Una verdadera revolución

Estudios Bíblicos

Prédica de Hoy: Lo que es de Dios (Una verdadera revolución)

Estudios Bíblicos Lectura Bíblica de Hoy: Marcos 12:13-17

Introducción

Quisiera que te imagines que vives en el imperio romano de manera específica estás en Roma 70 años A.C. Sales de viaje y a lo lejos ves una figura extraña, no sabes que es, pero al acercarte te das cuenta que es un hombre crucificado junto al camino.

Ya tiene varios días de descomposición, ya las aves y animales han iniciado a comerse los restos, que ya se ve terrible o terrorífico, y huele horrible, y pasas eso junto a tu familia y luego 20 metros después ves otra cruz, luego de 20 metros más ves otra cruz. Alzas tu mirada y te das cuenta que a una gran distancia sigue lo mismo, que por 200 km hay hombres crucificados de esta forma.

Este es el resultado de lo que se conoce en la historia Romana como LA TERCERA GUERRA CERVIL. Fue una guerra entre gladiadores, esclavos y el imperio Romano, el gladiador que comando o lideró todo esto fue Espartaco, fue un figura muy conocida, él vivía en una ciudad llamada Capua.

Mato a sus dueños e inició un grupo guerrillero, a este movimiento se empezó a sumar cada día más personas y agarró mucha fama hasta que lo conocieron como el libertador, que si querías liberarte del imperio Romano y sacarte de las garras romanas, tenias que ir a CAPUA.

Espartaco reunió 120.000 personas en un ejército para luchar por la independencia de CAPUA, y cuando llegó el ejército Romano los aplastó y lo que hicieron para comunicar a todos o intimidarlos es que en los 200 km que existe de Roma a CAPUA crucificaron en un día a 6000 hombres.

Eso es para que si tu salías de Roma algún día vieras esto y pienses que si estás bajo el yugo de Roma, ni se te ocurra intentar escapar, porque esto es lo que le sucede a las personas que se rebelan contra el imperio.

La revolución – Los Judíos

Adelantemos la historia unos 100 años y vemos a un grupo de personas llamados los Judíos, que estaban listos para hacer exactamente lo mismo que hace 100 años intentó Espartaco.

Estaban reuniendo fuerzas, empezando pequeñas guerrillas, estaban esperando algo, esperaban un figura judía que se llamaba EL MESÍAS. Para nosotros pensar en el Mesías inmediatamente es una figura  religiosa, pero para los Judíos el Mesías era una figura política y militar. Esperan a un hombre que les ayude a tomar armas, a organizar un ejército y a ir en contra de Roma.

Por ese motivo es que cuando Jesús llega toda la gente empieza a gritar Hosana. Pra nosotros decir hosanna es como una alabanza, pero para ellos o literalmente significa libéranos o sálvanos, El que viene es el hijo de David y recuerde que están hablando de un linaje Guerrero y que viene será el próximo rey.

Es decir para ellos estaban gritando bienvenido llegó nuestro nuevo rey llegó nuestro libertador, llegó nuestro nuevo comandante para los ejércitos y estamos listos para derribar a los romanos, ellos creían que esa era la manera de liberarse de la opresión Romana.

Treinta años después se animaron los judíos a realizar su revolución, y fueron aplastados. Hay una fortaleza que se llama Masada que es la última fortaleza en donde estuvieron y se suicidaron 1000 Judíos porque sabían que habían perdido la guerra.

Josefo uno de los historiadores antiguos y contemporáneos de esa etapa dijo que los romanos mataron a un millón de Judíos. Obviamente esos números están inflados pero si 100.000 tal vez es más real.

Ese era el precio de intentar revelarte en contra de Roma, y esa es la tensión que había cuando Jesús entra a Israel y la gente le queda viendo cómo está figura de un revolucionario, un Milton Reyes, alguien que va a tener su grupo de aliados para ir en contra d Roma.

¿Sabes porque los Judíos querían liberarse del imperio Romano?

La razón principal eran los impuestos, los Judíos tenían que pagar 23% de sus ingresos a la instrucción religiosa. Muchas personas creen que es 10% por lo del diezmo, pero los Judíos daban tres diezmos:

  • Uno para el templo
  • Uno para los levitas
  • Otro cada 3 años para los pobres.

Si tu eras judío, de entrada el 23% iba a la institución religiosa, y después de esto tenias que pagar impuestos a Roma. Y el problema también era que Roma había crecido rapidísimo y no tenían una institución a cargo de esto.

No tenían al SRI (servicio de rentas internas), lo que hacían es contratar a personas y les daban un sector a cada uno, les ponían una tarifa base y está persona podía ir con el respaldo del ejército Romano y pedirle la cantidad que sea a cualquier persona.

No había un valor determinado o porcentaje, no había un 20%,30% o 40%, simplemente era ver cuánto tienes y veré cuánto te puedo quitar. De esa manera cumplieron con su cuota y ellos se quedaron con el excedente. Que corrupción que existía porque estas personas viciosas y avaros con el apoyo del ejército romano dejaban a los judíos en bancarrota, de donde era Jesús que era un pueblo pesquero esto es Galilea.

Después que entraron los romanos devastado totalmente el comercio porque los judíos no podían pagar estos impuestos. Esto era una explotación tan grande que llegaron al punto de decidir que prefieren morir a seguir siendo oprimidos por Roma.

Jesús como líder de la revolución

Es decir estaban listos a tomar las armas, estaban listos para hacerlo con Jesús como líder, y es en ese contexto en que los fariseos le preguntan a Jesús si debemos o no pagar los impuestos a Roma.

Te das cuenta de lo difícil y lo complicado que es eso que de repente pensábamos que era una simple pregunta civil o sacada del bolsillo para sorprender. ¿Es importante que como cristianos paguemos nuestros impuestos que hagamos nuestras declaraciones ante el SRI, que estemos al día con impuestos?

La respuesta es sencilla y si hay que cumplir porque es nuestro deber como ciudadanos. Pero la pregunta va mucho más allá de saber si cumplimos con lo con nuestras obligaciones civiles. La pregunta es más complicada que teníamos que insisten en que Jesús responda cual debe ser nuestra actitud frente a este imperio maligno opresivo corrupto e injusto, apoyamos o nos revelamos ese es el contexto real en que se hace la pregunta.

La revolución y los impuestos

“Después los ancianos enviaron a algunos fariseos y partidarios de Herodes para hacer que Jesús cayera en la trampa de decir algo por lo cual pudiera ser arrestado. 14 —Maestro —dijeron—, sabemos lo honesto que eres. Eres imparcial y no tienes favoritismos. Enseñas con verdad el camino de Dios. Ahora dinos, ¿es correcto que paguemos impuestos al César o no?” verss. 13-14

Odio ver la forma como los fariseos hablan con Jesús. Recuerda que ellos están intentando matarle, están celosos de él y envidiosos. Y mira como se acercan, ganándole diciéndole: maestro sabio; diciendo que es honesto e imparcial. Eso es el cinismo y la hipocresía en su más alto nivel.

Creo que nosotros también debemos tener cuidado con las personas, porque no todos los que te halagan lo hacen con el deseo de elevarte o de honrarte. Sino también el deseo de inflarte para después destruirte, y esa es la actitud que tienen los fariseos.

Hay un pastor que decía: a mí me preocupa más los que hablan bien de mí que los que hablan mal de mí. Creo que de repente debemos tener esa cautela, porque no toda la gente que te critica lo hace con el afán de destruir.

Pero también no todas las personas que te lo hagan lo hacen con el afán de bendecir. Hay personas que te pueden halagar pero lo están haciendo con una raíz de envidia, o de amargura y de celos, y cuando lo hacen no están haciendo para honrarte sino para inflarte y con el objetivo de mañana destruirte.

¿Sabes qué? Cuando te critican es doloroso y difícil, pero es más fácil recuperarte de la crítica porque te humillas, y dice la palabra que Dios exalta al que se humilla (Mateo 23:12). Así que es más fácil eso, pero no es tan fácil levantarse del alago porque enaltece y Dios rechaza al orgulloso (Santiago 4:6); por eso ten mucho cuidado.

Ten mucho cuidado; no dejes que la crítica te destruya pero tampoco dejes que los halagos te inflen, porque no sabes de qué lugar están saliendo esos halagos. Y en este texto estamos viendo que esos halagos salen de lo más podrido del corazón de los fariseos. Es puro sarcasmo y pura hipocresía, por eso le preguntan que hacemos pagamos los impuestos a los romanos o no.

“¿Debemos o no pagarlos? Jesús se dio cuenta de su hipocresía y dijo:—¿Por qué intentan atraparme? Muéstrenme una moneda romana, y les diré.” vers. 15

Lo que los fariseos quieren es provocar a Jesús para que diga algo y que lo maten. Porque si Jesús decía que no paguen los impuestos, ¿tú crees que Roma iba a perdonar o soportar eso?

Si un líder religioso decía que no paguen el impuesto a Roma, enseguida lo mataban, y mira que están en la fiesta de la Pascua. Jesús está allí rodeado de mucha gente religiosa y devota, recuerda que Jerusalén tenía una población de más 100,000 personas. Pero en estas fiestas por lo menos estarán unas 2 millones de personas. Así que imagínate, todo eso podía haber sido usado por Jesús para levantar a esas personas.

Si Jesús dice que si pague impuestos a Roma la gente hubiera reclamado y hubiera dicho qué clase de líderes eres y le hubiesen Linchado. Es decir, si Jesús decía que no lo mataban los romanos, y si decía que si lo mataban los Judíos.

Es tanta la tensión que hay en ese momento que podríamos decir que es un jaque mate, pues ¿qué puede decir Jesús allí? Si se queda callado va a comunicar inseguridad, y las personas podrían decir: pero eso es una pregunta básica podría haber respondido.

Esto me indica que la gente que quiere hacer el mal es muy creativa. Penso que de todas las trampas que le tendieron a Jesús esta es la más peligrosa. Es la que más fácil pudo haber matado a Jesús y Jesús les responde: dame una moneda.

¿A quién pertenecen la imagen y el título grabados en la moneda?

“Cuando se la dieron, les preguntó:—¿A quién pertenecen la imagen y el título grabados en la moneda?—Al César —contestaron. 17 —Bien —dijo Jesús—, entonces den al César lo que pertenece al César y den a Dios lo que pertenece a Dios. Su respuesta los dejó totalmente asombrados. verss. 16-17

Jesús les está preguntando con la moneda en la mano de quién es la inscripción la imagen que está en la moneda. En ese momento les está llevando más allá de una pregunta de impuestos, porque no dice bueno entonces paga tus impuestos.

El resalta en su pregunta ¿quién es el que está grabado en la moneda y que inscripción tiene la moneda? Para los judíos, y sobre recuerda el odio que ellos tenían a Roma, ya que los judíos ni siquiera usaban las monedas romanas porque los mandamientos dice que no puedes tener una imagen de nada en el cielo ni en la tierra, y lo peor que podía decir allí era tener la imagen de un hombre.

Entonces no es solamente la imagen del César que iba en contra de su religión, porque también decía en la moneda PONTIFO MAXIMO, que significa sumo sacerdote. Porque Roma no sólo era un imperio, era una religión, Jupiter era su Dios máximo y el emperador Romano era la máxima figura religiosa. El el decía soy el sumo sacerdote, y como 50 años antes de Jesús le agregaron una nueva inscripción en la parte inferior de la leonesa que decía HIJO DE DIOS.

¿Tú crees que los Judíos iban a usar estas monedas, lo blasfemo es que tener eso en su mano o su bolsillo una imagen grabada que dice que es el hijo de Dios? Mucha gente cree que se trata el tema simplemente de los impuestos, entonces hay que pagar y ya, pero es más que eso.

La pregunta es: ¿como respondemos a un gobierno regresivo, como respondemos a la maldad, ante líderes abusivos de su poder, como responder hacia injusticia, (lo bueno que en nuestro país no hay eso así que no aplica… ironía)?

¿A qué nos está invitando Jesús a hacer cuando vemos esto? Él nos dice, no se revelen, no lo resistan, denle a César lo que es de César. ¿Qué significa esto? Que el cambio verdadero no consiste en resistir a los líderes malos.

La voz de la revolución

Sé que la voz de la revolución es eso; esa voz te dice: ármate, prepárate, defiéndete, véngate, violencia que eso es lo que libera al pueblo. Jesús dice no, ese no es el camino lo que trae libertad.

No es resistencia, no son marchas, no son protestas, no son firmas, pero si eso es lo tuyo adelante porque todos tenemos el derecho constitucional de focalizar y proyectar nuestras inconformidades que tampoco estoy diciendo que eso es malo.

Pero muchas personas creen que ese es el camino el cambio pero no lo es. La resistencia el enojo, la furia, la ira la venganza, eso no es lo que cambia a un país. Mira dice Jesús eso es una moneda entonces den al Caesar, pero dale a Dios lo que es de Dios.

Qué es lo profundo que está diciendo Jesús, qué es la imagen que está grabada en la moneda es la del César, así que mírate ahora tú en el espejo dime qué imagen o que semejanza tienes grabado tú.

La biblia dice que el hombre ha sido creado a imagen y en semejanza de Dios, lo que Jesús está diciendo esa moneda dale al César que no te importe tu cumple con eso, pero lo importante no es si le das a César lo que es de César. Lo verdaderamente importante es que estás haciendo tú con lo que es de Dios, que estás haciendo con tu cuerpo que a Dios le pertenece.

El cambio verdadero no sucede cuando resistimos la maldad, sino cuando renovamos nuestra humanidad. Es decir cuando regresamos al orden original que Dios tenía para nosotros porque nos creó a su imagen y semejanza con el fin y propósito de reflejar su amor su dulzura su cariño su justicia al mundo.

  • Es regresar a esa imagen,
  • no es rebelión es renovación,
  • no es odiar lo malo es amar lo bueno
  • no es frustrarnos por la corrupción que hay en los gobiernos o instituciones si no inspirarnos para vivir con rectitud aquí, si suficientes personas lo creen no viven y lo hacen ahí es cuando se produce un cambio.

Martín Luter Kin Jr. dijo: la oscuridad no saca la oscuridad, el odio no saca el odio. La forma en que pensemos la solución para la maldad, no es regresando ese mismo tipo de actitud de rencor y odio.

Hay un mejor camino y ese es mirándome al espejo y decir fui creado en imagen y semejanza de Dios para ser portador de su gloria, y si todo es de él por él y para él, entonces a él sea la gloria por los siglos de los siglos el cambio no inicia afuera el cambio inicia adentro.

El cambio inicia cuando renovamos nuestro corazón y dejamos que Jesucristo provoque un cambio real en nuestras vidas, qué fácil es acusar en las redes, en las marchas, en los noticieros y decir que ellos tienen la culpa.

Lo que Jesús nos invita hoy es a analizar y decir: ¿estoy viviendo como Dios manda ?¿Estoy reflejando el carácter y la naturaleza de Dios? Jesús dijo no que resistas al malo, sino, el que te golpee la mejilla pon también la otra (Lucas 6:29). Y ese es el versículo menos popular de la biblia.

Hay personas que piensan que este versículo es que si alguien te cachetea dejes que te den otro, o que si alguien te choqué el carro y te da un golpe tienes que decir mira golpe acá también, y no es nada de eso.

No resistir al malo es no solamente que si alguien te da un golpe en una mejilla dar la otra, que si alguien te pide que lleve su capa una milla llevar las dos. Ahí nos dice cuál es el contexto porque los soldados romanos podían pedir por ley a quien sea que le den llevando sus cosas.

Lo que Jesús te dice cuando llegue el sistema opresivo e intenten abusar de ti, e intenten humillarte y te quiera tratar como un animal, así que después de una milla mírale a los ojos y dile yo soy más fuerte de lo que tú crees, soy más grande que tú soy más fuerte que tú soy mejor persona estoy mejor plantado que tú.

Cuándo un soldado romano le humilla, un joven fuerte pues tienes dos opciones naturales:

  • Se la regresas y te vengas te encarcelan y te matan.
  • Llenarte de temor por ende bajar la cabeza

Jesús me presenta una tercera opción

Te paras firme, le ves los ojos y no te mueves, y le dices no tengo miedo porque soy más hombre que tú, porque no tengo que vengarme para sentirme más seguro de mi mismo, no tengo que huir porque sé que no tengo que mostrar temor.

Puedes demostrar valentía firmeza y decir aquí estoy parado, y si quieres golpearme otra vez hazlo, pero no voy a huir y no te lo voy a regresar porque soy más grande que tú.

¿Será que la forma que mostramos en nuestro diario vivir es la verdadera revolución?

Es decir que hay algo en nosotros que es más grande que la maldad que hay afuera. Hy un propósito más grande que la corrupción, hay algo en nosotros más hermoso que todas las tinieblas que hay allá afuera.

Y cuando las reconectamos con el propósito divino, y cuando recordamos que por toda la imagen de Dios y le damos a Dios lo que le corresponde a Dios, recién iniciamos la verdadera revolución que no es con armas, ni con sangre, sino con servicio amor y hermosura que realmente transforma desde la raíz a un pueblo y a una nación.

Dale al César lo que es de César pero primero darle a Dios lo que es de Dios.

Doscientos años antes de esto había una pequeña revolución. Todavía no estaban los romanos había otro imperio. Los judíos intentaron liberarse de ese imperio  y el eslogan de la revolución era: darle a los paganos lo que le pertenece a los paganos.

Y hay algunos historiadores que dicen que Jesús copió esa frase o que tiene un doble sentido lo que estás diciendo quieres fregarle al César quieres dar en la cabeza del César quieres mostrarle al César que tú no te sientes intimidado de por quién es El.

Entonces darle a Dios lo que es de Dios vive con ese propósito vive con esa intencionalidad, eso será como un limón en las heridas de tus opresores, ya que cuando ellos intentan aplastarte tú te levantas y dices soy más fuerte y no me vas a oprimir y no me vas a encasillar y no me vas a limitar porque Dios me ha dado visión propósito y fuerzas para seguir, ya que aquí, en mi, portó algo que es más grande que tú, es la imagen de Dios.

La verdadera revolución inicia cuando tú y yo recuperamos nuestra verdadera humanidad.

© Franklin Riera. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones .. Estudios Biblicos

Acerca Franklin Riera

Franklin Riera
Pastor de la Iglesia del Pacto Evangélico del Ecuador por casi 20 años actualmente estoy radicado en la ciudad de Ibarra. Representante de las Iglesias del Pacto en Ecuador.

También Revise

Estudios Biblicos - Bautismo en Agua

Los tres bautismos

Estudios Bíblicos - El bautismo en agua es una de las dos ordenanzas descritas en la biblia para la iglesia, la otra ordenanza es la de participar de la santa..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *