El regreso a Dios

Bosquejos Bíblicos

Prédica de Hoy: El pecado y el regreso a Dios

Bosquejo para Predicar Texto Bíblico: «Convertíos, hijos rebeldes, y sanaré vuestras rebeliones. He aquí nosotros venimos a ti, porque tú eres Jehová nuestro Dios.» Jeremías 3:22

Introducción

El pecado es apartarse a caminos torcidos. Olvidar al Señor nuestro Dios está en el fondo de todo pecado. Por el pecado nos metemos en dificultades.

La promesa para los que regresan es: Dios sanará su rebelión por su misericordia que perdona, su paz que calma, y su gracia que renueva.

Resulta muy triste el hecho de que muy pocos vean el pecado tal y como es: un engaño. El que encubre su pecado no prosperará.

La mayoría de la gente no puede verlo hasta que se ve destruida por el pecado que ha perseguido.

¿CÓMO DEBE COMENZAR EL REGRESO A DIOS?

I. CON UN VERDADERO ARREPENTIMIENTO DEL PECADO

1 Pedro 2:25 «Porque vosotros erais como ovejas descarriadas,  pero ahora habéis vuelto al Pastor y Obispo de vuestras almas

A) Aquí está el pecado del hombre: él se descarría y esto es su propio acto. Su desgracia:

B) Él se aleja del redil, del Pastor y del rebaño, y, así, se expone a peligros  indecibles.

C) Pero cuando reconocemos que por “Su llaga fuimos sanados” (vers. 24), experimentamos ese arrepentimiento que nos lleva de egreso a Él.

II. PROMESAS CUANDO DEJAMOS EL PECADO Y EL VOLVER ES GENUINO

Joel 2:13  «Rasgad vuestro corazón,  y no vuestros vestidos,  y convertíos a Jehová vuestro Dios;  porque misericordioso es y clemente,  tardo para la ira y grande en misericordia,  y que se duele del castigo

A) Si estamos en comunión con Dios nunca nos abandona la esperanza.

B) Aun en las circunstancias más extremas, como estas suscitadas por el juicio divino, podemos volver nuestro corazón al Señor y hallar auxilio y salvación.

C) Dios nunca se manifiesta en forma cruel o vengativa. Por el contrario, el Señor es misericordioso. . . y clemente, tardo para la ira y grande en misericordia.

III. APARTARNOS DEL PECADO NOS LLEVA A UNA RESTAURACIÓN

A) Aunque su herida parece ser incurable.

Jeremías 30:12 «Porque así ha dicho Jehová: Incurable es tu quebrantamiento,  y dolorosa tu llaga.«

B) A causa de la multitud de sus iniquidades.

Jeremías 30:15  «¿Por qué gritas a causa de tu quebrantamiento?  Incurable es tu dolor,  porque por la grandeza de tu iniquidad y por tus muchos pecados te he hecho esto.«

C) Usted será sanado.

Jeremías 30:17  «Mas yo haré venir sanidad para ti,  y sanaré tus heridas,  dice Jehová;  porque desechada te llamaron,  diciendo: Esta es Sion,  de la que nadie se acuerda.«

D) Y sus opresores consumidos.

Jeremías 30:16  «Pero serán consumidos todos los que te consumen;  y todos tus adversarios,  todos irán en cautiverio;  hollados serán los que te hollaron,  y a todos los que hicieron presa de ti daré en presa.«

IV. CUANDO DEJEMOS EL PECADO VENDRÁ SANIDAD ESPIRITUAL

Jeremías 33:6 «He aquí que yo les traeré sanidad y medicina;  y los curaré,  y les revelaré abundancia de paz y de verdad.«

A) Todos los que son limpiados de la inmundicia del pecado por la gracia santificadora, por la misericordia perdonadora son liberados de la culpa.

B) Cuando los pecadores reciben la justicia, y son lavados y santificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu Santo, son capacitados para andar delante de Dios en paz y pureza.

CONCLUSIÓN

Mientras los hombres se endurezcan en pecado, su porción será el desprecio y la miseria: porque el que encubre su pecado no prosperará. Pero halla misericordia quien los confiesa y abandona.

GLORIA A DIOS

© Milton Miranda. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Bosquejos para Predicar

Acerca Rve. Milton Miranda

También Revise

Dios es nuestro escudo.. Bosquejos Biblicos

Dios es nuestro escudo

Dios favorece a sus hijos con su protección en cualquier ámbito de la vida, en la vida personal, en la vida familiar y principalmente en la vida espiritual.

Un comentario

  1. Juan flores Smith

    Dios le bendiga hermosa enseñanza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *