Inicio / Predicas Cristianas / La guerra de las luces

La guerra de las luces

Predicas Cristianas – Predicaciones Cristianas

Mateo 27:45-50

Desde el mediodía hasta la media tarde, toda aquella tierra estuvo en tinieblas. A media tarde gritó Jesús muy fuerte: -Eli, Eli, lema sabaktani. (Es decir: Dios mío, Dios mío, por que me has abandonado?). Al oírlo, algunos de los que estaban allí decían: – A Elías llama esta. Inmediatamente uno de ellos fue corriendo a coger una esponja, la empapo de vinagre y, sujetándola a una cana, le dio de beber. Los demás decían: -Déjalo, a ver si viene Elías a salvarlo. Jesús dio otro fuerte grito y exhalo el espíritu.‘ (Versión SCHOKEL-MATEOS)

Introducción:

Anuncios

Este es un tema que tiene una gran importancia escatológica aunque le daremos una orientación devocional. Debemos entender el plan profético del SEÑOR para que conozcamos cuál es el tiempo que estamos viviendo pues en la media tarde es cuando exhaló el espíritu el SEÑOR. Debemos comprender de qué se trata esta Guerra de las Luces.

La Palabra debe ser entendida no solamente como LOGOS, sino como RHEMA. Una Palabra lleva revelación, pues escrito esta que la letra mata, pero el espíritu de la palabra vivifica.

Desarrollo:

Muchos de los que están aquí si yo les preguntara qué es lo contrario a calor me responderían frió, pero si yo les preguntara qué es lo contrario a tinieblas tal vez me responderían LUZ. Aquí esta el primer problema, porque las tinieblas son luz, ahí esta el quit de la cuestión; pero la Palabra lo dice claramente. Debemos dejar en claro algo: Todo lo que le ocurrió al Cuerpo Físico del SEÑOR, le pasara al Cuerpo Místico que es la Iglesia.

Anuncios

Todos los que estaban mirando al Señor colgado de ese madero en sus últimas horas de vida estaban pensando y miraban a un hombre aparentemente derrotado, parecía el Señor que había fracasado, parecía que estaba experimentando por vez primera la derrota, su vida de éxito se veía ahora empañada con un fracaso ruidoso, todos se burlaban de Él, le hacían muecas, le decían barbaridades, le insultaban, le escupían, etc. Si somos sinceros en el evangelio entendemos que el Señor esta dejando ahí ver una imagen de derrota, nadie podía creer en un Mesías avergonzado, desnudo a los ojos de todos sus enemigos, elevando su voz en un grito fortísimo: Dios mío por que me has desamparado? Esta era la primera vez que el Señor Jesús llamo Dios a Dios, pues El siempre se dirigía a Dios como Su Padre, ahora era tal la situación por la que El estaba pasando que le dice Dios mío!

La Iglesia de Cristo en los últimos tiempos de igual manera parecerá que se cae, que esta derrotada. Pero nuestro Mesías, mientras colgaba del madero y todos pensaban que estaba derrotado, que estaba acabado, que estaba siendo vencido El mismo en ese mismo instante estaba VENCIENDO, y este es el Mesías que estamos predicando, por tal razón esta escrito que el Apóstol Pablo predicaba al Mesías y a este CRUCIFICADO. Porque aquellos que crean en el Mesías crucificado y le acepten, estos mismo soportaran las pruebas mas tremendas y nada les pasara. Es fácil y sencillo creer en el Mesías entrando en caballo blanco, pero no es de todos la fe, pues cuando entro triunfante no lo hizo con caballo blanco, eso será al final, sino que lo hizo sentado en un burrito hijo de azna. En que mente cabía que el REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES Y DIOS DE DIOSES habría de entrar en un pobre burrito hermano?

Pero la victoria El la estaba dando muriendo!

Entonces la Iglesia de Jesucristo aparezca en algunos momentos como derrotada, como vencida, pero es que esta muriendo a su yo, esta muriendo a sus metas privadas, esta muriendo al pecado y es en ese momento donde suceden dos cosas: Hay victoria, y Aparecen las tinieblas.

Es NECESARIO que nosotros mengüemos PARA que El Crezca.

Anuncios

Efesios 1:15-19:

‘Por eso, por lo que a mi toca, enterado de vuestra adhesión al Señor Jesús y de vuestro amor a todos los consagrados, no ceso de dar gracias a Dios por vosotros cuando os encomiendo en mis oraciones. Que el Dios de nuestro Señor, Jesús Mesías, el padre que posee la gloria, os dé un saber y una revelación interior con profundo conocimiento de él; que tenga iluminados los ojos de vuestra alma, para que comprendáis que esperanza abre su llamamiento, que tesoro es la gloriosa herencia destinada a sus consagrados y que extraordinaria su potencia en favor de los que creemos, conforme a la eficacia de su poderosa fuerza.’ (Versión SCHOKEL-MATEOS)

Dios nos ha dado a nosotros ojos en nuestra alma, y en la Biblia de las Américas dice que nos ha dado ojos en el corazón un ojo es la sabiduría, y otro es la revelación, no para conocerlo a Él, sino para conocerlo mejor. Debemos recordar aquellas palabras de Job, de oídas te había oído; pero ahora mis ojos de ven, esto quiere decir que existen rangos o dimensiones especiales para conocer a Dios.

Dios utilizara ahora una luz especial para que seamos iluminados, pues Dios comenzara a darnos cada vez mas iluminación, pero no inspiración. Ya no hay mas inspiración porque si aun hubiera inspiración se seguirían escribiendo cartas apostólicas, si aun habría inspiración tendríamos una Bibliota enorme, aparecería la Carta del Apóstol Duillo a la Iglesia que esta en Buenos Aires, Republica de la Argentina y a todos los santos Paz y Gracia abunde en vuestros corazones… pero ya no, ya no es así, ahora hay “ILUMINACIÓN” para comprender y conocer el sabor de los 66 frutos del HaMenorot. Amen?

Lucas 11:33-35:

‘Nadie pone en oculto la luz encendida, de debajo del almud, sino en el candelero, para que los que entran vean la luz. La lámpara del cuerpo es el ojo; cuando tu ojo es bueno, también todo tu cuerpo esta lleno de luz; pero cuando tu ojo es maligno, también tu cuerpo esta en tinieblas. Mira pues, no suceda que la luz que en ti hay, sea tinieblas.’ (RV 60)

Aquí el Señor nos indica bien claramente que las Tinieblas también son luz, es aquí donde vemos que aquí comienza la Guerra de las Luces. La luz del diablo esta en contra, se opone a la Luz de Dios, solo que la Luz de Dios prevalece y las tinieblas no pueden soportarla, así como esta escrito:

Juan 1:1-5:

‘En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Este era en el principio con Dios. Todas las cosas por el fueron hechas, y sin el nada de lo que ha sido hecho, fue hecho. En el estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. La luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella.’ (RV 60)

En base a lo que hemos leído podemos entender que el campo de batalla de esta guerra es nada más y nada menos que nuestro cuerpo. Es que las tinieblas van a querer ocupar más lugar en nuestro cuerpo y depende de nosotros no darle lugar y esperar que la luz de Cristo resplandezca en nuestros corazones y sea lleno de su luz admirable, la luz del Sol de justicia.

1 de Juan 1:5-7:

‘El anuncio que le oímos a el y que os manifestamos a vosotros es este: que Dios es luz y que en el no hay tiniebla alguna. Si afirmamos estar asociados a el mientras nos movemos en las tinieblas, mentimos y, además, nuestra conducta no es sincera. En cambio, cuando nos movemos en la luz, imitándolo a el, que esta en la luz, somos solidarios unos a otros y, además, la sangre de Jesús su Hijo nos limpia de todo pecado.’ (Versión SCHOKEL-MATEOS)

© Duilio Vetere Casco

Acerca Duilio Vetere Casco

Rhema Ministerios. El ministerio del pastor Duilio Vetere está profundamente marcado por el don magisterial en la enseñanza de la Palabra.

Revise también

Predicas Cristianas... Más allá de lo que ves

Más allá de lo que ves

Predicas Cristianas.. ¿Qué sucede cuando vivimos las circunstancias desde nuestro espíritu? Mares se abren en dos para que pasemos intacto. Una columna de fuego..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *