¡Velad!

Sed sobrios y velad, porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar, resistirlos firmes en la fe. 1 Pedro 5: 8

Sé del impacto que puede causar este versículo en aquellos que no conocen mucho del Señor, sé de las respuestas de fastidio que se suelen dar cuando alguien nos lee este versículo, recuerdo por ejemplo, cuando recién comenzaba a conocer mas de Dios, el fastidio que sentía cuando el pastor hacia referencia a que somos pecadores, y las respuestas que se formaban automáticamente en mi mente impidiendo que yo reconociera mis pecados, algo similar pasaba cuando leían versículos como el mencionado antes en el que se habla del Diablo, automáticamente también mi mente minimizaba esos riesgos y mi mente decía ¡que tanto el diablo, el diablo!, mejor deberían de hablar de otra cosa…

Hoy puedo reconocer que era el mismo enemigo el interesado en que yo no reconociera mis pecados y era él también, el que quería pasar como inofensivo para seguir utilizándome en contra de lo que Dios quería hacer en mi vida.

Hace muchos años, cuando no sabia de la voluntad de Dios para mi vida, solía tener diálogos internos conmigo misma, diálogos angustiantes y desesperantes que muchas veces me llevaban a la depresión, depresión que me hizo perder mucho cabello (quede casi calva), puede reírse… pero así fue… fueron momentos muy difíciles en los que el enemigo disfrazado de angustia y desesperación casi me devora a través de una depresión, me hizo creer que no valía nada, que si no tenia trabajo no podría vivir, que si no tenia dinero nada podría hacer, que si el novio me dejaba, no valía la pena vivir, PURAS MENTIRAS DEL DIABLO…

Cuando no conocemos lo que dice la palabra de Dios, es fácil que en nuestra mente se siembren ideas que no son las correctas y por consecuencia las cultivemos por años, al final de los cuales dan su fruto, obviamente equivocado. El creer por ejemplo que el diablo es de color rojo con cachos y un tridente y que además tiene cola, hace que solo lo identifiquemos bajo esa figura y no como realmente es, tiene mil formas de presentarse y como dice el versículo anda como león rugiente buscando a quien devorar.

Podemos identificarlo a través de nuestra vida diaria como todo lo que se opone a la voluntad de Dios, todo aquello que nos impide conocer más de El, y por supuesto todo aquello que nos impide reconocer que estamos en este mundo gracias a El y con un propósito que cumplir, un propósito mucho mas grande que el de solo trabajar diariamente, tener dinero para comprar lo que necesito, casarme, tener hijos, un(a) esposo(a), una casa, un auto y finalmente morir sin pena ni gloria.

Dios es nuestro padre, el nos creo y nos puso en este mundo para algo mucho mas grande, que cada uno debe descubrir, porque El nos ha dado a cada uno dones y talentos para utilizarlos de acuerdo a su propósito en nuestras vidas, pero tenga en cuenta que estamos en este mundo donde el enemigo de Dios hará lo imposible porque Ud. cumpla con ese propósito, por eso la palabra de Dios nos dice Resistid firmes en la Fe. Y en efesios 6:16 dice: sobretodo, tomad el escudo de la fe, con que podrías apagar todos los dardos de fuego del maligno.

Los dardos de fuego del enemigo son los problemas y situaciones que se nos presentan diariamente y contra los que luchamos erróneamente, luchamos con nuestras propias fuerzas de acuerdo a nuestras ideas, a nuestros sentimientos, a nuestras emociones para que al final terminemos derrotados.

Algo que he aprendido al caminar en Dios es, que frente a cualquier problema o situación difícil debo identificar el propósito, no reclamar, llorar y renegar, sino saber PARA QUE Dios esta permitiendo eso en mi vida; sabe, nada absolutamente nada esta fuera del control de Dios, y justo ahora me viene a la mente una pregunta que suele utilizar el enemigo para disminuir nuestra fe o en algunos casos apartarnos completamente de Dios.

¿Como puede Dios permitir la muerte de niños inocentes? ¿Cómo puede Dios permitir que se muera mi mama? Y etc., etc.… creo que la mejor respuesta sin duda la tiene el libro de JOB en la biblia, Job era un hombre perfecto y justo, apartado del mal y temeroso de Dios que en un solo día perdió todas sus propiedades, murieron todos sus hijos y el enfermo gravemente, pero a pesar de todo eso su fe no cayo, por el contrario su respuesta a todos estos problemas fue ¿pues, que? ¿Recibiremos de Dios el bien, y el mal no lo recibiremos? Job 2:10

He aprendido que Dios siempre esta donde estoy yo y que también el enemigo esta buscando el mas mínimo descuido para que me devore, por lo que he decidido descubrirlo y cubrirme yo con el poder que me da el conocer mas de Cristo y obviamente eso solo lo logro leyendo cada día la Biblia.

Descubre al enemigo en medio de cualquier situación, descúbrelo en la mentira, en la avaricia, en el odio, el rencor, la envidia, en los celos, en la depresión, los vicios, en el horóscopo, en las cadenas religiosas, en la lectura de cartas y hasta en la flojera, descúbrelo y hazle frente, leyendo la BIBLIA. “Renovaos en el espíritu de vuestra mente”. Efesios 4:23.

Acerca Radiandofe

Soy Hija de Dios, esposa, Madre y periodista, trabajo en Radio Cantico Nuevo como directora de Producción.

Revise también

Las preguntas de Pedro

Reflexiones Cristianas.. Los mismos discípulos que habían estado con Jesucristo esos tres años tenían preguntas elementales aún después de contemplar todo...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *