Inicio / Estudios Biblicos / Discipulado Nº 7. Cosecha abundante

Discipulado Nº 7. Cosecha abundante

Mensajes Cristianos

Analicemos en esta oportunidad, un versículo que nos habla de la bendición grande y sobrenatural que viene sobre nuestras vidas en este tiempo.

Amós 9:13 “He aquí vienen días, dice Jehová, en que el que ara alcanzará al segador, y el pisador de las uvas al que lleve la simiente…»

El Profeta Amós declara algo imposible para las leyes naturales de la siembra y la cosecha. Este pasaje nos enseña que la cosecha será tan abundante que el segador se demorará mucho en recoger toda la cosecha; tanto así, que llegará el tiempo en que el labrador debe comenzar a arar para sembrar y no podrá porque todavía se está recogiendo la cosecha. Indicando esto que habrá una continua productividad en el campo.

Anuncios

¡Nueva Vida tendrá una cosecha sobreabundante!.

Vienen días: Bajo la inspiración de Dios, el profeta Amós termina el libro con una alta nota de esperanza, viendo hacia un día de gran prosperidad y abundancia en Israel. Bajo el reino de Jeroboam II, ellos tenían abundancia de material, pero no en el Señor. Dios promete restaurar y los a prosperidad de él y en él.

En que el que ara alcanzará al segador: Amós describe cuan milagrosa e increíble son la bendición y la restauración de Dios.

Cuando Dios suelta bendición y restauración, produce fruto que viene rápidamente. “El que ara y el segador trabajaban por separados… pero cuando se encuentran, que abundante son las cosechas y tan deseosa la tierra de hacer crecer más.” (Hubbard)

Cuando Dios suelta bendiciones y restauración, produce fruto que viene de lugares no esperados.
Normalmente, vidas no crecen bien en montañas y cerros altos, pero en los días de la restauración de Israel aun los montes destilarán mosto, y todos los collados se derretirán.

Anuncios

Cuando Dios suelta bendición y restauración, el fruto viene en gran calidad.

Cuando Dios suelta bendición y restauración, el trabajo es bendecido – pero todavía es trabajo.

El que ara, el segador, el pisador de uvas, y el que lleva la simiente todavía tienen su trabajo por hacer. Dios no hace todo por ellos, pero bajo la bendición y restauración de Dios el trabajo se hace con energía y gozo. El que ara no solo se queda allí esperando; se pone a trabajar ¡aun si empieza a chocarse con el segador! “Una señal del avivamiento verdadero, y de hecho una parte esencial de ella es la actividad aumentada de los trabajadores de Dios.” (Spurgeon)

Es indudable que Dios quiere para nosotros en este tiempo una cosecha sin precedentes; nos está preparando para la recogida del fruto. Cuando hablamos de este fruto, nos referimos a dos cosas muy importantes; primeramente a la manifestación del fruto del Espíritu Santo en los hermanos y seguidamente, a las almas que van a venir a los pies del Señor para ser salvas; cumpliéndose así Su Palabra de Hechos 2:47. «…el Señor añadía a la Iglesia los que habrían de ser salvos».
Este fruto que nos permitirá recoger el Señor, tendrá cuatro características:

Sobrenatural 2. Sorprendente. 3. Superabundante. 4. Sobresaliente.

SOBRENATURAL:

Anuncios

No producido por métodos para alcanzar gente, sino por la manifestación de la vida de Cristo en cada hijo de Dios en la Iglesia.

Este será un tiempo donde Dios desatará sobre su pueblo un tiempo de fruto sobrenatural, grandes cosechas recibiremos, las cuáles cambiaran nuestros destinos.
El fruto sobrenatural vendrá de varias formas.

SEMILLA DEL DESIERTO.

Aquellos que han sembrado en tierra árida y en condiciones naturales donde es imposible cosechar, pero lo han hecho con fe y obediencia; igualmente recibirán la cosecha, porque han sembrado, como en el caso de Isaac quién sembró en el desierto.

Génesis 26:1; 12-14

Después hubo hambre características en la tierra, además de principales. Será: la primera hambre que hubo en los días de Abraham; y se fue Isaac a Abimelec rey de los filisteos, en Gerar… Y sembró Isaac en aquella tierra, y cosechó aquel año ciento por uno; y le bendijo Jehová. El varón se enriqueció, y fue prosperado, y se engrandeció hasta hacerse muy poderoso. Y tuvo hato de ovejas, y hato de vacas, y mucha labranza; y los filisteos le tuvieron envidia”.

LA SEMILLA DEL SUSTENTO.

Aquellos que sembraron aun lo que es para subsistir, como la viuda del Nuevo Testamento; ellos también cosecharán de manera sobrenatural.

Lucas. 21:1-4Levantando los ojos, vio a los ricos que echaban sus ofrendas en el arca de las ofrendas. 2 Vio también a una viuda muy pobre, que echaba allí dos blancas. 3 Y dijo: En verdad os digo, que esta viuda pobre echó más que todos. 4 Porque todos aquéllos echaron para las ofrendas de Dios de lo que les sobra; más ésta, de su pobreza echó todo el sustento que tenía

SEMILLA REVELADA.

Otros recibirán el fruto sobrenatural, porque así como Jacob, recibieron una revelación, un rema y creyéndolo actuaron con una fe sencilla y obedecieron la revelación, sin apartarse, y fueron capaces de cambiar la genética de la naturaleza.

Génesis 28:20-22 «E hizo Jacob voto, diciendo: Si fuere Dios conmigo, y me guardare en este viaje en que voy, y me diere pan para comer y vestido para vestir, 21 y si volviere en paz a casa de mi padre, Jehová será mi Dios. 22 Y esta piedra que he puesto por señal, será casa de Dios; y de todo lo que me dieres, el diezmo apartaré para ti.«

Así que a pesar de las condiciones naturales, muévete en certeza y con convicción que este es un tiempo para ti de fruto sobrenatural.

© Moreiba Cabrera. Todos los derechos reservados

Central de Sermones… Mensajes Cristianos

Acerca Moreiba Cabrera

Moreiba Cabrera, pastora principal de la iglesia Nueva Vida de Madrid. Directora de la extensión de Madrid del Centro de Estudios Superioriores de Teología de Asambleas de Dios CSTAD.

También Revise

Mensajes Cristianos .. La transformación tiene un precio

Discipulado Nº 25. La transformación tiene un precio

Mensajes Cristianos.. Discipulado.. Somos justificados en Cristo y ya no dependemos de nuestra fuerza, sino de su gracia que nos transforma. Cristo, nos cubre..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *