Esforzados y valientes

Bosquejos Bíblicos

Prédica de Hoy: Esforzados y Valientes

Bosquejos para Predicar Texto Bíblico:Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.”  Josué 1:9

Esforzados y Valientes – Introducción

El ser valientes no nos hace los más fuertes o los que nunca tienen miedo, o los que hacen todo bien y nunca se equivocan, Sin embargo, esta es una características que solo algunos poseen, y que nos puede dar un gran ventaja contra los enemigos.

Uno de los ejemplos más famosos es Josué. Este hombre es el gran ejemplo de lo que es estar fortalecido en el Señor y confiar plenamente en que Dios es quien pelea sus batallas. Josué desde joven caminó con Moisés, uno de los grandes patriarcas de la Biblia. Estuvo siempre a su lado aprendiendo de él y tomando eso para sí mismo.

Por eso cuando Moisés murió, Josué tomó el liderazgo del pueblo y fue con ayuda de Dios que los hizo entrar en la tierra que Dios les había prometido.

I. Ser valiente

La valentía se puede demostrar de muchas formas, por lo general vemos esas acciones como actos heroicos. Un ejemplo de esto es, cuando una persona decide arriesgar su vida para salvar a otra; como lo hizo nuestro Señor Jesús por nosotros (Juan 3:16).

En el mundo espiritual también hay batallas que debemos enfrentar, en las cuales debemos ser valientes. A veces por miedo al fracaso y al que dirán dejamos de intentar hacer cosas que nos pueden traer bendición. O tememos recibir las bendiciones que Dios nos ha regalado, solamente le tenemos miedo a todo.

En la Biblia dice que los valientes son como “agudas saetas”. Las saetas son como flechas, y cuando habla de agudas, hace referencia a una característica especial en ellas. Esas flechas somos nosotros y nuestra característica en particular es la valentía.

Estamos en una guerra constante, ya sea por la salvación de nuestra familia, por las bendiciones que Dios nos quiere regalar y el diablo nos quiere robar, luchamos para no perder nuestra fe y mantenernos en el camino de Cristo.

Dios mismo desea que seamos guerreros valientes, y que no demostremos miedo ante nuestros enemigos, porque el Señor mismo los derrotará por nosotros (Deuteronomio 28:7).

Nuestra valentía está ligada a la confianza que tenemos en Dios. Podemos sentirnos invencibles porque sabemos que Dios está junto a nosotros, y que él mismo nos prepara para cada batalla y nos da la fuerza que necesitamos. Pero al final de cuentas es él quien nos da la victoria sobre nuestros enemigos.

II. Esforzados y Valientes – ¿Cómo serlo?

No se puede ser valiente si de verdad no lo deseamos, podemos querer serlo pero hay que demostrarlo. La valentía en sí es tomar la determinación de hacer algo que no cualquier haría y que para muchos es imposible hacerlo.

Hablemos un poco del miedo, que es todo lo contrario a lo que es la valentía. El miedo funciona de muchas formas, a veces nos puede servir como una señal de que algo no está bien, o nos ayuda a actuar en una situación adversa. Pero no podemos dejar que el miedo nos controle, porque si dejamos que eso pase, se volverá un temor constante y no nos dejará seguir adelante.

Dios envió muchas veces a su pueblo a pelear en las batallas, y estos hombres aunque sabían que podían morir, lo hacían, porque tenían su confianza puesta en Dios. En un caso específico, Dios decretó que para ir a una batalla tenían que devolverse todos los que tenían miedo y dejar ir solo a los valientes. Más de la mitad del ejército se devolvió, pero los que quedaron obtuvieron la victoria.

Ser valientes no es huir de nuestros enemigos, es enfrentarlo. Es pelear nuestras batallas sabiendo que es Dios quien pelea por nosotros (Zacarías 10:5). Dios es quien nos da la fuerza y la confianza que necesitamos para enfrentar nuestros problemas. Él es la clave para sentirnos seguros y confiados, con el que podemos ir a la guerra y saber que no nos dejará en vergüenza. 

III. Esforzados y Valientes – ¿Por qué debemos serlo?

Porque Dios está levantando un ejército lleno de la unción del Espíritu Santo, que sean valientes y esforzados. A ti y a mí el Señor nos ha llamado para ser parte de su ejército, él nos está capacitando para entrar en batalla y dar lo mejor de nosotros, demostrando que somos soldados osados y llamados a cumplir con el propósito de Dios.

Hay una guerra y todos somos parte de ella. Es nuestra elección si nos preparamos o no para enfrentarla. Queremos recibir bendiciones pero no las peleamos. Dios espera que seamos como Josué y logremos derribar esos muros que no nos dejan ver las cosas que Él ha preparado para nosotros.

Podemos ser como Josué y obedecer todos sus preceptos, podemos ser conquistadores. Josué no dudo de Dios y puso su confianza completamente en él. E hizo todo lo que Dios había designado, por lo que su recompensa fue entrar a la tierra prometida.

Ser esforzados y valientes es una cualidad que nos diferencia de los demás ejércitos. Los otros ejércitos pueden tener fuerza y valentía, pero nosotros tenemos a Jehová de los ejércitos, que es más grande que cualquier cosa. Por eso somos diferentes, nuestra fuerza viene de Dios, así que con él lo podemos lograr todo (Efesios 6:10).

Conclusión

Dios está buscando personas idóneas para ser parte de este gran ejército. Deben ser esforzadas valientes y sobre todo, deben tener fe en Dios y estar dispuestas a hacer todo lo que Dios demande.

Este gran ejército ha sido llamado a llevar el evangelio hasta lo último de la tierra, por eso desde que empezamos nuestra vida en Cristo tenemos diferentes batallas. Cada batalla nos prepara para las próximas y hace que perdamos el miedo, hace que no cometamos los mismos errores y enseñemos a otros a pelear las suyas.

Todos tenemos batallas personales, y es ahí cuando Dios espera que pongamos nuestra confianza en él. Que las peleemos con valentía y nos esforcemos por tomar todas nuestras bendiciones, haciendo huir a nuestros enemigos y ganándolas en nombre de nuestro Señor.

© Pedro Blanco. Todos los derechos reservados.

Predicas Cristianas Escritas … Bosquejos Bíblicos para Predicar

Acerca PedroBlanco

Fiel siervo de Jesucristo, y amante de la palabra de Dios. Me gusta redactar mensajes cristianos para compartir. Es mi oración que las redacciones que publico te sirvan de bendición, y edifiquen tu fe.

También Revise

Nuestra salvación

Nuestra salvación

Bosquejos Bíblicos.. Dios siempre nos da incontables oportunidades para obtener la salvación. Su amor es tan grande que es capaz de perdonarnos una y otra vez.

Un comentario

  1. Maria Mercedes Reyes

    Este estudio es algo maravilloso. Cada día leo mas y me esta ayudando mucho en mi vida espiritual.

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.