Inicio / Predicas Cristianas / Cambiemos de una vez

Cambiemos de una vez

Predicas Cristianas – Sermones Cristianos

Texto:   Eclesiastés 3: 1; 11  – 1 Crónicas 12: 32

Introducción:

Anuncios


No está reportado en la historia cuándo ni dónde el hombre inventó la navegación a vela,  pero se cree que fue uno de los primeros intentos de dominar una fuerza natural y hacerla aprovechable, al comprobar que la fuerza del viento no sólo era peligrosa, sino que podía ser utilizable.

Las primeras balsas y canoas se construyeron con troncos hace más de 12.000 años. Más tarde, los antiguos pueblos árabe y polinesio observaron que si izaban una vela para atrapar el viento, podían vencer las corrientes demasiado intensas y cruzarlas remando con palas o remos. A partir de aquí, los barcos evolucionaron hasta convertirse en gigantescos barcos de guerra o mercantes, con velas enormes que realizaban el trabajo de 100 fuertes remeros.

Quise traerles este dato curioso de la historia para ilustrar lo que pretendo enséñales en esta noche.

¿Hacia dónde están soplando los vientos en Argentina? y ¿Hacia dónde la están esos vientos conduciendo?

¿Estará hablando Dios a la gente y en especial a su iglesia por estos días?

Anuncios


No voy a hablar- ni es intención de este mensaje –  juzgar las implicancias políticas de este tiempo actual en el país.

Pretendo reflexionar si la Iglesia está siendo entendida en los tiempos que se está viviendo.

Y si no lo es izar velas para ser guiados por la suave brisa del Espíritu Santo hacia cambios.

He titulado el sermón de este día: “Cambiemos”

Anuncios


Les invito a leer dos citas bíblicas en Ec. 3: 1; 11 y 1 Crónicas 12: 32

Núcleo:

Todo tiene su tiempo.

Compartía con los hombres de mi Nube esta semana una palabra, muy de moda por estos días y que es título del sermón: “Cambiemos”

Cuando les pregunté que les refería… la mayoría habló del slogan del gobierno actual, que fue caballito de batalla en la campaña política que llevó a Mauricio Macri a la Presidencia.

Pero también surgieron definiciones de lo que esta palabra significa, tales como:  mudanza, ir hacia algo nuevo, entrar en un nuevo tiempo o estado,  viraje o giro, etc

Yo  les mencioné que “cambiemos” es una forma de verbo en imperativo.  Si se conjuga se leería: que yo cambie,  que tu cambies, que él cambie, que nosotros cambiemos, que vosotros cambiéis, que ellos cambien.

Entonces, “cambiemos” está conjugado en la primera persona del plural. Habla de algo inclusivo, que integra a todos.

Sin embargo, pienso que “cambiemos” habla de un nuevo paradigma, de un nuevo patrón de valores, que ha venido a instalarse en Argentina.

Anuncios


Alguien cierta vez escribió: “en lugar de preguntarte por qué te suceden siempre las mismas cosas, pregúntate por qué eliges siempre los mismos caminos”

“cambiemos” guía entonces a la idea de elegir otro camino para hacer las cosas.

En año pasado en épocas de elecciones, les mencionaba la cita de Daniel 2: 21 habla acerca del Señor “el cual muda los tiempos y las edades; quita reyes y pone reyes; da la sabiduría a los sabios, y la ciencia a los entendidos”

El tiempo que pasó tuvo una característica. Y el presente, otra distinta.

Toda la nación, incluída la Iglesia, está inserta en una mudanza.

Durante 12 años gobernó a nivel nacional, un poder de tendencia populista, caracterizado por un férreo liderazgo presidencial y un marcado énfasis en subsidios hacia los que menos tienen.

Se podría decir que este fue el “manto” bajo el cual Argentina y los argentinos vivieron los últimos doce años.

En la Biblia se menciona a Elías, quien sentenció una sequía durante el reinado del Rey Acab que duró 3 años y seis meses. Durante ese tiempo no llovió sobre nadie en Israel; ni sobre los malvados,  ni sobre 7000 que no habían doblado su rodilla ante Baal.

Se podría concluir, que la sequía condicionó,  afectó,  a malos y a buenos.

Pienso que de igual manera, en Argentina, el manto de gobierno que se tuvo durante 12 años en lo natural,  también afectó a la Iglesia en general.

Pues se acentuó como nunca antes la prevalencia de un pastorado y liderazgo dador de subsidios espirituales a la gente congregada, con tal de mantener al redil contento, con tal que la gente no se vaya.

Es como que se permeó en la Iglesia un sistema de subsidio.

Como pastores en la Iglesia, venimos con Liliana hace mucho tiempo,hablando en contra de la co-dependencia espiritual;  luchando en contra de ser generadores de subsidio espiritual para que alguno se quede en la fe (el que se queda en la fe, tiene que ser por causa de saberse salvado por Jesucristo, y así caminar tras sus pasos)

Ni avalando que alguien se valga de la fe de otro (cónyugue, padres, hijos, hermanos) de modo que ningún trabajo eso implique a su vida, y jamás se ponga fiel.

Insistimos en esto, pues,  la Escritura es muy clara respecto a cómo vivir el evangelio.

Pablo le indicaba a Timoteo: procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad. (2 Ti. 2: 15)

Ocúpate de la lectura bíblica, la exhortación y la enseñanza… no descuides el don que hay en ti. (1 Ti 4: 13-14)

Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina… persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren… (1 Ti. 4:16)

Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida eterna, a la cual asimismo fuiste llamado, habiendo hecho la buena profesión delante de muchos testigos…. (1 Ti. 6:12)

Y muchas más palabras como estas, donde Timoteo tenía que ser protagonista activo, actor en primera persona, demostrando con sus hechos la convicción de su creencia cristiana.

En el AT encontramos un antecedente parecido, cuando Dios llama a Josué como sucesor de Moisés y le dice:

“nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien… mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas”   – Josué 1: 8-9

Nuevamente, Josué como partícipe necesario de la acción sin ningún tipo de subsidio;  sólo Josué haciendo su parte, obedeciendo la voz del Señor

Mañana cumplimos 9 años de nuestra instalación como pastores aquí y pensaba si  sólo hemos podido influir a unos pocos, un remanente fiel dispuesto a darlo todo por el Señor.

Sin embargo Iglesia… hay un nuevo viento soplando en Argentina: cambiemos.

En lo natural,  Dios está hablando.

Y lo está haciendo a través de un nuevo presidente que se ha levantado en el país.

Que está invitando a todos los argentinos a cambiar.

Y esto incluye a la Iglesia y a los creyentes también.

Ya que no te alcanza un pastor/a,  ahora tenés el aviso del Señor a nivel nacional

En lo que ha sido las propuestas de campaña se habló de:

  • Cambiar la cultura del subsidio por la cultura de trabajo….
  • la discordia por el acuerdo…
  • que el estado vuelva a ser eficiente…. entre otras cosas…

¿No debería la Iglesia hacer lo mismo?

Cambiar la cultura de subsidio espiritual por la cultura del trabajo espiritual, de modo que cada quien que está con Cristo sea un creyente que trabaje y construya en el Señor su crecimiento espiritual?

¿Y que me dicen del acuerdo?  ¿No debería la Iglesia estar en el poder del acuerdo? ¿Acaso no lo dice la Escritura?

Otra vez digo, que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquier cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos. Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos. Mateo 18: 19-20

Vean por un momento: los reconquistenses y la gente de Avellaneda:

Se convive con un gobierno municipal de un partido político… en una provincia con otro color partidario y una nación gobernada por otra fuerza republicana;   de modo que la única forma de gobernar es forzando acuerdos.

A nivel político, donde vivimos, se habla de “acuerdos”, para asegurar la gobernabilidad

Pero en la iglesia el desacuerdo es constante.

Permítanme hacer una aclaración: “acuerdo” en la Iglesia no se trata de que el pastor tenga que “conceder” licencias a gente que anda chúcara con tal que no se ofenda y se vaya de la Iglesia.

Acuerdo se trata de estar todos en el mismo sentir de extender el Reino de los Cielos, anunciando todos el evangelio con el testimonio, y todos de común acuerdo trabajando, diezmando, ofrendando, cooperando y ofreciéndose para las diversas tareas de servicio.

Pablo habló del acuerdo, al hablar de la unidad, en Efesios 4: 1-6 (leer). La otra opción es ir a contramano.

Y si se equipara la idea de la iglesia con esto de tener un estado eficiente… ¿qué significa que la Iglesia se haga eficiente?

Será que se tenga todo extremadamente organizado, de modo de tener – por ejemplo – un orden de culto pulcro y cronometrado?  Eficiencia es eso? una estructura donde el Espíritu Santo de Dios se debe mover con nuestros horarios?

ó la respuesta es que la Iglesia realice o cumpla su función adecuadamente (definición de diccionario)

Bíblicamente, significa que la Iglesia sea sal, sea luz, sea testimonio a las naciones y hasta lo último de la tierra. Como mencionaba el domingo pasado, que la Iglesia sea una Iglesia madre y no una Iglesia solterona… que sea un taller donde todos sean instrumentos y no un museo viviente lleno de reliquias y nada más.

Y claro,  eso te involucra a vos, a mí,  a todos.

Los hijos de Isacar,  que integraban el ejército de David:

  1. eran doscientos principales, es decir: un número importante de soldados
  2. principales o primeros en estimación o importancia, es decir, no eran gente de la retaguardia, ni del medio en la tropa, sino gente de avanzada, gente de primera fila, allí donde estaba David al mando.
  1. luego dice que eran entendidos; esto es sabios, diestros, dedicados en cuanto a los tiempos oportunos, a los tiempos de espera, a los tiempos de avance.
  1. Sabían lo que Israel debía hacer. Seguramente recordaban una y otra vez la bendición dada a Abraham que se halla en Génes 12: 1-3. Ellos sabían que Israel estaba llamada a bendecir todas las naciones de la tierra

Iglesia: los creyentes de esta casa pueden tener esta virtud de los hijos de Isacar, si hay disposición de entrar a cambios en la manera de conducirse,   izando velas para atrapar la suave brisa del Espíritu Santo que te lleve a un nuevo puerto espiritual. Siendo:

  1. soldado de Cristo en la Iglesia de la Ciudad
  2. no más gente superflua, suplente, secundaria, sino principal
  3. dejando de vivir sin brújula, sino siendo gente que tiene en orden su vida, familia, trabajo, cuentas… y tiene a Dios como prioridad
  4. con un testimonio de bendición para bendecir a otros

Conclusión:

 En Argentina hay un llamado a un cambio de todos los Argentinos, que incluye a la Iglesia también.

Para quien hasta hoy no tuvo en cuenta a Dios en su vida, que buena oportunidad es este llamado nacional para que vuelva su ser al Señor e invite a Jesucristo a ser Señor y Salvador de su vida. Cambie. Jesucristo es el camino, la verdad y la vida. Nadie viene al Padre sino por Cristo.

Pida perdón con arrepentimiento de las cosas malas que ha hecho en vida… a Dios. Y permita que el Señor Jesucristo limpie sus pecados. Acepte por fe esta bendición. Expóngase a la locura de la predicación y reciba las buenas nuevas de salvación que le salvarán a Ud. y a su casa. Cambie.

Para el resto de los creyentes aquí reunidos:

Si hasta hoy has vivido del subsidio espiritual de otro (líder, cóyugue, padres, hijos, hermanos), ahora hay que cambiar por la cultura del trabajo espiritual.

Esta noche es el momento para decidir quedarse enano/a espiritual o crecer en el Señor, izando velas al Esp. Santo para que seas un hijo/a espiritual guiado por él..

Cambia hermano/a.

Si hasta hoy has estado en la iglesia pero no en el acuerdo, viendo que otros trabajan y tu no,  que otros sirven a Dios y tu no, que otros son obedientes y generosos en el diezmo y ofrendas y tu no,  que otros son concurrentes regulares a la Iglesia y tu no, entonces  esta noche es el momento de decidir quedarte estancado o subirte al acuerdo de la Iglesia

Cambia….

Si hasta hoy sientes que la Iglesia no es eficiente, considerasi tal vez lo es porque tú no has sido luz, sal y testimonio de Cristo como debiste.

Toma entonces una decisión: cambia.

Como los hijos de Isacar, puedes pasar de un papel olvidado en la extensión del Reino de los Cielos, a convertirte en un soldado de Cristo, de primera línea, ordenado con Dios como prioridad, con un testimonio de bendición para bendecir.

Pero todo eso será posible si esta noche CAMBIAS.

Te desafío a que conforme el Señor te haya ministrado en esta noche,  levantes tus dos manos en señal;  como izando velas al viento del Espíritu del Señor, para que entres en el cambio,  para que dejes de porfiar viviendo igual y cambies; y el Señor pueda llevarte a nuevos tiempos de crecimiento espiritual.

Tomarás esta decisión?

Amén.

Acerca Pastor Daniel

Revise también

La oración en boca de un hambriento

Debemos ser mejores

Predicas Cristianas Escritas; Este es el tiempo en que el Señor te llama para que hagas los cambios necesarios e incorpores las mejoras que te convertirán en...

Un comentario

  1. Victor Manuel Alvarez Martinez

    Hola Amigos, Soy Cristiano de la Iglesia Adventista del 7° Día. Primera vez que estoy consultando su pagina, pero, de ahora en adelante, sere Lector Frecuente.

    Un Saludo, desde Cojutepeque, depto Cuscatlan,en la República de El Salvador, América Central.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *