Inicio / Estudios Biblicos / Discipulado Nº 4. La semilla que ahogó la palabra. El materialismo

Discipulado Nº 4. La semilla que ahogó la palabra. El materialismo

Mensajes Cristianos

DISCIPULADO Nº 4. LA SEMILLA QUE CAYÓ ENTRE ESPINOS. LA SEMILLA QUE AHOGÓ LA PALABRA. EL MATERIALISMO

Seguimos analizando la parábola del Sembrador y ahora le toca el turno a la semilla que cayó entre espinos. Mateo 13:7. “ Y parte cayó entre espinos; y los espinos crecieron, y la ahogaron”.

Podríamos hablar en esta parte sobre muchísimas cosas importantes todas; pero me he encontrado con algo que merece la pena estudiar y es el tema del materialismo, un tema tan antiguo, pero también tan actual.

Anuncios

EL MATERIALISMO:  ESPINAS AHOGANDO LA PALABRA.

DEFINICIÓN DE MATERIALISMO:

Doctrina filosófica que consiste en admitir como única sustancia la material, negando la espiritualidad y la inmortalidad del alma humana.

Tendencia a dar importancia primordial a los intereses materiales: el materialismo de la sociedad moderna hace que olvidemos valores humanos más profundos.

Materialismo histórico o dialéctico. Versión marxista de la dialéctica idealista hegeliana, interpretada como económica, y basada en la relación de producción y trabajo.

Anuncios

Acorde al Nuevo Diccionario Mundial de la Lengua Americana, una definición de Materialismo es “la tendencia a estar más interesado en lo material que en las metas espirituales”.  Cristo Jesús expuso la raíz principal del materialismo en su declaración acerca del terreno espinoso: Marcos. 4:18:19. “Estos son los que fueron sembrados entre espinos:  los que oyen la palabra, pero los afanes de este siglo, y el engaño de las riquezas, y las codicias de otras cosas, entran y ahogan la palabra, y se hace infructuosa”.

De esta manera Jesús explicó a sus discípulos el espíritu destructivo de la codicia por lo material y los afanes.  Es triste que la explicación del Señor del “terreno espinoso” describa con exactitud a muchos que hoy día declaran ser cristianos; pero que caen: A causa de:

  • 1) sus afanes por esta vida,
  • 2) siendo engañado por las riquezas, y
  • 3) su codicia de las cosas materiales, Pregúntate en éste momento:

¿Estoy impidiendo que la Palabra de Dios corra libre en mi vida? Veamos primeramente:

LOS AFANES DE ESTA VIDA.

Filipenses 4:6. “Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias”.

En las escrituras encontramos la palabra afán para describir las preocupaciones, pues la palabra afán, viene del griego merimnao; significa estar ansioso acerca de, tener un cuidado que perturba, preocuparse. En el versículo anterior vemos que nada debe de preocuparnos, antes debemos de presentar nuestras peticiones a Dios en toda oración, y dando gracias a Él en todo. Notemos que el pasaje nos enseña a presentar nuestras peticiones, no nuestras preocupaciones delante de Dios, aquí surge una pregunta, ¿existe alguna diferencia entre la preocupación y la necesidad? veamos.

Anuncios

A. DESENMASCARANDO LA PREOCUPACIÓN

La Biblia en repetidas ocasiones hace mención de lo nocivo que es la preocupación, pues esta tiene la función de robarte la capacidad de ver la realidad, ya que la preocupación es un sentimiento que maximiza el lado negativo de las circunstancias, es una serie de pensamientos e imágenes, pero todos negativos, estos casi nunca son controlables, pero se enfocan en algo que tiene un oscuro desenlace.

El preocupado esta convencido mas allá de la sombra de la duda, que el resultado será negativo. La palabra preocupación viene de una raíz anglosajona, que significa estrangular o ahogar. Cuando nos preocupamos, vemos el futuro oscuro, ya que la preocupación se enfoca en el futuro.

Acerca Moreiba Cabrera

Moreiba Cabrera, Misionera, Pastora principal de la iglesia Nueva Vida de Madrid. Directora de la extensión de Madrid del Centro de Estudios Superiores de Teología de Asambleas de Dios CSTAD.

También Revise

Estudios Biblicos... La Biblia y el Libro de Mormón

La Biblia y el Libro de Mormón

Estudios Biblicos.. El Libro del Mormón fue escrito en América, mientras que la Biblia fue inspirada en oriente medio. El origen del libro del Mormón es...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *