La función de la iglesia

b) Dar buenas nuevas

Esta es en sí la gran comisión de ir por todo el mundo y predicar el evangelio a toda criatura. Y sabemos que el evangelio son buenas nuevas de gran gozo. El mundo entero debe saber que en Jesucristo hay salvación, ese es el mensaje central de nuestra predicación, que Cristo salva. 

Esa es la mejor noticia que una persona puede recibir, por lo tanto no debemos cansarnos de anunciarle al mundo que en Él hay poder para salvación. Demos las buenas noticias a todas las personas, para que cada día se sigan agregando a la iglesia de Jesucristo muchísimas más almas. 

c) Sanar a los quebrantados

Hoy más que nunca sabemos que el mundo tiene necesidad de Dios pues atravesamos momentos difíciles. Pero es también una gran oportunidad de gritar a los cuatro vientos que solamente en Dios hay restauración, que solamente en Dios hay refugio en este momento de angustia. 

Es tiempo que la iglesia se levante y le haga ver al mundo entero que podemos tener paz en este tiempo. Es posible estar atravesando valles de sombra y de muerte pero estar tranquilos sabiendo que nuestro Dios está a nuestro lado. Los corazones del mundo entero necesitan esas buenas noticias, esa sanidad del corazón para que puedan tener paz. 

d) Libertad a los cautivos (Efesios 4:8)

En Jesucristo tenemos libertad. Hay un canto muy hermoso que ilustra cómo es la salvación en una persona, indica que es como estar en cadena perpetua pero se nos dice que somos libres. Eso es lo que Cristo hace en nuestro corazón.

Estábamos cautivos en nuestra vida de pecado, pero vino el Señor y nos dijo que si estábamos cargados y cansados podemos descansar en Él. El pecado nos gobernaba así como hay millones de personas hoy en día, pero debemos anunciar que la verdadera libertad está en Dios.

e) Vista a los ciegos

Antes de venir a Cristo estábamos ciegos, pues no podíamos ver la salvación de Cristo. Pero nuestros ojos fueron abiertos por el poder de la palabra y ahora podemos ver claramente cómo Dios actúa en las personas. 

Una persona que no puede ver por donde camina caerá, necesita la luz para poder ver el camino y transitar con tranquilidad por la senda. Por eso debemos traer esa libertad a las personas. Como iglesia de Cristo es nuestra obligación brillar como la luz que Dios nos ha hecho para que la gente pueda ver. Debemos mostrar a Cristo para que vengan al conocimiento de la verdad y tengan salvación.

f) Libertad a los oprimidos

La gente necesita de Dios. No demos por sentado que las personas están bien en su mundo sin interesarnos por esas almas que no tienen a Cristo en sus corazones. Como iglesia de Dios hemos sido llamados a dar libertad a los oprimidos.

La libertad que el mundo necesita está en Cristo, llevemos pues a Cristo a cada una de las personas de este mundo para que puedan ser libres de las cadenas del pecado y puedan ver la luz de Dios en sus corazones. Hoy más que nunca el mundo necesita a Dios.

Conclusión

La biblia no fue escrita en otro mundo, en este mundo vivieron esas personas que alcanzaron gran renombre en las escrituras. Esas personas no eran especiales por sí mismas, sino que dejaron que Dios se glorificara a través de ellos dejando que Él los usara.

Como iglesia de Jesucristo hemos sido llamados a cumplir con la gran comisión, pero como parte del cuerpo de Jesucristo somos llamados a mostrar esa obra salvadora que nuestro Señor consiguió. Cristo es la cabeza y todos los que formamos su iglesia somos el cuerpo. 

Dios nos ha llamado a ser una iglesia ungida con Su poder, nos ha enviado a predicar este mensaje de salvación a toda criatura alrededor del mundo, nos ha llamado Dios a sanar, a libertar, a dar vista. En Dios haremos proezas, en Dios cumpliremos con esa labor que nuestro Señor nos ha dejado. 

Pero es necesario que la verdadera iglesia de Dios se levante con poder a mostrarle al mundo que aún en este tiempo difícil hay salvación, hay esperanza, hay paz. Eso es lo que el mundo necesita escuchar, las buenas nuevas de salvación a través del evangelio de Jesucristo.

© Mauricio Alvarez. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Estudios Biblicos

Acerca Mauricio Alvarez

Siervo de Jesucristo desde 1,999, amante de la palabra de Dios. El Señor me ha concedido servir con jóvenes y posteriormente con Escuela Dominical. Predicador de un Dios vivo a quien damos toda la gloria.

También Revise

Estudios Biblicos.. Epístola a los Hebreos

Epístola a los Hebreos – Parte VII

Estudios Bíblicos.. El Sacerdocio de Melquisedec; veamos las características de este sacerdote que vino muchos años antes que se consagrara una orden para...