Inicio / Predicas Cristianas / Un llamado especial

Un llamado especial

Predicas Cristianas – Predicaciones Cristianas

Texto Biblico: Jeremías 1:1-10

El señor Pedro fue nombrado líder de un grupo de personas en el club social de la ciudad donde vive. Con gran temor y a la vez responsabilidad asumió su posición. En la primer junta ejecutiva se dio cuenta de que su voz no tenia valor en el grupo. Toda opinión que él tenía sobre algunos planes futuros era refutado por uno o dos personas.

Al pasar los meses se dio cuenta de que no era el líder, sino que otros eran los que influían en el grupo para decir si, o no.

Durante todo su tiempo bajo el liderazgo del grupo, no hubo respuesta. Pedro se sintió agotado y pensando que no pudo aportar nada significativo para el club. Pedro fue llamado ser líder a pesar de que no tuvo seguidores y peor aun, no lo querían escuchar.

Consideremos hoy al profeta Jeremías y su llamado. Él fue llamado a dirigir un grupo que no admitía corrección. Se le informo que tal grupo no le escucharía, que ni aun le responderían si él les hablaba (Jeremías 7:27-28).

El llamamiento de Jeremías es un recuerdo a la iglesia de hoy, que quienes sirven como mensajeros de la Palabra en el poder del espíritu Santo, son dignos de ser escuchados y respetados.

JEREMÍAS (Jehová eleva o Jehová lanza).

El profeta Jeremías, uno de los profetas mayores, seguramente era muy joven, pues su labor duró como cuarenta años, hasta la destrucción de Jerusalén en el año 586 a.C.

I. ESCOGIDO COMO PROFETA. (Jeremías 1:5)

  • A. Dios lo dio por profeta antes de nacer.
  • B. Su padre Hilcias era sacerdote por lo que marca a Jeremías como sacerdote por vocación.
  • C. Profeta distinto al resto. Los otros hablaban mentira.
  • D. Los falsos hablaban de paz cuando venia guerra.

II. EL PROFETA CON TEMOR. (Jeremías 1:6-8)

  • A. Jeremías pone su excusa… la edad.
  • B. En vista de que era muy joven, se sentía incapaz de ejercer. Quizás no tenía la experiencia que el pueblo quería en su líder. No era común en la sociedad de su tiempo hablar en las asambleas o reuniones, sino que era para el adulto.
  • C. La mayoría de los teólogos concuerdan que Jeremías tenía entre 20 a 25 años de edad.
  • D. Dios le responde a Jeremías que no es por su edad que lo llamo, o por sus capacidades, sino simplemente porque lo había escogido.
  • E. Es muy común que cuando a una persona se le pide que trabaje una difícil posición se pregunte a si mismo: ¿Quién soy yo?
  • F. Con estas palabras Dios busca levantar su autoestima.
  • G. Incluso, Dios le asegura a Jeremías que no irá solo. Jehová estará con él para librarle.

III. LA ÉPOCA DEL PROFETA. (Jeremías 1:2-3)

  • A. Ejerció su ministerio durante la decadencia y caída del reino del sur, Judá. Profetizó durante el reinado de los últimos cinco reyes de Judá.
  • B. Era Natural de Anatot, población al norte de Jerusalén (Jeremías 1:1–2), el Señor lo llamó a su servicio allá por el año 627 a.C., en el decimotercero año del reinado de Josías.C. Su labor duró
  • como cuarenta años, hasta la destrucción de Jerusalén en el año 586 a.C.

IV. EL PROFETA RECIBE LA BENDICIÓN. (Jeremías 1:9)

  • A. El Señor entonces lo tocó en la boca. Debido a las condiciones actuales de su época, Jeremías necesitaría la bendición de Dios para desempeñar sus labores como profeta.
  • B. Encontramos a otros profetas que fueron tocados como Isaías, Ezequiel y Daniel… pero Jeremías fue tocado para ser inspirado y darle autoridad.

1. Isaías fue tocado para ser purificado (Isaías 6:7).
2. Ezequiel fue tocado para dársele la palabra dulce como miel.
3. Daniel fue tocado para ser fortalecido.

  • C. Es en este momento que su llamamiento es especial. Es profeta, llamado a proclamar un mensaje dado por Dios.

V. EL PROFETA RADICAL (Vers. 10)

A. Jeremías fue tan radical, que lo llamaron el profeta llorón.¨

B. La palabra radical sale del oficio al cual Dios lo pone.

C. El diccionario Webster tiene dos significados. Su adjetivo tiene que ver con una raíz u origen. La segunda tiene que ver con promover cambios extremos.

D. Jeremías fue radical en que fue llamado a arrancar y destruir, arruinar y derribar tradiciones del pueblo. Y al fin edificar y plantar no algo nuevo, sino algo ya establecido pero olvidado por el pueblo.

E. No cabe duda alguna que cuando todo líder se aventura a cambios, tendrá oposición y dependiendo a su intensidad, llorara bastante ante el Señor.

F. Sus mensajes eran unos de castigo y condenación. Era muy honesto, algo que faltaba en los sacerdotes y profetas de su tiempo. Mientras todos predicaban paz, él predicaba castigo por el pecado (Jeremías 5:31; 14:14-15).

“…los profetas profetizaron mentira, y los sacerdotes dirigían por manos de ellos; y mi pueblo así lo quiso. ¿Qué, pues, haréis cuando llegue el fin?..” (Jeremías 5:31)

“…Me dijo entonces Jehová: Falsamente profetizan los profetas en mi nombre; no los envié, ni les mandé, ni les hablé; visión mentirosa, adivinación, vanidad y engaño de su corazón os profetizan. 15 Por tanto, así ha dicho Jehová sobre los profetas que profetizan en mi nombre, los cuales yo no envié, y que dicen: Ni espada ni hambre habrá en esta tierra; con espada y con hambre serán consumidos esos profetas…” (Jeremías 14:14-15)

G. (A manera de humor) Se le llama el profeta llorón porque se le prohibió casarse (Jeremías 16:1-4). Se le prohibió casarse para que pudiera dedicarse de lleno a la tarea de anunciar los juicios de Dios y para que no hubiera sufrimiento en una familia suya (Jeremías 16.1–13). No podía experimentar felicidad, porque todo estaba a punto de acabar.

Conclusión:

Tal como lo anunció tantas veces, Judá recibió castigo por sus pecados y desobediencia. En 586 a.C. Jerusalén cayó y fue destruida, y sus principales ciudadanos fueron deportados a Babilonia. El profeta permaneció en Jerusalén, ya gobernada por un funcionario nombrado por Babilonia.

Más tarde se marchó a Egipto, donde continuó su ministerio (Jeremías 43–44).

Te invito para que medites en el llamado que Dios tiene para ti. Es un llamado especial, ha llamado a alguien especial para dar un mensaje especial.

El llamamiento de Jeremías es un recuerdo a la iglesia de hoy que quienes sirven como mensajeros de la Palabra en el poder del espíritu Santo son dignos de ser escuchados y respetados.

Acerca John Libardo Bermúdez

Revise también

Emprenda hoy el camino hacia la realización personal

El camino por recorrer

Predicas Cristianas - La vida cristiana se concibe como un “largo viaje”, interrumpido solamente por algunas paradas que llegan a ser necesarias, con el propósito de mejorar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *