Inicio / Estudios Biblicos / Discipulado Nº 24 – Transformación interior – Gran valor

Discipulado Nº 24 – Transformación interior – Gran valor

Mensajes Cristianos

DISCIPULADO Nº 24 – NUESTRA TRANSFORMACIÓN INTERIOR ES DE GRAN VALOR

Este mes lo hemos llamado el mes de la transformación interior y sé que ésta no vendrá hasta que nosotros hayamos aceptado a Jesús en nuestro corazón y hayamos hecho lo mismo que hizo el mercader de perlas que BUSCÓ, HALLÓ, VENDIÓ TODO Y COMPRÓ LA PERLA DE GRAN PRECIO.

Tenemos que reconocer que nuestra transformación interior tiene un valor incalculable, se tiene que dejar todo o se tiene que pagar un precio alto y eso requiere de esfuerzo constante para lograrlo.

NUESTRA TRANSFORMACIÓN INTERIOR, ES DE GRAN VALOR.

Anuncios

Quiero hacer en esta lección una comparación de lo que es la transformación interior, con el proceso de la creación de una perla y reconocer de esa manera el por qué tiene tanto valor.

LA PERLA Y NUESTRAS VIDAS.

Según el diccionario de la Real Academia Española una perla es una concreción nacarada, generalmente de color blanco agrisado, reflejos brillantes y forma más o menos esferoidal, que suele formarse en el interior de las conchas de diversos moluscos, sobre todo en las madre perlas.

Cuando penetra en la ostra un grano de arena o de otro elemento agresivo para la ostra, las células de nácar comienzan a trabajar y cubren el grano de arena con capas y capas y más capas de nácarpara proteger el cuerpo indefenso de la ostra.

La belleza de la perla reside en la sabiduría de la ostra para transformar lo que la ha agredido y convertirlo en lo más valioso de sí misma.

Anuncios

¡Que tremendo! pensar que la ostra procesa todo aquello que pudo dañarla y lo cubre con su especialidad, el nácar, y espera pacientemente, a veces hasta 10 años para ver sus resultados: la preciosa perla.

Todo este proceso de la perla nos enseña a nosotros que una de las primeras cosas que debemos hacer en nuestro proceso de transformación interior es que debemos cubrir lo que nos daña, lo que nos hiere, con amor. (1 Pedro 4:8) “Y, ante todo, tened entre vosotros ferviente amor; porque el amor cubrirá multitud de pecados”.

Cubre tu dolor y tus penas con varias capas de amor.Desgraciadamente son pocas las personas que se interesan por hacerlo. La mayoría sólo aprende a cultivar resentimientos dejando sus heridas abiertas; alimentándose con varios tipos de sentimientos pobres e impidiendo por lo tanto, que las heridas cicatricen.

Así, en la práctica vemos que son muchas las “Ostras vacías”, no porque no hayan sido heridas, sino porque no supieron perdonar, comprender y transformar su dolor en AMOR.

Cada muerte en vida es una “perla herida”, pero jamás cicatrizada.Cultiva tu ALMA como si estuvieras cultivando una PERLA.

Anuncios

Una ostra que no fue herida de algún modo no puede producir perlas,porque la perla es una herida cicatrizada. Las perlas son producto del dolor.

Una vez leí esta explicación y el escritor decía que cuando a la ostra se le introduce este cuerpo extraño, ella llora y en ese llanto es que sale el nácar que forma la perla. Me parece tan bonita la similitud,cuando lloramos y pasamos por sufrimiento, se va formando denosotras una linda perla que nos hará más valiosos para Dios.

Acerca Moreiba Cabrera

Moreiba Cabrera, pastora principal de la iglesia Nueva Vida de Madrid. Directora de la extensión de Madrid del Centro de Estudios Superioriores de Teología de Asambleas de Dios CSTAD.

También Revise

Estudios Biblicos.. ¿Dónde están los muertos?

¿Dónde están los muertos?

Estudios Biblicos.. ¿Dónde están los muertos? Muchos inconversos creen que al morir irán al cielo. Muchos dicen que Dios es un Dios de amor, y que no...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *