El rol de la mujer

Estudios Biblicos

Estudios Biblicos.. Texto Biblico: Génesis

Tema: ¿Qué rol le ha dado Dios a la mujer en la Familia?

Vivimos en una época donde intentar de definir el hombre o a la mujer es una completa agresión. Por un lado, tenemos el feminismo de la tercera ola protestando en contra el estereotipo hetero-patriarcal. Cualquier definición de la mujer es “anticuado” y “cultural”. No existe nada como un diseño preestablecido en ambos sexos.

A este grupo también se une el movimiento LGTBQ+. Un grupo que alega que no existe un sexo “definido”. Tú puedes ser hombre o mujer, según tus preferencias. Por tanto, ser hombre o mujer es una “decisión” más que un diseño.

Anuncios

Ahora bien, los cristianos tenemos que estar bien preparados frente a estos argumentos. En primer lugar, porque estas ideologías se están mezclando dentro de la iglesia. El feminismo, de una manera solapada, se ha inmiscuida en la fila de cristianos protestantes. No sólo alegando roles a la mujer dentro de la iglesia, sino también dentro del hogar. Además, muchas son las iglesias “cristianas” cuyos líderes son abiertamente homosexuales.

Sumado a eso, tenemos también el hecho de que ambos movimientos están “persiguiendo” a la iglesia cristiana en todo el mundo, especialmente en occidente. No son pacíficos. Su presión es tan inmensa a nivel social y político, que cada vez más el cristianismo es más acorralado. En algunos países, por ejemplo, es posible perder la patria potestad sobre tus hijos, si les hablas en contra de estas ideologías.

Por eso, en este estudio bíblico, veremos qué rol le ha dado Dios a la mujer dentro de la familia.

El problema del feminismo.

Debemos ser justos. A modo general, podemos decir que la causa de las primeras feministas (las de la primera ola) era justa. Las mujeres habían sido relegadas hasta el punto de que se les creía inútiles, incapaces de hacer ciertas cosas que hacían los hombres. Ellas lucharon para darles los mismos derechos a las mujeres que gozaban los hombres. Entre ellos, el voto, o el derecho a trabajar fuera de casa.

Anuncios

Tampoco podemos negar la existencia del machismo. Esa tendencia del hombre de tratar a la mujer como una esclava, o un objeto para sus mejores placeres. Una tendencia muy arraigada en nuestra sociedad también. Esta lucha es válida, aunque la solución que propusieron no fue la mejor.

Sin embargo, luego de la primera ola, el asunto se volvió diferente. Las feministas actuales no luchan por los derechos de las mujeres, derechos que ya tienen. Antes bien, luchan por imponerse sobre el hombre. Es más, yo diría que buscan la erradicación del hombre. Basta ver los escritos que dejan en las calles después de sus protestas: “Muerte al macho” y cosas similares.

El feminismo, en un sentido estricto, es un machismo aplicado a las mujeres. Tristemente, con esta lucha, las mujeres han perdido el hermoso rol que Dios les ha dado. No solo han perdido su belleza naturalmente externa al peinarse y vestirse como hombres. También han rechazado la belleza interna que Dios les ha dado como mujeres. No solo dañan propiedad pública, no solo reclaman leyes injustas, no solo agreden a los hombres. Su principal problema es que se oponen a la Palabra de Dios, se oponen a su Creador.

Una misma dignidad, una función diferente.

Ahora bien, entremos directamente en materia. ¿Qué dice la Biblia sobre la mujer? Bueno, en primer lugar, tenemos que dejar claro un asunto. El hombre y la mujer son diseños distintos de parte de Dios, y no comparten una misma función. Basta mirarnos al espejo para darnos cuentas que, en nuestro aspecto físico, funcionamiento corporal, e incluso, constitución emocional, somos diferentes. Las feministas lo saben, pero ignoran lo obvio.

 Pero el hecho de que seamos “diferentes” no implica que no tengamos la misma dignidad. El hombre y la mujer son iguales en estima delante de Dios. Ambos fueron diseñados a imagen de Dios (Génesis 1:27). De hecho, es interesante que ese pasaje dice que el ser humano está compuesto de dos diseños: hombre y mujer. Es decir, la mujer es tanto un ser humano como el hombre lo es, y por tanto, tiene la misma dignidad.

Anuncios

Sin embargo, por causa del pecado, eso se desvirtuó (Génesis 3:16). De modo que la humanidad comenzó a despreciar a las mujeres, y los roles se alteraron. Pero Cristo redime la dignidad de la mujer, en Él ya no hay varón ni mujer, todos somos uno en Cristo (Gálatas 3:28).

No obstante, igualdad de dignidad no es lo mismo a igualdad en función. Un jefe y un empleado tienen la misma dignidad ante Dios, pero no comparten la misma función. De la misma manera, es con el varón y la hembra. El hombre fue creado para “gobernar” la creación (Génesis 1:26). Y la mujer para serle de ayuda idónea (2:18-25). Y es ahí donde ambos consiguen su dignidad y valor.

Esto es lo que las feministas no entienden.

>Mensajes de Interés



Acerca Jose R. Hernández

José R. Hernández; educación cristiana: Maestría en Teología. El Pastor Hernández y su esposa nacieron en Cuba, y son ciudadanos de los Estados Unidos de América. El Pastor Hernández y su esposa conocieron a Jesucristo en el año 1994, se integraron a una iglesia cristiana, y fueron bautizados. En el año 1999 fundaron El Nuevo Pacto Corporation e iniciaron la obra del Señor. El Nuevo Pacto Corporation tuvo personería jurídica y fue reconocido por el gobierno federal de los Estados Unidos de América como una institución religiosa no lucrativa. Además de ser el fundador de este ministerio, el Pastor también fue un agente de la policía por veintiséis años y medio; habiendo ascendido al rango de Capitán se jubiló en el año 2008.

También Revise

Estudios Biblicos.. Central de Sermones

Hechos y vivencia

Estudios Biblicos, la vivencia en lo que hemos aprendido en los principios de Dios, es un factor muy determinante para conducir a otros a la perfección

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *