La epístola a Filemón

Predicas Cristianas – Predicaciones Cristianas

TEXTO: Filemón

INTRODUCCIÓN:

En el tiempo en que fui estudiante del seminario conocí una iglesia donde la gran mayoría de las personas que se congregan son ricas, es decir exageradamente ricas. La zona donde esta ubicada es una zona exclusiva, en la delegación coyoacán. A pesar de que ese templo es propiedad del seminario y que todos los días teníamos en el devocionales y que me case dentro de sus instalaciones sólo en dos ocasiones pude asistir a los cultos que dicha iglesia tenía.

Anuncios

Ahí pude darme cuenta que para muchos cristianos las diferencias sociales, económicas e incluso étnicas y culturales siguen siendo una realidad. (Las chachas: van vestidas con su uniforme y se sientan hasta atrás >> si bien es cierto que el trabajo es el trabajo también tenemos que reconocer que en Cristo todos somos iguales).

La epístola del apóstol Pablo a Filemón además de ser la más personal de todas sus cartas y de ser una de las que menos contenido teológico tiene y si mucho contenido práctico; es un llamado a toda la cristiandad a buscar la igualdad.

I. QUIENES ERAN LOS PERSONAJES:

A) Filemón: Era un prominente hombre de negocios, se cree que era un industrial en telas (tenía esclavos que trabajaban para el). Que ayudaba a la causa del evangelio V. 5 y que además tenía un centro de estudio en su casa. V. 2

Anuncios

B) Onésimo: Era uno de los esclavos de Filemón que se cree según la tradición robo a su amo y además huyo. V. 18-19 Como los esclavos eran fácilmente identificables y además huir estaba prohibido y penado con la muerte por las leyes romanas lo mas seguro es Onésimo no pudiera trabajar y fuera a dar a la cárcel por algún robo o crimen menor y allí conoce al apóstol y se convierte al cristianismo V. 10.

II. EN CRISTO SOMOS IGUALES (V.16):

Para los romanos la esclavitud fue un modo de producción, es decir que su imperio fue fundado en gran parte a la «ayuda» de la esclavitud que usaban ya sea en los campos de batalla, en los barcos de guerra, en el campo, en le sexo y hasta en las mismas labores de casa. Un romano era libre de vender, matar o liberar a un esclavo y además si un esclavo se sublevaba no se le podía perdonar y quien tal hiciera merecía la cárcel.

A) Una de las cosas que más quiso enfatizar Dios a través de esta epístola fue precisamente la igualdad en la humanidad y mucho más dentro de su Iglesia. En muchos lugares no hay igualdad en diversas áreas:

1. Los indígenas (No se trata igual a un indio que aun catrín)

Anuncios

2. Las mujeres (En los países árabes son castradas)

3. La discriminación racial (En E.U.A en algunos lugares y algunas personas piensan que el negro es el color del maligno y que los negros no tienen alma).

4. Los empleos: (Los campesinos, los albañiles etc. se minimizan a la do de las carreras universitarias. Vale más un licenciado que un obrero).

B) Un hermano en cierta iglesia tenía un negocio muy próspero y lo que hacía él era que traía personas de su pueblo a trabajar para el pagándoles un sueldo miserable de 250 pesos a la semana y haciéndolos vivir en cuartuchos que él mismo había construido para tal efecto. No les daba seguro y los explotaba y maltrataba. Pero eso si incluso era líder de su iglesia

OTRAS ENSEÑANZAS DE ESTE PASAJE:

III. DIOS EN VERDAD CAMBIA A LAS PERSONAS (V.11):

A) Aun los peores delincuentes cuando vienen a Cristo pueden ser transformados. Aun los hombre más duros como el centurión de la Cruz duden ser tocados por Dios y exclamar «en verdad este era hijo de Dios». (Cuantos testimonios hermosos hemos escuchado. Violadores, judiciales, guerrilleros, artistas, etc).

B) A veces nosotros como cristianos no creemos mucho en ese cambio y cuestionamos a las personas o las estigmatizamos o las etiquetamos (En cierta iglesia había un centro de rehabilitación para alcohólicos y drogadictos, pero los hermanos «sanos» hicieron que desapareciera porque según ellos le daba mal aspecto ala Casa de Dios») Cuando alguien acepta a Cristo en el corazón puedes confiar en que Él lo REGENERA Y SANTIFICA.

IV. NOSOTROS COMO CRISTIANOS DEBEMOS PERDONAR A QUIEN NOS HA OFENDIDO (V. 12):

En un pueblo del estado de Guerrero había dos mujeres que hacia ya varios años no se hablaban por cierto disgusto que habían tenido. Ocurrió que una de ellas se enfermo de cáncer y se iba a morir, entonces la otra con carga de conciencia fue a pedirle perdón a lo que la moribunda contesto: mira si me muero te perdono, pero si vivo la cosa sigue. Cuanto cristianos somos así.

A) El perdón no basta con decirlo, sino con hacerlo. Qué mejor forma de probar que has perdonado a alguien que volver a establecer la misma relación de amistad o de hermandad que existía y aun mejor.

B) A veces cuando alguien nos ha herido nosotros le perdonamos porque Dios nos lo demanda, pero la realidad es que la relación casi nunca vuelve a ser la misma.

C) Recibe al hermano que ha pecado, que te ha ofendido y ayúdalo a ser restaurado, no sea que tu también seas tentado.

V. DEBEMOS HACER MÁS DE LO QUE DIOS NOS PIDE (21):

A) Hoy en muchas empresas se habla de la excelencia y la excelencia es precisamente esto hacer las cosas mucho mejor de lo que se nos demanda.

B) Doblar esfuerzos, derramar un poco más sudor, darle otra mano de pintura, acostarnos más tarde, ver menos televisión, llegar más temprano a los cultos, dar más ofrenda, bendecir a tus enemigos etc. (Uno de los mas grandes hombre de ciencia Nicolas Cpernico se acotaba todos los días a las 2 0 3 dela mañana; Madame Curie a pesar de ser madre y esposa cuando terminaba sus labore hogareñas bajaba a su laboratorio y fue ganadora del Nobel).

CONCLUSIÓN:

Dios nos muestra cómo ser mejores cristianos y esto no se logra con mucha doctrina o mucha teología, sino con mucha práctica de las verdades eternas. Si la Iglesia de hoy día duerme es porque no vive en santidad, no pone en práctica enseñanzas tan elementales como las que acabamos de escuchar. «LA EPÍSTOLA A FILEMÓN» (Un llamado a la igualdad, a la credibilidad, al perdón y a la excelencia)

También Revise

Predicas Cristianas - Una Tormenta en una Noche Calmada

Enfrentando la Tormenta

Prédica Cristiana; donde está Jesús, la tempestad se convierte en calma; el agua se convierte en vino; la muerte se convierte en vida; las lágrimas en ris

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *