde entonces  muchos de sus discípulos volvieron atrás, y ya no andaban con él…..

¿Quiénes son discípulos?

Pero el Señor que ya conocía bien al personal se vuelve a los doce y les dice sin tonterías ni compromisos baratos lo mismo que les he dicho ha ellos es válido para vosotros, así es que si queréis iros, el camino esta abierto, y ahora el que quiera peces a pescar y el que quiera pan que amase………..silencio…….. Pero de  pronto, aquel que siempre parecía como que por ser el mas rudo, no sabía si hablar o callar, porque nunca se sabía lo que diría, habla pero así como era el de espontáneo, rudo pero espontáneo, sus palabras siempre salían de su corazón, no se si de su cerebro pero si de su corazón v.68 le respondió Simón Pedro: Señor, ya he entendido tu mensaje, ya se que meto la pata, ya se que a veces o muchas veces me paso, pero de veras Señor es que a veces no es fácil, ya ves Señor, todo lo hemos dejado por seguirte y aquí permanecemos, pero Señor no nos digas que te dejemos Señor ¿a quien iremos? tú tienes palabra de vida eterna. v.69-71 “y nosotros hemos creído y conocemos que tu eres el Cristo, el Hijo de Dios viviente.”

Reflexión final.

Todo lo hemos dejado por seguirte. Niégate a ti mismo a ser parte de una multitud, que parece paralítica, no te conformes a recibir solo las migajas que otros dejan, Dios tiene para ti una multiplicación mayor que la de los panes y los peces pero es necesario que no vengas con rodeos a el. No quieras amarlo solo de palabras, pensando que a cambio te seguirá dando todo lo que pides, trae un corazón dispuesto a recibir todo lo que el quiere darte

Tal vez haya algo que no te agrade, porque el corregirnos es otra de sus funciones como buen Padre.  Pero no por ello vas a abandonarlo, sino todo lo contrario. Hemos de ser agradecidos, porque nos ha recibido y hecho hijos suyos, coherederos con Cristo. Hoy no le digas Señor te seguimos por las grandes cosas que haces, mas bien dile te seguimos y queremos estar contigo porque sabemos y reconocemos quien eres, sabemos todo lo que has hecho por nosotros, sabemos cuanto nos amas y por ello te amo Señor.

Señor ¿a quien iremos? Ciertamente solo tenemos 5 panes y 2 peces para que puedas hacer uso de ellos, ante ti los dejo, para que tu los uses, no quiero el pan se ponga duro y los peces se pudran sin haber servido para nada ni nadie, tómalos, úsalos Señor y no me permitas pasar mas tiempo contigo ignorando quien eres realmente, ayúdame Espíritu Santo para que puesta de acuerdo contigo, pueda caminar en las obras que ya han sido preparadas para mi, gracias Señor porque realmente si no te tuviéramos a ti Señor ¿a quien iríamos?

Acerca Débora Arcos Checa

Débora Arcos Checa

También Revise

Estudios Biblicos - ¿Diezmos en la Gracia y para el pueblo gentil?

¿Mi ofrenda, sirve para algo?

Predicas cristianas. Entre las apariencias y un corazón sincero. Sin importar si soy pobre o con recursos, hay cuestionamientos como: ¿si lo poco o mucho que..?

Leave a Reply

Your email address will not be published.