Inicio / Estudios Biblicos / El mundo y sus obras – Parte 2

El mundo y sus obras – Parte 2

Estudios Biblicos

1 Juan 2:16  “Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo“.

¿Que hay en el mundo que nos ciega tanto?, respóndete esa pregunta. Será la tecnología, el dinero, lujos, autos, mujeres, placeres, fiestas, parrandas. Ahora pregúntate esto ¿todas estas cosas leídas estarán en el cielo?

No verdad, lo que hay aquí ahora mismo se quedara aquí mismo, o algún día has visto que alguien se muere y se lleva el carro con él. En la cultura egipcia a los grandes faraones y líderes los enterraban con todas sus riquezas porque ellos pensaban que en la otra vida las podría utilizar, y muchas tumbas descubiertas por arqueólogos encontraron personas muertas alrededor del difunto, estas personas bebían veneno y morían en grupos para luego escoltar a su señor en la otra vida. Que ignorancia más grande y así estamos hoy en día no queremos dejar las cosas de este mundo y si Dios nos diera la oportunidad de llevar algo creo que sería difícil escoger.

Esta era la convicción de Juan basada en los hechos de la vida, muerte, resurrección y promesas que Jesús nos hizo. Al saber que este mundo de maldad y su pecado tendrán fin, nos da ánimo para controlar nuestra codicia, conducta desenfrenada y continuar haciendo la voluntad de Dios.

¿Cuantos sabemos que todo esto llegara a su fin? Aunque tengas tres mil cabezas de ganado difícil no.

Mateo 16:26  “Porque ¿qué aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma?

Para que me aprovechara tener todo en esta tierra sabiendo que cuando me muera otro lo va a gozar. Unas de las mentiras que siempre creí fue que debía de aprovechar al máximo la vida en este mundo ya que cuando fuere viejo no tendría fuerzas. Ahora me doy de cuenta que si hubiera seguido en ese camino hubiera estado gozando de una eterna muerte separado de Dios.

Conocí a un Señor muy rico en extremo tenia ganados, tierras este hombre cambiaba coco por comida, no tenía luz eléctrica en su casa, vivía en una casa de quincha, era tan grande su riqueza que el banco le daba de los intereses carros. A pesar que fue un hombre muy rico murió en extrema pobreza porque hasta los hijos no quisieron estar con él. De que le valió esa riqueza su herencia fue repartida entre sus hermanos y ellos si la aprovecharon enviando a sus hijos de cruceros y muchas otras cosas.

Lucas 12:30  “Porque todas estas cosas buscan las gentes del mundo; pero vuestro Padre sabe que tenéis necesidad de estas cosas“.

Tener dinero y posesiones no es malo, lo malo es que nos aferramos tanto a ellas que no las queremos soltar.

El cristiano debe saber que este mundo no es su lugar, estamos viviendo aquí pero nuestra verdadera ciudad está en los cielos, todo lo que tenemos se podría decir que es prestado porque una vez que te mueres lo tuyo vine a pasar siendo de otro.

Juan 15:19Si fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero porque no sois del mundo, antes yo os elegí del mundo, por eso el mundo os aborrece“.

Los cristianos recibirán bastante odio del mundo pero los que han decidido seguir a Cristo, ¿porque? Primero que nada analiza, quien es el príncipe de este mundo a pesar de que fue creado por Dios, todo aquel que vive en un lugar tiene que regirse por las leyes presentes, pero como nosotros vivimos en este mundo pero no obedecemos las leyes de satanás él nos aborrece, y trata de hacernos caer a cada rato, vivimos en este mundo pero no obedecemos a este mundo.

Mientras nos encontremos pegados a Cristo el enemigo no nos podrá hacer ningún daño, hablo de destruir nuestra alma, podrá azotar nuestra carne pero no nuestra alma, esa le pertenece a Dios quien la creo. Satanás conoce todo con referente a tu vida sabe lo que necesitas y lo que no necesitas, el tratara de tentare y hacerte caer en lo que más estas necesitando ahora mismo.

Con sus artes engañosas tratara de amistare con el ofreciéndote toda clase de suculentas tentaciones, haciendo creer que no son malas y muchos creyentes que han caído, estos las vieron como oportunidades y logros pero por no buscar la dirección de Dios, y  cuando se dieron de cuenta era demasiado tarde y fue grande su ruina.

No debemos echar de menos cuando el mundo no nos quiera y aborrezca, si este mundo nada ofrece y Cristo ofrece salvación. Mientras estaba en el mundo todos me apreciaban ahora que soy cristiano nadie me saluda ni conversa con migo. Ahora entiendo cuando hablaban de pagar un precio. Pero prefiero que el mundo me aborrezca a que el Señor me deje de amar. Que vale más el mundo o el cielo.

Santiago 4:4 “!Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios“.

No hay nada malo en querer una vida placentera. Dios nos da buenos dones para que los disfrutemos. Pero tener amistad con el mundo implica buscar placeres a expensas de los demás de obedecer a Dios. El placer que impide agrademos a Dios es pecado; el placer que procede de la abundante generosidad de Dios es bueno.

Así como hay ricos, hay pobres, Dios le ha dado a algunos un pocos más que a otros pero eso no indica que seamos superiores a otras personas, pueda ser que obtuvimos una herencia, nuestros padres supieron aprovechar en sus tiempos eso no es malo, y si la persona es cristiana menos.

Dios ha usado muchas personas ricas y pobres para llevar a cabo su ministerio aquí en la tierra, tener dinero y otras cosas no es malo, es malo darle el primer lugar a nuestras cosas y dejar a Dios como ultima  reserva, muchos hombres ricos han sido usados por el Señor y muchos pobres también, Dios es el dueño del oro y la plata (Hageo 2:8).

Porque el hombre se aferra y se engrandece por el dinero al rico Dios lo puede hacer pobre y al pobre lo puede ser rico, ¿no está en sus manos el poder de hacer el bien y el mal? Aquel que quiere ser participante de todas las mundanalidades que ofrece el planeta tierra es un enemigo de Dios pero todo aquel que a pesar de tener dinero busca a Dios, él lo engrandece más.

Cualquiera que quiera ser amigo de este mundo es enemigo de Dios, pero no ahora vamos a despreciar a la gente y nuestros amigos sino despreciando lo que ellos hacen y puedan dañarnos en nuestra búsqueda de Dios. Lucas 16:8  “…los hijos de este siglo son más sagaces en el trato con sus semejantes que los hijos de luz…”

1 Juan  5:19  “Sabemos que somos de Dios, y el mundo entero está bajo el maligno“.

No todos son hijos de Dios, como he oído muchas veces decir a la gente que todos somos hijos de Dios y que no hay que preocuparse, esto es una gran mentira, es como decirle a alguien recién convertido  puedes hacer lo que te da la gana que ya eres salvo y no puedes más perderte.

Una mentira que ha estado el diablo metiendo es que Dios es amor y como es amor no dejara que te pierdas. Cuál es la diferencia entre el hijo de Dios y el hijo del Diablo. El hijo de Dios hace lo que está en la palabra, obedece, busca cada día su presencia, trata de agradarle, su actitud es muy distinta al mundo, se esfuerza por avanzar, sigue el camino aunque se burlen, su meta es el cielo. Romanos 8:14Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios“.

Cuando se le llama hijo a alguien es porque está sometido a su Padre, el Padre natural hace esa figura de protector, intermediario, consolador, dador, sustentador, intercesor. Esa es la figura de nuestro padre eterno. Aunque muchos padres naturales han renunciado a esa figura, Dios sigue siéndolo para aquel que nunca tuvo como figura un Padre natural.

Entonces como Padre tengo un hijo, no puedo ser llamado Padre sin tener tutoría de alguien. Si soy hijo debo tener un Padre pero hay hijos legítimos y hay hijos ilegítimos, cuando el hijo es obediente el Padre le complace en lo que desea, pero cuando es desobediente no está complacido. Si nos llamamos hijos de Dios debemos hacer lo que él dice, y estar dispuesto a obedecer en todo, así seremos hijos legítimos.

© Juan Carlos Jimenez. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Estudios Biblicos.

Acerca la grancomicion

sin entradas

Revise también

Estudios Biblicos.. La piedad es compasion

Un hombre ejemplar

Estudios Biblicos. ¿Qué concepto tenía Dios de Job? Lo más importante es el Concepto de Dios. No el concepto de la sociedad o de sus amigos. El concepto de Dios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *