Inicio / Estudios Biblicos / Tienes que ser determinante

Tienes que ser determinante

Estudios Biblicos – Predicas Cristianas

Texto: Números 27:1-7

Introducción:

Detrás de cada límite hay una bendición y cada vez que decimos: No puedo, la estamos perdiendo, por ejemplo: No puedo vender, me pierdo la bendición de la venta; no puedo liderar, me pierdo las bendiciones del liderazgo; no puedo prosperar, me estoy perdiendo la bendición de la prosperidad.

Anuncios

Cada no puedo, o sea cada límite mental, nos impide tomar una bendición, la biblia dice aquí que una generación entera se murió en el desierto y sus hijos, antes de entrar a la tierra prometida, también estuvieron en medio del desierto, Moisés juntó a todo el pueblo y les dijo que repartiría la tierra.

1. La gente de iniciativa: primero declara, luego posee.

Le dijeron a Moisés: Danos la tierra, vea usted, el mundo espiritual funciona con palabras y la Fe opera bajo la ley de la palabra, no es un deseo sino un decreto, una declaración que nace en el corazón, de la abundancia del corazón habla la boca. Cuando se comete adulterio no es porque se cruzó una persona, sino porque ya estaba en el corazón; el que roba no es porque vio el dinero ahí arriba sino porque ya tenía el robo en el corazón.

Jesús dijo: Todo, lo bueno y lo malo, sale del corazón. Para moverse en Fe, primeramente hay que llenar el corazón de palabras y hablarlas, primero comer del Señor, cuando leemos la Biblia, en la reunión, en el discipulado, al escuchar una promesa, luego la bajamos al corazón, la hablamos y poseemos, estas mujeres reclamaron su tierra porque antes habían hablado con Dios y El les dijo que la reclamen.

Anuncios

El hablar de Fe es con paz: Danos la tierra dijeron, y lo dijeron en forma breve, en dos minutos conquistaron lo que ninguna mujer había hablado; mire, para dar un excelente mensaje de media hora hable diez minutos, en una universidad llena de gente, presentaron a Winston Churchill con todos los honores, éste habló y dijo: Nunca, nunca, nunca se rindan, y la gente explotó en aplausos.

En cinco minutos Dios le dictó los mandamientos a Moisés y nosotros necesitamos horas para analizar el primero; el Sermón del Monte duró quince minutos, porque la gente de Fe habla poco y la gente de Fe motiva, Moisés se sintió motivado porque las mujeres plantaron un antecedente reclamando la tierra, cuando hables no aburras, motiva, acciona, Dios no tiene problemas en que pongas tu nombre en las cosas que Él hace, no tiene problemas en felicitarte.

La gente de iniciativa sale a buscar, debemos romper la mentalidad de mantenido: Vendrá alguien de lejos para ofrendarme, me dará trabajo, espero que me llamen, estoy esperando que alguien ore por mí, no esperes que las cosas sucedan, debes buscarlo, decirlo, pedirlo, toma la iniciativa, y si uno te dice que no, seguí insistiendo hasta que lo recibas, y que otro te diga que sí.

Deja la mente de desierto, no esperes pasivamente, en el desierto el pueblo esperaba el maná, que Dios los sostenga, pero al entrar en la tierra prometida, el maná cesó y Dios les dijo: Esfuérzate y sé valiente, y comenzaron a plantar y cosechar y Dios bendecía, toma la iniciativa, busca tu bendición, en Dios nunca es tarde siempre hay una nueva oportunidad.

A ellas no les interesó que no hubiera antecedentes, sentaron un precedente aun en medio del desierto, vea usted, en las bodas de Caná al tercer día se terminó el vino y Jesús transformó el agua en vino; Jesús llegó al cuarto día de muerto Lázaro, ahora ¿por qué Señor? por qué en un caso era al tercer día y en el otro al cuarto, hijo no importa el tiempo que sea, siempre que estoy Yo, las cosas suceden y nunca es tarde.

Anuncios

No importa si pasaron tus mejores oportunidades, si Jesús llega hará un milagro, retoma tu sueño para poseer la tierra y la herencia que El te prometió, porque la gente de iniciativa crea su futuro antes que venga, las mujeres estaban en el desierto, ¿sabe cuál es la enseñanza? Que en el peor momento hay un reparto de las mejores bendiciones.

Nunca pienses que al estar en una situación angustiante no eres merecedor de las mejores promesas, porque para Dios no existe hora ni lugar, momentos buenos o momentos malos, donde El está decretará que la promesa venga a tus manos, si estás en tu desierto, recibirás tu herencia, y esa herencia será también para los hijos de tus hijos también.

En lo espiritual debemos saber que Dios siempre nos dará oportunidades, siempre habrá un momento para capturar, aun en el desierto, donde repartirán las tierras y debemos estar ahí, si las mujeres no hubieran estado, habrían muerto en el desierto y no tendrían tierra donde vivir; pero ellas estuvieron en el lugar correcto, con la gente correcta, a la hora correcta, hablando lo correcto; y lo recibieron para ellas y su descendencia.

Toma la iniciativa, muévete, la tierra te espera, iglesia, lograremos todo lo que Dios nos prometió, las cosas malas nos podrán tocar porque estamos en un mundo corrupto, caído donde la tierra gime, llora y dice a los hijos de Dios: Necesito que te manifiestes, claro que si, los desastres naturales no los manda Dios y claman: Que alguien se levante para resolverlo.

Dios no promete que no habrá desierto sino que allí Él abrirá camino nuevo, y aunque pasemos por el valle de la sombra de muerte, el bien y la misericordia nos seguirán para siempre, en tu peor momento habla bendición, decreta en el mundo espiritual que lo imposible será realidad y que las promesas son sí para tu vida, reclama todo lo que te pertenece, y lo tendrás.

2. Aprende a creer en ti

Si abandonas tu proyecto llega el desánimo por un deseo no satisfecho, el desanimo nos hace cobardes, que no hacemos nada esperando ser animados por otros, ahora, la motivación interna es la brújula para saber qué es lo que queremos en la vida y por lo que lucharemos, es: Quiero saber qué es lo que quiero y me motivo a mí mismo para hacerlo.

La motivación interna es sintonizarte con lo que quieres, cuando tu sueltas una palabra de Fe, tienes que ir detrás de ella y tendrás que hacerlo aunque haya obstáculos, aunque te
caigas, dedícate, búscala, declara Fe hasta el final, hasta conseguir lo declarado, aunque se rían y digan que no lo lograrás cuéntalo a todo el mundo, no pierdas la Fe.

Dios sigue tus palabras y corre detrás de ellas, El te dice: Lo vas a lograr porque me encantan las personas de Fe, cada vez que quieras lograr algo, en lugar de buscar las voces de afuera que te aprueben, pregúntate ¿Por qué lo que deseo es tan importante? Sigue, insiste hasta lograrlo y tener el resultado en tu mano. ¡No te detengas hasta verlo hecho! Lucha por tu propósito, no busques motivación de afuera.

A veces sentimos que algo queremos pero no sabemos qué, conectado con la motivación será más fácil soportar el fracaso, aceptarás los errores y seguirás adelante, pero sin el propósito claro, al primer error, perderás las fuerzas para seguir caminando, tal vez el objetivo que tenías se truncó en la mitad, te desanimaste y dijiste: No tengo más deseos, empecé bien pero ahora la verdad ya no tengo ganas de nada.

No encontraste el propósito por eso te desanimaste, la motivación es fundamental, es ver lo que ven los demás pero reaccionar de forma diferente, percibir algo distinto, el fuego interno es auto motivación, Pablo veía que algunos discípulos se estaban desanimando por la tarea que tenían que hacer, y les dijo: Estoy orando para que el Padre fortalezca su hombre interior, el ser espiritual.

El ser espiritual es motivado con Fe, la Fe mueve a hacer cosas grandes, imposibles que nadie hizo, el Señor te da una palabra y corres adelante para alcanzarla, aun en los pequeños detalles, Dios valora tu Fe, cuando a pesar de las circunstancias externas la motivación viene de adentro, sin estar pendiendo de lo que digan los demás.

Acerca Daniel Tomas

Mi nombre es Daniel Tomas y hace más de 35 años sirvo al Señor. He asumido el compromiso de serle fiel cada día de mi vida y de sembrar mi corazón y ministerio en Su presencia y así llevar mucho fruto. Junto con toda mi familia en enero del año 1994 vinimos a Bariloche a servir en la Iglesia Catedral Familiar, de la Unión de las Asambleas de Dios, ministerio el cual amamos y donde Dios nos trajo para así alcanzar Su sueño, que es ver a esta ciudad y pueblos aledaños rendidos a los pies de Jesús.

Revise también

Nuestra posición en Edén

Nuestra posición en Edén

Estudios Biblicos... Dios creo al hombre en la eternidad para un propósito eterno, lo primero que Dios creo fue el cielo, segundo la tierra y tercero al...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *