Inicio / Predicas Cristianas / ¿Lepra o solo una pequeña erosión?

¿Lepra o solo una pequeña erosión?

Predicas Cristianas… Predicaciones Cristianas

No voy a leerles por supuesto todos los capítulos acerca del tema que Dios hoy quiere compartir con nosotros.

Los capítulos 13 y 14 de Levítico, nos hablan acerca de la enfermedad de Hansen, o lo que es lo mismo la lepra, yo desde hace muchos años he sabido bien acerca de la misma, y no por padecimiento propio, pero si la he vivido de cerca, se perfectamente de lo que habla levítico, y aunque usted pudiera haber creído que es una enfermedad erradicada yo le puedo asegurar que no lo es.

Simplemente se oculta la verdad para que no cunda el pánico, aunque lo peor que se puede hacer con algo tan serio como “la lepra” es ocultar la realidad de su existencia, levítico así lo enseña y Dios no se equivoca.

Es una enfermedad infecciosa conocida desde los tiempos bíblicos, caracterizada por úlceras cutáneas desfigurantes, daño neurológico periférico y debilidad progresiva.

El término periférico se refiere a “retirado del centro del cuerpo o de una parte de éste.” Las manos son periféricas a los hombros y los dedos del pie son periféricos a las rodillas. alejados del cuerpo, partes alejadas de los miembros centrales.

Una de las lesiones cutáneas más claras de lo normal es la disminución de la sensibilidad, por tanto estos enfermos son insensibles al tacto, al calor y al dolor.

Es muy importante hacer un diagnóstico a tiempo. El tratamiento oportuno limita los daños producidos por esta enfermedad, libera a la persona de ser agente infeccioso y le permite llevar un estilo de vida normal.

La prevención consiste en evitar el contacto físico cercano con personas que tengan esta enfermedad y que no hayan sido sometidas a tratamiento.

Las personas afectadas con un tratamiento con medicamentos a largo plazo se vuelven no infecciosas (no transmiten el organismo que causa la enfermedad) pero el asunto no solo esta en detener la enfermedad, sino en que ahora tenemos que destruir las causas.

¿A quienes ataca esta enfermedad y cómo se contagia?

Dice que ataca a las partes alejadas del cuerpo. ¿Será que en el mundo es donde mas leprosos habrá?, no, porque muchos de ellos llegan y siendo revisados, siendo escudriñados, recibiendo una sanidad interior de todo aquello que traen, pronto van a ser declarados “puros, santos, limpios” porque no contamina lo que entra en el cuerpo, sino lo que sale de el (Marcos 7:15).

¿Entonces?, sabes tu mi hermano y hermana, algunos de estos que llegaron y parecían que solo traían una erupción, que con el proceso adecuado, iban a sanar, resultó que también eran leprosos pero aún estos pueden recibir un trato de parte de Dios.

Tal vez Dios les deje una marca, que les recuerde de donde les saco, tal vez queden con un aguijón, como pablo, tal vez van a tener que arrastrar la enfermedad, aunque con el tratamiento ya no va a ser contagiosa, o tal vez por la insensibilidad que produce la lepra siguen ahí hasta convertirse en leprosos profundos..

Y no solo van a llevan sus marcas externas, sino que ni siquiera pueden sentir nada; no van a oír, no quieren saber nada, porque aunque se estén quemando no reaccionan, estos son muertos, pero si no discernimos quienes son uno y quienes otros, lo que va a suceder es que todos los que conviven con el van a ser contaminados.

Por eso era necesario el discernimiento de quien los examinaba, porque no solo estaba la vida del enfermo en peligro sino la de todo un campamento, a veces queremos ser mas justos que dios, queremos ser mas buenos que dios, queremos tener mas misericordia que dios, pero eso solo lo es dios, mas en cambio dios nos ha dado sabiduría y discernimiento, para poder distinguir entre lepra y lepra, entre oveja y lobo, dice la palabra que dios no puede ser burlado, amén.

La Biblia nos habla de personas que tuvieron lepra; Maria la hermana de moisés y de Aarón (Números 12:10-15). ¿Recuerdan esta historia; Aarón y María anduvieron de chismosillos, eso si, chismerio santo claro (que diría dante), según ellos pero no según el señor y ¿qué paso? La lepra vino sobre María y ¿por qué sobre Maria pensaras tu, si los dos hablaron contra moisés? Porque fue Maria la que comenzó el chisme, Aarón le siguió porque no había sido elegido entre los 70 que Moisés nombró para delegar en ellos, pero Dios al enfermar solo a María quería hacer una diferencia entre el que contamina y el que es contaminado.

El que contamina es echado fuera, Pablo mismo en 1ª de Corintios no piensa que es lo mejor sacar al que es causa de contaminación?

Tenemos temor de tomar acciones para limpiar el cuerpo de Cristo, en cambio Él viene a por una iglesia sin arruga y sin mancha…ciertamente el Señor quiere que todos vengan al arrepentimiento, pero no todos se arrepienten, es mas el leproso profundo, se acostumbra de tal manera a vivir con su enfermedad, que aunque Dios le sane., vuelven a su propio vómito; ¿recuerdan a los diez leprosos del nuevo testamento?, solo a uno el Espíritu Santo le abrió sus ojos y sus oídos espirituales…. ¡¡cosas de la soberanía.

Moisés tuvo que interceder por Maria, Aarón tuvo que pedir perdón a Dios…..yo estoy segura que ellos quedaron marcados por la lepra, pero no sacados de entre la congregación por la lepra, después de este pecado.

Discernimiento, para el diagnóstico, si todo el que pasa esa puerta no es puesto a la luz y lo declaró puro desde que entra, y participe de todo lo que el cuerpo participa, desde el primer día, puedo terminar con la vida del tal, y fundir la iglesia en contaminación, dice Proverbios 27:23 “…se diligente en conocer el estado de tus ovejas y mira con cuidado por tu rebaño…”

Fue necesaria la intercesión de Moisés, y la iglesia como cuerpo tiene que tener esta aptitud de intercesores, atalayas y vigilantes, de día y de noche, en un mismo espíritu, en una misma visión, no podemos permitir, que la lepra del chisme, la lepra del desamor, del cansancio, de la falta de perdón, de nuestro carácter, de el amor al dinero, etc.etc. Se hagan profundas, porque de ser así, tal vez tengamos que salir del campamento para no contaminar a otros.

Cuando nosotros reconocemos, nos dejamos examinar, aceptamos el diagnóstico y acatamos el tratamiento, seguro que Dios va a darnos vestiduras limpias, vestiduras no contaminadas, vestimentas reales, pero tenemos que discernir del cuerpo de Cristo, porque no todo el que dice Señor, Señor será salvo.

Yo les invito a que nos pongamos en pie, y aparte de orar por las cosas que conocemos, hoy sea un día en el que nos pongamos delante del sumo sacerdote, dejemos que nos examine y le digamos Señor, yo quiero permanecer en el cuerpo.  Ayúdame Señor a no contaminar a nadie, antes de que esto suceda, sácame de en medio de ellos, júzgame Señor antes de ser apartada.

Gracias Padre por esta nueva oportunidad de ser examinada, gracias mi Dios, gracias en el nombre de Jesús. Amén.

© 2012, Débora Arcos Checa

Acerca Débora Arcos Checa

Revise también

Predicas Cristianas.. Aceptar el propósito de Dios

Contentamiento: un rechazo a la ambición y al conformismo

Predicaciones Cristianas Escritas... La expresión que resumen el contentamiento cristiano es: Dios y lo que Dios me da, es todo lo que necesito...

Un comentario

  1. Es de mucha bendición este estudio para mi vida sigan adelante . me gustaría un estudio del anatema de Rebeca cuando robo los ídolos a su padre Laban .bendiciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *