Desafió a una nueva vida

Predicas Cristianas – Predicaciones Cristianas

Juan 3:1-7

Introducción:

¿Quién era Nicodemo?, hombre judío de rígidas costumbres morales y religiosa, era líder, miembro del sanedrín, maestro de la ley de Israel, Fariseo, era un hombre perfecto representante del Judaísmo aristocrático, pero sin luz.

Anuncios

I). BUSCO A JESÚS (3.2).

Había escuchado hablar de Jesús, y sabía que el era de Dios como se lo manifestó, esto por los milagros y las señales que Cristo hacía. Llegó a Jesús de noche. ¿Por qué de noche?.

1. Para evitar ser visto por cualquier ciudadano en particular, o algún miembro del sanedrín.

2. Por miedo, vergüenza, crítica.

Anuncios

3. Por simple curiosidad, investigar o quieres indagar sobre algo, lo cierto es que había una necesidad espiritual muy marcada en este hombre.

Vino a Jesús de noche, el aspecto comparativo declara y sugiere la oscuridad espiritual en la que se encontraba este líder religioso, maestro de la ley.

Juan 11:10 dice: «Pero el que anda de noche tropieza porque no tiene luz«.

La noche simboliza tiempo de peligro, desgracia, adversidad, ignorancia, muerte y pecado, los pecadores son hijos de la noche (Juan 12:35-36).

Exactamente era la condición de Nicodemo, los líderes religiosos y el pueblo, con la diferencia que Nicodemo había escuchado de Jesús y fue en busca de Él.

Anuncios

II). Reconoció el origen y la labor de Jesús.

Le dijo sabemos que has venido de Dios como maestro.

Nicodemo reconoció la labor y origen de Jesús, pero desconocía las verdades del reino, desconocía el amor de Dios, aunque con buena voluntad e intención se acerco al maestro, necesitaba creer en Jesús y nacer de nuevo.

Necesitamos reconocer a Jesús en nuestra vida intima y personal, y darle el lugar que el merece tener en nuestro corazón.

Salmo 100:3 dice el salmista «Reconoced que Jehová es Dios, el nos hizo y no nosotros a nosotros mismos…»

Mateo 3:17 Dios reconoció a Jesús como el hijo amado.

Juan 4:42. Los samaritanos creyeron que Jesús verdaderamente era el Salvador del mundo.

¿Quien tu crees qué es Jesús en tu vida?, ¿Es firme y determinante tu relación con Dios?, cuando les decimos Señor a Dios implica sujeción total a su autoridad, ¿está tu vida totalmente rendida a Cristo?.

III). Desconocimiento de las verdades del Reino.

¿Como puede un hombre nacer siendo viejo?, ¿puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre y nacer?.

Esta es la declaración de Nicodemo a Jesús, lo cual indica que estaba en tinieblas, las verdades del reino no le eran reveladas, no había revelación de la palabra, Jesús le dice: Tu eres maestro de Israel, y no sabes, no entiendes estas cosas? Juan 3:10.

Nicodemo no había nacido espiritualmente, las verdades mas hermosas del reino le eran ocultas, no podía percibir ni entender las cosas espirituales, tampoco podía entrar en el reino de los cielos en la condición perdida que se encontraba.

Nicodemo era un hombre natural para el reino de Dios.

Las mismas exigencias que Jesús hizo para Nicodemo lo son para ti y para mi hoy día, si no las cumplimos no podemos participar de los beneficios de Dios, pues solo nos quedaremos en el ámbito natural.

IV). Necesidad de un nuevo nacimiento

….el que no naciere de nuevo, no puede VER el reino de Dios.

….el que no naciere de agua y de Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.

VER: experimentar, entrar, participar. si no estamos dispuesto a nacer de nuevo, no podremos experimentar las bendiciones de Dios, tener los beneficios que nos otorga la nueva vida en Cristo, llegar a reinar con Él.

El que no naciere de nuevo: la traducción sería. Si uno no es engendrado de nuevo, o de arriba, no puede participar de los beneficios de Dios.

El experimentar el nuevo nacimiento es una experiencia totalmente distinta al nacimiento natural, que tiene su origen arriba o sea proviene de Dios.

Por eso el Apóstol Pablo se refiere al Cristiano como una nueva Creación.

2 Corintios 5:17. De modo que si alguno esta en Cristo NUEVA CRIATURA ES, las cosas viejas pasaron, e aquí todas son hechas nuevas.

El apóstol Pedro interpretó este renacimiento como producto de una simiente incorruptible «Siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre» 1 Pedro 1:23.

Jesucristo transforma al creyente, pero la palabra es la que lo forma, Dios busca un crecimiento paulatino, no una perfección instantánea.

Esto fue logrado por el sacrificio perfecto de Jesús a favor del género humano, su sacrificio en la cruz, entregando su vida en manos de pecadores para ser sacrificado por toda la humanidad, con el propósito de darnos salvación y vida, Salvar y buscar lo que se había perdido en el paraíso del Edén cuando Adán y Eva entregaron sus vidas en manos de Satanás a causa de la desobediencia.

Acerca Cesar Lacayo

También Revise

Predicas Cristianas - Una Tormenta en una Noche Calmada

Enfrentando la Tormenta

Prédica Cristiana; donde está Jesús, la tempestad se convierte en calma; el agua se convierte en vino; la muerte se convierte en vida; las lágrimas en ris

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *