Inicio / Estudios Biblicos / !Escribe a la Iglesia de Pergamo!

!Escribe a la Iglesia de Pergamo!

Estudios Biblicos

El Hijo de Dios, “que tiene la espada aguda de dos filos”, envió un mensaje sumamente serio a Pérgamo.

El simbolismo de la espada que sale de su boca (1:16) no es tan grotesco como puede parecer, porque la espada romana pequeña tenía la forma de una lengua.

La espada representa la palabra de Cristo. Él es el Verbo de Dios (19:13, 15Juan 1:1; Isaías 49:2; Efesios 6:17; Hebreos 4:12). Como una espada, la palabra de Dios taladra la conciencia, hiere el orgullo, penetra el alma, destruye la doctrina falsa y apaga los dardos de fuego de Satanás. La iglesia de Pérgamo necesitaba la palabra de Cristo para que él la usara contra las doctrinas diabólicas (v. 16).

LA VERDAD BRILLA EN MEDIO DE LAS TINIEBLAS

IGLESIA DE PERGAMO (Apocalipsis 2:12–17)

La recomendación

Jesucristo conocía la labor de la iglesia y que vivía en un ambiente sumamente hostil. A pesar de estar donde Satanás moraba y tenía su trono, en el lugar dónde Antipas murió por su fe, ellos aún retenían el nombre de Cristo y no negaban su fe.

Sin duda, Jesucristo hace referencia a la multitud de templos y altares paganos que se habían levantado a Dionisio, Atenea, Esculapio, Demetrio, tres templos del culto al emperador, las filosofías anticristianas, la influencia de los nicolaítas y la doctrina de Balaam. El gran altar a Zeus dominaba la ciudad desde la acrópolis.

Esa iglesia vivía en un lugar de oscuridad donde la verdad apenas si penetraba. Satanás es el padre de la mentira, porque engaña a los hombres y ciega sus ojos (Juan 8:44; 2 Corintios 4:4; 11:3, 14–15). Pero los creyentes de ese lugar se habían mantenido fieles a todo lo que es Cristo (“mi nombre”). No sabemos nada acerca de Antipas. Posiblemente fue el primer mártir o el más conocido, y dejó un ejemplo de fidelidad y valor para los demás.

La crítica

Sin embargo, dentro de los fieles de esa congregación, se toleraba la presencia de algunas personas con otras creencias y prácticas peligrosas. “La doctrina de Balaam” y la de los “nicolaítas” probablemente es la misma, porque sus nombres pueden tener el mismo significado: “conquistar al pueblo”.

La historia de Balaam se encuentra en Números 22–24. Motivado por la avaricia, él maquinó una estrategia para corromper a los israelitas. Las moabitas sedujeron a los varones hebreos para que participaran de sus fiestas idólatras e inmorales.

La inmoralidad los llevó a practicar la religión falsa. Tal vez en la iglesia de Pérgamo algunos decían: “…pequemos para que la gracia abunde” (Romanos 6:1, 15). El deseo de seguir participando en la inmoralidad de las religiones paganas los llevó a aceptar doctrinas equivocadas. Como en la iglesia de Éfeso, el Hijo de Dios aborrece esa doctrina (vers. 6). Muchas veces, comprometer las normas éticas y morales conduce a la doctrina falsa

La exhortación

Sólo hay un mandato para los que siguen ese error: “¡Arrepiéntete!”. En ese centro de doctrinas y actividades satánicas, Cristo dice que la verdad tiene que triunfar en la iglesia. La espada de la palabra de Dios necesita enseñarse, creerse y obedecerse.

Si no, esa misma espada se convertirá en el instrumento de castigo. Urge que los cristianos tomen una decisión tajante, que confiesen su pecado a Dios y que vuelvan la espalda a esas creencias y conducta.

El desafío

Si no cambiaban de manera de pensar y de conducta, Cristo vendría para pelear contra ellos con su palabra. En Apocalipsis 19:15, la espada de su palabra se usa para castigar, cuando es necesario. Por otro lado, la promesa para los que vencen el mal incluye tres bendiciones curiosas: el maná escondido, una piedrecita blanca y un nombre nuevo. ¿Qué pueden significar?

El maná escondido. Trae a la memoria el maná que se escondió en el arca del pacto para recordar a los hebreos la milagrosa provisión de alimento en el desierto. Pero Cristo es el pan verdadero que sustenta y satisface al que cree en él.

Así como las otras promesas a los vencedores son distintos aspectos de la salvación futura, éste también es el pan de vida que eternamente satisfará a su pueblo. “Si alguno comiere de este pan, vivirá para siempre” (Juan 6:48–51).

La piedrecita blanca. Es difícil decidir el significado de ella. Se ha sugerido que es una de las piedras que había en la coraza del sumo sacerdote, o una piedra para votar, o una invitación o boleto de entrada a un banquete u otro evento, o bien un premio por alcanzar la victoria en los deportes, un amuleto, o una piedra para contar.

Pero en este contexto, quizá podemos entenderla como un boleto de entrada. Para los verdaderos creyentes que rechazan los banquetes paganos, Cristo promete entrada a su banquete celestial donde él mismo satisfará el corazón.

El nombre nuevo. El nombre que aparecerá en la piedrecita es el nombre del receptor y representa su nueva y especial identidad en Cristo. Es secreto, porque simboliza la confianza e intimidad que tiene el creyente con su Padre y Salvador.

Entonces, Cristo enseña en el mensaje a la iglesia de Pérgamo que en cualquier época, el pueblo de Dios debe rechazar la doctrina y conducta satánicas, aún cuando esté rodeado de su influencia y se hayan infiltrado en la iglesia. El cuerpo de Cristo siempre debe enseñar, testificar y modelar la verdad y la santidad de Dios.

© Juan Carlos Jimenez. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Estudios Biblicos

Acerca la grancomicion

sin entradas

Revise también

Estudios Biblicos - Yo si puedo

Yo si puedo

Estudios Biblicos - La fe no se demuestra con teorías, sino con práctica, con resultados concretos (Santiago 2:26), con acciones que logran impacto, con la conquista de nuevas bendiciones y la expansión constante de lo que hacemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *