Inicio / Estudios Biblicos / Aprendiendo A Ver

Aprendiendo A Ver

Predicas Cristianas – Predicaciones Cristianas

Texto: Marcos 8:22-26

Introducción:

Estamos viviendo días decisivos, días determinantes, de aceleración divina, donde el Señor quiere llevarnos como iglesia a que realmente comencemos a disfrutar de cosas gloriosas que Él está haciendo en medio nuestro, por eso no debes tener ojos para ver lo negativo ni lo imposible, sino la bendición del eterno.

Anuncios

1. Todo es de acuerdo con el lente que tú miras para ver

¿Qué Ves? Los ojos son para ver, como los oídos son para escuchar, la pregunta del día de Hoy: ¿qué veo?, ¿cómo veo?… ¿veo lo que hay? ¿O solo veo lo que me interesa ver y de la forma que deseo verlo?

El mismo Jesús, enfadado con la preocupación de sus discípulos de no tener pan para comer dijo que: Tienen ojos y no ven, y oídos y no oyen. Pregunto de nuevo: ¿Que es lo que ves?

Hoy es el día en que usted como padre, madre, hija, hijo, esposo o esposa etc. que cada uno de nosotros abramos los ojos de nuestro espíritu para lograr ver claramente el propósito, el plan, el destino que Dios nos presenta como Su voluntad para nuestras vidas, hay etapas en la vida en las que no necesariamente vemos todo bien a nuestro alrededor.

Anuncios

Quizá usted ha pasado por uno de estos momentos, o quizá en este preciso tiempo de su vida, esté pasando por un momento de lo más oscuro, en donde quisiera lograr ver algo bueno en medio de todo lo malo que está experimentando, pero la verdad es que no logra ver nada, todo se te ha tornado oscuro, incierto, no hay claridad posible.

Sé que es eso, sé lo que es volver la mirada a todos lados en búsqueda de una salida, de una solución… y solo ver lo gris de todo, se lo que es anhelar que Dios te diga el Por qué y no escuchar ni una palabra, sé que es el sentirse como en un desierto; lo sé, lo he vivido, lo he experimentado en carne propia, no me lo contaron, lo sé, esto es: Tener ojos y no ver.

Unos ven problemas mientras que otros ven oportunidades, algunos ven que pronto va a pasar, otros que nunca pasará, si le preguntas a esas parejas que han logrado festejar 25, 30 o 40 años de matrimonio, se dará cuenta que ellos ven el matrimonio de forma distinta a una persona que se ha divorciado 2 o 3 veces.

Lo que usted ve como feo, otro lo ve como lindo, si no me cree, mire a su esposo/esposa hahaha, ¿verdad que es lo más lindo? Pregúntale a la persona a tu lado: ¿Qué Ves?

¿Qué es lo primero que hizo Jesús? Lo tomó de la mano y lo sacó fuera del pueblo, vea usted, dar la mano es un gesto muy tierno de Jesús, pero también es revelador, dar la mano significa sacar de un estado y conducir a otro.

Anuncios

¿Por qué? Hay gente que dice: ¡Ah!, no… yo no quiero cambiar de lugar, estoy muy a gusto donde estoy, yo no me quiero casar, solo estamos probando ¿qué tiene de malo si sigo yendo allí? ¿Qué tiene de malo si solo voy para estar con mis amigos? ¡Yo solo quiero ir al bar para ver el partido de fútbol! ¡Ah! eso que se lo crea alguien más.

Es como cuando mi esposa me dice: Llévame a la tienda solo para ver, muchas veces, así como el ciego, estamos en el lugar equivocado para que el Señor trate con nuestra ceguera, debes ser sacado de ese grupito de gente que no te deja pensar bien, que siempre tiene algún chisme que contar, sugerencia, u opinión de los demás.

Si insistes en estar con la gente que piensa mal, no vas a crear una imagen buena de ti, cuando pasas tiempo con alguien que jamás aporta nada a tu vida, la estás malgastando, pero pasa tiempo con alguien que va por delante tuyo, y seguramente te inspiraran a lograr algo mejor, deja que Jesús te tome de la mano y te ponga donde Él quiere.

Este nuevo lugar no siempre es un lugar físico, puede ser un cambio de actitud, recuerda, cuando tenemos una actitud pésima, negativa, de desanimo, no importando donde estemos, en Cancún o Hawái, podemos crear el ambiente del mismo infierno, porque todo en nosotros se determina por la actitud que tenemos frente a algo o alguien.

2. Mira desde el punto de vista de Dios

Debemos aprender a ver a los demás como Dios los ve, porque siempre tenemos la tendencia a descalificarnos antes, y a vernos a nosotros mismos de una buena forma para poder ver bien las situaciones que nos rodean, aquel hombre decía: Veo a los hombres que caminan como árboles.

Hay momentos en la vida que Jesús se encuentra con nosotros, pero nuestra vista esta tan limitada que en lugar de ver lo que Dios quiere que veamos, vemos a los hombres como árboles, es decir aun no podemos ver con claridad el propósito de ellos para con nosotros, porque todo en la vida te llega por medio de las personas.

Un profesor de la facultad de medicina, hizo una vez esta pregunta a sus estudiantes, una historia familiar: El padre tiene sífilis, la madre tuberculosis, ya tienen cuatro niños, el primero es ciego, el segundo murió, el tercero es sordo, el cuarto tiene tuberculosis, ahora la madre está en cinta de nuevo, los padres acuden a ustedes para que los aconsejen.

Están dispuestos a realizar un aborto si ustedes deciden que deberían, ¿qué les dirían? Luego de que los estudiantes compartieras varias opiniones, el profesor acomodó en grupos para que tomaran una decisión final, después de deliberar, todos los grupos recomendaban decir a los padres que realizaran el aborto. Felicitaciones, les dijo el profesor a su clase, acaban de quitarle la vida a Beethoven.

Dios ha creado a cada persona con valores, habilidades y promesas, debemos aprender a ver a la gente imperfecta, a través de los ojos perfectos de Dios, puede parecer que para nosotros como Cristianos esto es lo obvio, pero también podemos sorprendernos si evaluamos con honestidad la manera en que percibimos, criticamos o menospreciamos a otros.

¿Que Ves? La Palabra dice que Dios nos creó a imagen y semejanza de Él ¿Cómo te ves? ¿Cómo te cuidas? ¿Sabe por qué no cuida su cuerpo?

Acerca Daniel Tomas

Mi nombre es Daniel Tomas y hace más de 35 años sirvo al Señor. He asumido el compromiso de serle fiel cada día de mi vida y de sembrar mi corazón y ministerio en Su presencia y así llevar mucho fruto. Junto con toda mi familia en enero del año 1994 vinimos a Bariloche a servir en la Iglesia Catedral Familiar, de la Unión de las Asambleas de Dios, ministerio el cual amamos y donde Dios nos trajo para así alcanzar Su sueño, que es ver a esta ciudad y pueblos aledaños rendidos a los pies de Jesús.

Revise también

Mensajes Cristianos Discipulado Nº9 Una siega sobreabundante

Discipulado Nº 9. Una siega sobreabundante

Mensajes Cristianos... Dios quiere que seas un cristiano apasionado, con pasión por Dios. Que seas una rama fructífera que florece y da fruto a su máxima potencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *