¿Por qué huyes?

0
(0)

Predicas Cristianas

Esta predicación basada en la historia de Jonás profundiza en la resistencia humana a seguir los caminos divinos, el temor a lo desconocido, y la misericordia infinita de Dios ante nuestra desobediencia. Aprende cómo la historia de Jonás no solo es un relato de huida, sino también de redención, mostrándonos que nunca es tarde para cumplir con nuestro propósito divino.

Predicas Cristianas Predica de Hoy: Jonás ¿Por qué huyes?

Predica Cristiana Texto Bíblico: Jonás 3

Introducción

En el capítulo 1 nos dice que Dios le encomendó una tarea a Jonás, a advertirles del inminente castigo. Nínive era una ciudad poderosa y perversa y Jonás lo sabía, quizás desde niño había aprendido a odiar a los sirios y a temer sus atrocidades. Los aborrecía tanto que no quería que recibieran misericordia de Dios.

¿A cuantos no ha pasado que Dios nos manda a predicarle a alguien que según nosotros no debe recibir la misericordia de Dios?

Fíjese que Jonás temía que se arrepintieran. El sabía que Dios es misericordioso. Jonás sabia que Dios tenia una tarea para él, pero no quería cumplirla. ¿Cuantos aquí saben cual es la tarea que Dios le está pidiendo hacer?

Jonás trato de huir

Jonás trato de huir lo mas lejos posible para evadir el llamado. Lastimosamente hay muchos como Jonás Dios les ha dado una tarea y están huyendo.

Tarsis pudo haber sido uno de los tantos puertos occidentales de fenicia. Nínive estaba al este, Jonás trato de ir lo más al oeste posible.

Hermanos cuando Dios nos ordena algo en Su palabra a veces huimos por temor o terquedad, con la excusa de que Dios nos está pidiendo demasiado.

Testimonio 2008 ve a orar por el enfermo 2018 mensaje a mi mama.

¿Qué hizo que Jonás huyera?

Quizás fue temor o enojo por la amplitud de la misericordia de Dios, lo que hizo que Jonás huyera. Pero la huida lo metió en serios problemas. ¿Siente usted temor de predicar? ¿Siente temor de evangelizar? ¿Hay alguna tarea que Dios le ha dicho que haga y está huyendo? La huida nos puede meter en problemas serios.

Al final, Jonás entendió que es mejor hacer lo que Dios manda. Pero ya había tenido que pagar un precio por huir.

Es mejor obedecer desde un principio. Esto es lo que dice en 1 Samuel 15:22Y Samuel dijo: ¿Se complace Jehová tanto en los holocaustos y víctimas, como en que se obedezca a las palabras de Jehová? Ciertamente el obedecer es mejor que los sacrificios, y el prestar atención que la grosura de los carneros.

Entonces Samuel dijo: “Más le agrada al Señor que se le obedezca, y no que se le ofrezcan sacrificios y holocaustos; vale más obedecerlo y prestarle atención que ofrecerle sacrificios y grasa de carneros.” (LBLA)

¿Estaba diciendo Samuel que el sacrificio no tenía importancia? No; estaba exhortando a Saul a que analizara las razones por las que hacia el sacrificio.

Saul también recibió una orden, pero desobedeció, tuvo consecuencias trágicas.

Toda desobediencia trae consigo consecuencias. ¿Muchos estamos así no debería ser así porque conocemos la palabra, pero porque el cristiano se mete en problema? ¿O porque el cristiano desobedece?

La desobediencia pone en peligro la vida de los que están a nuestro alrededor

Tenemos la gran responsabilidad de obedecer la palabra de Dios porque nuestros pecados y desobediencias pueden poner en peligro a los que nos rodeas.

A veces nos preguntamos porque me pasa esto o lo otro. Hagamos un autoexamen de nuestra vida. Digamos como el salmista David Examíname, oh, Dios, y conoce mi corazón; Pruébame y conoce mis pensamientos; Y ve si hay en mí camino de perversidad, Y guíame en el camino eterno. (Salmos 139:23-24).

El pecado y desobediencia puede envolver a los que nos rodean y las consecuencias también son trágicas Josué 6:18Pero vosotros guardaos del anatema; ni toquéis, ni toméis alguna cosa del anatema, no sea que hagáis anatema el campamento de Israel, y lo turbéis.

En cuanto a ustedes, cuídense de no tomar ni tocar nada de lo que hay en la ciudad y que el Señor ha consagrado a la destrucción, pues de lo contrario pondrán bajo maldición el campamento de Israel y le acarrearán la desgracia.

Ya ultimando detalles para la conquista de Jericó Josué le hace un llamado al pueblo y le da una orden. Fíjese la orden era no tocar nada (ver y no tocar)

Pero uno desobedeció Acan y trajo consecuencias terribles para el y toda su familia. Fíjese como el pecado se expande todo lo que usted toca queda contaminado.

Apedrearon a sus hijos…. Hijas…. mujer…. A el y todo lo que tenía y los quemaron.

Pudo haberle parecido insignificante a Acan haber tomado eso, pero los efectos del pecado fueron sentidos por la nación y su familia.

Nuestras acciones afectan a más personas, además de nosotros mismos.

Jonás se embarcó pensando que Dios no lo iba a seguir, en el mar Dios no lo podría seguir, quizás pensó Dios está ocupado con Nínive y no me ve. Pero dice la palabra Jonás 1:4. Pero el Señor hizo que soplara un viento muy fuerte, y se levantó en alta mar una tempestad tan violenta que parecía que el barco iba a hacerse pedazos.

Jonás sabía que había desobedecido y que la tormenta era por causa de él, pero no dijo nada hasta que los marineros echaron suerte, y dice la biblia y la suerte cayo sobre él. Mire que suertudo. Por eso nadie puede escapara de Dios, si Dios tiene un plan con usted obedezca no huya.

La desobediencia hace que perdamos la visión, mientras yo desobedezco el diablo se alegra.

A Jonás lo tiraron por la borda, Jonás quizás pensó ahora me ahogo y se acaba todo, pero Dios tenía otro plan.

Así es hermano Dios todavía tiene planes con usted y conmigo, fallamos algunas veces Si, desobedecimos algunas veces Si, pero a pesar de todo, Dios todavía nos sigue llamando. El tiene un plan con cada uno de nosotros. Filipenses 1:6estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo.”

Dios comenzó la buena obra en nosotros la continuara a través de nuestra vida y la terminara cuando le veamos cara a cara.

Cuando Dios inicia un proyecto lo termina.

Jonás desobedeció a Dios, en su huida, se detuvo y se sometió a Dios

Reconoció su pecado reconocía que había desobedecido, Dios podía haber echo que se ahogara, pero no lo hizo Dios quería enseñarle a Jonás que era la misericordia y el amor.

Muchas veces estamos como Jonás en medio del mar de los problemas, dificultades flotando a la deriva, pero Dios es fiel y nos manda un pez.

El capítulo 2 Jonás habla de su experiencia dentro del vientre de este pez, Jonás dijo: “Cuando mi alma desfallecía en mí, me acordé de Jehová…” (Jonás 2:7) A menudo hacemos lo mismo, cuando va todo bien tendemos a olvidarnos de Dios, pero cuando hay esperanza clamamos a Él. Este tipo de relación con Dios conduce a una vida espiritual no muy firme, un día bien otro no. Hoy estoy bien mañana no. Altas y bajas.

Jonás no estaba en posición de regatear con Dios, por mas bien le dio gracias por salvar su vida. Nuestros problemas nos deben llevar a agarrarnos más de Dios, no a regatear con el para que no saque del dolor. Tenemos un gran mal, le decimos al Señor: Señor moldéame a tu parecer, cambia mi corazón, pero cuando Dios mueve un dedo ya estamos quejándonos, diciendo que es muy duro que no aguantamos.

La segunda oportunidad de Jonás

¿A cuántos les gustan las segundas oportunidades, y la tercera oportunidad? Jonás había huido de Dios, pero recibió una segunda oportunidad de participar en la obra de Dios.

¿Necesita usted otra oportunidad para hacer lo que Dios le está diciendo que haga? Quizás usted se sienta que no esté capacitado para servir al Señor debido a sus errores en el pasado. Otros dirán no sirvo para esto, no se hablar, soy un muchacho, que voy a decir.

Fíjese lo que le dijo Jeremías a Dios y la respuesta que Dios le dio a Jeremías en cuanto a la excusa de no trabajar en la obra.

Jeremías 1:6 le dice Jeremías a Dios. Yo contesté: «¡Ay, Señor! ¡Yo soy muy joven y no sé hablar!»

Le responde Dios a Jeremías, (1:7) Pero el Señor me dijo: «No digas que eres muy joven. Tú irás a donde yo te mande, y dirás lo que yo te ordene.»

Luchamos con nuevos retos debido a nuestra desconfianza, sentimos que no tenemos la habilidad, capacidad ni experiencia adecuadas demasiado joven inexperto para ser el vocero de Dios a este mundo.  Aunque Jeremías se sentía inferior para la obra, Dios le prometió estar con él.

Nunca debemos permitir que nuestros sentimientos de insuficiencia nos impidan obedecer el llamado de Dios. Servir a Dios no es un puesto que se obtiene por méritos. Nadie es digno de servir a Dios, pero aun así Dios nos pide que hagamos Su obra.

Jonás lo entendió

Sabía que Dios le había dado otra oportunidad y dice la palabra (Jonás 3:1-2) El Señor se dirigió por segunda vez a Jonás, y le dijo: «Anda, vete a la gran ciudad de Nínive y anuncia lo que te voy a decir.»

Dios no está dando otra oportunidad, muchos entenderán otros harán caso omiso y seguirán huyendo de Dios, hasta saber que esperar. Cuidado, hermanos Dios no puede ser burlado.

Quizás ya no tengas otra oportunidad más.

A Jonás se le había dado un tarea un mensaje que predicar un mensaje muy largo

De aquí a cuarenta días Nínive será destruida.” (Jonás 3:4)

No era un mensaje de amor, ni de prosperidad, era mensaje de Juicio, la destrucción se aproximaba a la ciudad, quien puede escapar. Aunque parezca duro el mensaje, la orden es: ve levántate y di.

Conclusión

El pueblo pagano de Nínive creyó el mensaje de Jonás y se arrepintió. Y Dios correspondió con misericordia, y cancelo el castigo. ¿A cuantos Dios le ha dado una palabra para alguien y no hemos ido? Quizás esa palabra, aunque sea dura abra los ojos de esa persona y se arrepienta.

Y vio Dios lo que hicieron, que se convirtieron de su mal camino; y se arrepintió del mal que había dicho que les haría, y no lo hizo.” (Jonás 3:10)

El señor había dicho que cualquiera nación contra la que hubiera dictado castigo escaparía del mismo si se arrepintiera (Jeremías 18:7-8)

  • Dios perdono a Nínive, como había perdonado a Jonás
  • Dios castiga para corregir, no para vengarse
  • Siempre está dispuesto a mostrar compasión a cualquiera que le busque.

¿Le debe Dios algo a usted? Entonces, ¿por qué huimos?

© Juan Carlos Jimenez. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones … Predicas Cristianas

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

¡Lamentamos que esta publicación no te haya sido útil!

¡Mejoremos esta publicación!

Cuéntanos ¿cómo podemos mejorar este post?

Deja un comentario